Nuevas recetas

El helado de Jeni ha encontrado la fuente de la listeria; Pronto reanudará la producción

El helado de Jeni ha encontrado la fuente de la listeria; Pronto reanudará la producción

Estamos ansiosos por volver a tener en nuestras manos un helado (sin listeria).

El pánico del helado de listeria está comenzando a calmarse. Después de dos importantes empresas independientes de helados, Blue Bell y Jeni's, retiradas totales emitidas de su helado debido a los sustos de la listeria, Jeni's ha descubierto la "pistola humeante" en relación con el problema de la listeria de su helado: una pieza de equipo.

Según el director ejecutivo de Jeni, John Lowe, una prueba de hisopo encontró listeria en un pico de una de las máquinas en la sala de producción. La máquina no se usó para llenar sus cubos de helado, y es posible que la listeria no haya entrado en contacto con el producto real, pero, no obstante, Jeni's está reemplazando la máquina y gastando $ 200,000 para reelaborar toda la cocina para que sea más difícil para los patógenos. entrar en contacto con el equipo. El helado de Jeni volverá a producirse pronto.

Además de la renovación de la cocina, Jeni's está implementando un agresivo programa de muestreo y pruebas ambientales para realizar pruebas de manera más efectiva en busca de listeria y otros patógenos. Además, la compañía láctea revisará sus procedimientos operativos estándar y de seguridad actuales para ir más allá de las pautas mínimas de la FDA.

“Los planes que tenemos para remodelar nuestra cocina, junto con procedimientos operativos estándar mejorados que van más allá de las pautas federales y estatales, nos permitirán fabricar helados de la calidad por la que somos conocidos, de la manera más segura posible”, dijo Lowe. . "Tenemos la esperanza de poder reanudar la producción de helados en un futuro muy cercano".


El multimillonario de Texas realiza una inversión & # 8220 significativa & # 8221 para ayudar a traer de vuelta el helado Blue Bell

Gracias por visitar Consumerist.com. A partir de octubre de 2017, Consumerist ya no produce contenido nuevo, pero siéntase libre de navegar por nuestros archivos. Aquí puede encontrar artículos de 12 años sobre todo, desde cómo evitar estafas poco fiables hasta cómo escribir una carta de queja eficaz. Vea algunos de nuestros grandes éxitos a continuación, explore las categorías enumeradas en el lado izquierdo de la página o diríjase a CR.org para ver calificaciones, reseñas y noticias para el consumidor.

El multimillonario de Texas realiza una inversión & # 8220 significativa & # 8221 para ayudar a traer de vuelta el helado Blue Bell

Los fanáticos del helado Blue Bell que han estado viviendo sin las cosas después de que la compañía se vio obligada a cerrar la producción seguramente estarán encantados de saber que la salvación del postre podría estar cerca: Blue Bell Creameries dice que un multimillonario de Texas ha ganado un & # 8220significativo & # 8221 inversión en la empresa, algo que podría ayudarla a que sus productos vuelvan a estar en los estantes de los congeladores.

El empresario de Fort Worth, Sid Bass, es ahora socio de la empresa, según un comunicado de prensa de Blue Bell.

“Nos complace que Sid Bass haya realizado una inversión significativa en nuestra empresa. El capital adicional garantizará el regreso exitoso de nuestro helado al mercado ya nuestros clientes leales ”, dijo Paul Kruse, CEO y Presidente de Blue Bell.

Blue Bell retiró todos sus productos el 20 de abril y cerró todas las operaciones mientras investigaba un brote de listeria. Aunque los Centros para el Control de Enfermedades concluyeron su investigación sobre la empresa en junio, Blue Bell todavía no ha podido reanudar la producción de helados.

Sin embargo, la compañía anunció recientemente que estaba progresando con un plan para realizar una prueba en su planta de Alabama pronto.

Bass es & # 8220activo en los negocios familiares de petróleo y gas y negro de humo, & # 8221, señala el comunicado de prensa, y ha tenido un historial en la gestión de inversiones a largo plazo.

"Estamos emocionados de ser parte de la marca y la familia Blue Bell", comentó Bass. “Blue Bell es el líder en calidad en la industria de los helados. Creemos que la calidad es el atributo principal que garantiza el éxito, el crecimiento y la longevidad de una empresa ".

Esperemos que el regreso de Blue Bell obligue a los fanáticos que están acumulando el helado potencialmente contaminado en sus congeladores a tirar finalmente esas cosas.

¿Quieres más noticias para el consumidor? Visite nuestra organización matriz, Informes de los consumidores, para conocer lo último sobre estafas, retiradas del mercado y otros problemas de los consumidores.


Blue Bell retira del mercado un helado por preocupaciones sobre la listeria

BRENHAM, Texas (AP) y mdash Blue Bell Creameries, con sede en Texas, emitió un retiro voluntario el lunes por la noche de todos sus productos en el mercado después de que dos muestras de helado de masa de galleta con chispas de chocolate dieron positivo en listeria, una bacteria potencialmente mortal.

La compañía & # 8220 no puede decir con certeza & # 8221 cómo se introdujo la bacteria en sus instalaciones, dijo el director ejecutivo de Blue Bell & # 8217, Paul Kruse, en un comunicado. Blue Bell emitió el retiro que incluye helado, yogur helado, sorbete y bocadillos congelados distribuidos en 23 estados y ubicaciones internacionales porque otros productos & # 8220 tienen el potencial de estar contaminados & # 8221 según el comunicado.

"Estamos comprometidos a hacer lo correcto al 100 por ciento, y la mejor manera de hacerlo es sacar todos nuestros productos del mercado hasta que podamos estar seguros de que todos son seguros", dijo Kruse.

El primer retiro del mercado de la lechería familiar y los 108 años de historia # 8217 se emitió el mes pasado después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Vincularan el helado contaminado con listeria con tres muertes en un hospital de Kansas. Otras cinco personas en Kansas y Texas enfermaron de listeriosis, que puede causar fiebre, dolores musculares y síntomas gastrointestinales.

La enfermedad se rastreó a una línea de producción en Brenham, Texas, y luego a una segunda línea en Broken Arrow, Oklahoma. Las muestras contaminadas más recientemente se descubrieron a través de un programa de pruebas que la compañía inició después de su primer retiro del mercado, según el comunicado.

El retiro del lunes & # 8217 se extiende a los puntos de venta en Alabama, Arizona, Arkansas, Colorado, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Kansas, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Nevada, Nuevo México, Carolina del Norte, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Virginia, Wyoming y ubicaciones internacionales.

La instalación de fabricación en Oklahoma, donde se suspendieron las operaciones a principios de este mes para la desinfección, permanecerá cerrada mientras Blue Bell continúa investigando la fuente de la bacteria, según el comunicado.

Blue Bell está implementando un proceso para probar todos sus productos antes de lanzarlos al mercado, con planes para reanudar la distribución limitada pronto.

La compañía dijo que también está expandiendo su sistema de limpieza y desinfección, reforzando la capacitación de sus empleados, expandiendo su sistema de hisopado en un 800 por ciento para incluir más superficies y enviando muestras diarias a un laboratorio de microbiología para su análisis.

La listeria afecta principalmente a las mujeres embarazadas y sus recién nacidos, los adultos mayores y las personas con el sistema inmunológico debilitado por el cáncer, los tratamientos contra el cáncer u otras afecciones graves.

Para obtener más información sobre el retiro, visite Blue Bell en línea.

(& copy Copyright 2015 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido).


Viernes, 24 de julio de 2015

Mira las señales.

Hace unos meses me pidieron que participara en un proyecto de arte local llamado Sign Your Art. Este proyecto se extiende por buena parte de Columbus en postes de señalización con mosaicos realizados por 64 artistas locales de todos los medios junto con miembros de la comunidad. Mucha gente hizo sus propios azulejos en el Columbus Arts Festival.

Mi idea tomó forma rápidamente, formar el arte requirió un poco de capacidad de impresión / modelado que completó mi hábil Esposa. Las palabras son todas mías.

La baldosa en la que está mi trabajo se puede ver en un letrero frente a 601 Chase Ave., en el lado norte de la ciudad.

Aquí hay un enlace a donde se encuentra todo el trabajo. Columbus Makes Art y los 64 artistas que participaron. Firma tu arte.

Felicitaciones a Stephanie Rond y Catherine Bell Smith, quienes hicieron el trabajo duro con esta increíble instalación.


Sábado, 17 de mayo de 2008

Intoxicación alimentaria en todo el mundo - Edición del 17 de mayo

Los incidentes se han ido acumulando en los últimos días, por lo que es hora de otra etapa de nuestra gira mundial.

Malasia
Los estudiantes del Instituto Nacional de Capacitación para Jóvenes en Pagoh sufrieron lo que se describió como un caso leve de intoxicación alimentaria la semana pasada. Según un informe del 16 de mayo en The New Straits Times, 100 aprendices en el Instituto se quejaron de dolor de estómago en medio de la noche. Los estudiantes, a quienes se les dijo que descansaran, habían comido fideos, Nasi Lemak, pollo al curry y una variedad de verduras en el comedor del Instituto. Las autoridades sanitarias están investigando el origen del brote, pero se permitió que la cantina permaneciera abierta.

La Agencia Nacional de Noticias de Malasia informó el mismo día que 289 aprendices del Institut Kemahiran Belia Negara (Instituto Nacional de Capacitación para Jóvenes de Malasia) en Pagoh se quejaron de dolores de estómago y diarrea. El funcionario principal de salud del distrito sugirió que el pollo al curry podría haber sido la fuente del brote de intoxicación alimentaria. El comedor del Instituto ha estado cerrado, según este informe, durante 2 semanas para permitir una limpieza a fondo.

Nanjangud, India
Se culpa a una comida preparada por un brote de intoxicación alimentaria que afectó a 150 empleados & # 8211 incluidos 4 ejecutivos & # 8211 de una fábrica textil. Los empleados sufrían de vómitos y diarrea. Varios de los empleados fueron hospitalizados y se informa que tres se encuentran en estado crítico.

Jaipur, India
Se cree que los restos de comida son responsables de un brote de intoxicación alimentaria en la aldea de Dausa. Al menos 46 personas fueron hospitalizadas & # 8211 15 de las en estado crítico & # 8211 con síntomas que incluían dolores de estómago, diarrea y vómitos. Las víctimas habían recibido restos de comida de un festival religioso que se había celebrado el día anterior. La comida se había guardado durante la noche sin refrigeración.

Ekaterimburgo, Rusia
Diecinueve asistentes, incluidos 17 niños, en el festival "La Tierra es nuestra casa común" sufrieron gastroenteritis aguda mientras asistían a la gala de clausura. Los niños fueron hospitalizados, pero se encuentran en condiciones satisfactorias.

Mahottari, Nepal
Tres miembros de una familia murieron después de comer alimentos que habían sido preparados con ghee vanaspati de 2 años, una grasa vegetal hidrogenada. Otras siete personas que compartieron la comida también enfermaron, pero se están recuperando.

Condado de Shelby, Texas, EE. UU.
Más de 70 asistentes a un evento de recaudación de fondos el 2 de mayo en Center, Texas (Condado de Shelby) se infectaron con Salmonella como resultado de comer helado casero. Una de las víctimas fue hospitalizada con insuficiencia renal como resultado de la infección por Salmonella, pero desde entonces se ha recuperado.

Princeton, Nueva Jersey, EE. UU.
El recuento de víctimas en la Universidad de Princeton ha aumentado a 28 personas & # 8211 20 estudiantes y 8 miembros del personal. La salmonela es la culpable, pero la fuente del brote aún no se ha determinado. Un lugar de comida ha sido "asociado" con el brote y ha sido cerrado.

La comida preparada, la comida rancia y los eventos públicos son temas comunes en muchos de los brotes que visitamos en todo el mundo. Siempre es aconsejable estar consciente de la posibilidad de contaminación cuando las manos de un extraño preparan los alimentos que comemos.

Carne de res y recortes de res retirados del mercado por una empresa de Illinois

JSM Meat Holdings, una empresa de Chicago (USDA Est. 6872), ha retirado del mercado una cantidad indeterminada de res y recortes de res envasados ​​a granel que pueden estar contaminados con E. coli O157: H7. La carne se distribuyó para su posterior procesamiento a establecimientos en Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Massachusetts, Michigan, Missouri, Nebraska, Pennsylvania y Wisconsin.

La contaminación fue detectada por el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del USDA. El FSIS no tiene conocimiento de ninguna enfermedad asociada con esta carne.

E. coli O157: H7 produce colitis hemorrágica. Los síntomas incluyen calambres severos y diarrea acuosa, que se vuelve sanguinolenta. La enfermedad es especialmente peligrosa para los niños, que pueden desarrollar un síndrome mortal conocido como síndrome urémico hemolítico o SUH. Aproximadamente el 5-10% de los niños infectados pueden desarrollar SUH, que puede ser fatal en el 5-10% de sus víctimas.

Si vive en uno de los estados a los que se envió este producto, consulte con su minorista antes de comprar carne molida reempaquetada. Si algún miembro de la familia experimenta síntomas de gastroenteritis entre 1 y 7 días después de haber comido una hamburguesa, consulte a su médico de cabecera de inmediato.

Recuerde manipular la carne cruda con cuidado para evitar contaminar la cocina. Después de preparar carnes crudas, limpie su encimera y lave bien todos los utensilios que tocaron la carne cruda con agua caliente y jabón. Y lávate las manos con cuidado. Cocine las hamburguesas y otros platos de carne molida (como el pastel de carne) hasta que la carne esté bien cocida (160ºF en un termómetro para carnes).


Los acuerdos de Blue Bell sobre listeria pueden presagiar cambios regulatorios y de la industria

1 de 11 El exterior de Blue Bell Creameries se muestra el martes 21 de abril de 2015 en Brenham. Blue Bell está retirando todos sus productos de los estantes después de que más muestras de helado dieron positivo a Listeria, luego de un "programa de muestreo mejorado" que encontró contenedores de medio galón de helado de masa de galleta con chispas de chocolate producido el 17 y 27 de marzo que contenían el bacterias. (Brett Coomer / Houston Chronicle) Brett Coomer / Staff Mostrar más Mostrar menos

2 de 11 Todo lo que necesita saber sobre el brote de listeria de Blue Bell

3 de 11 ¿Qué se ha recordado?

4 de 11 Tengo productos Blue Bell en mi casa. ¿Qué tengo que hacer?

5 de 11 ¿Qué es la listeria?

6 de 11 ¿Cuales son los sintomas?

7 de 11 ¿Estoy en riesgo?

8 de 11 ¿Cómo pasó esto?

9 de 11 ¿Cómo puedo protegerme contra la listeria?

10 de 11 ¿Por qué la listeria es tan mortal?

11 de 11 ¿Ha habido otros retiros recientes debido a la listeria?

Funcionarios de salud de Texas y Oklahoma anunciaron el jueves una serie de pruebas y otras medidas que Blue Bell acordó tomar para garantizar que su helado sea seguro antes de que pueda vender productos de plantas en esos estados.

Los acuerdos representan una flexión del músculo regulatorio tras la revelación de que Blue Bell, a través de sus propias pruebas, sabía sobre la listeria en pisos y tarimas ya en 2013, pero no extendió las pruebas de listeria a sus líneas de producción. Los reguladores dijeron que no sabían eso hasta que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Visitó las plantas este año después de un brote con muertes de pacientes en hospitales en Kansas y enfermedades en varios estados.

A pesar de infracciones menores como un cubo de trapeador sucio, los inspectores de Texas le habían dado a Blue Bell informes brillantes en visitas anteriores. Solo cuando la FDA respondió al brote, los inspectores federales notaron que la condensación goteaba en las pintas de helado y que los programas de saneamiento estaban fallando.

Es inusual que los departamentos de salud estatales celebren este tipo de acuerdo con un productor. Y los anunciados el jueves marcan una desviación extraordinaria de las rutinas de prueba tanto para la compañía como para los estados. Normalmente no buscan listeria en el helado terminado, pero ahora lo harán.

"Esta fue una circunstancia especial", dijo la portavoz del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas, Carrie Williams, al describir el acuerdo en un correo electrónico. "Blue Bell ha sido muy cooperativo, pero queríamos ser firmes y claros en nuestros requisitos. Autorizamos y regulamos a la empresa y los exigiremos.

"Si no cumplen, y no tenemos indicios de que no lo harán, podríamos usar nuestros poderes regulatorios para detener el producto, emitir una orden de cese y desistir o suspender la licencia".

Si bien los acuerdos muestran que los estados están tomando medidas, incluso mientras continúa la investigación del brote, también fueron una demostración de los esfuerzos de la compañía para recuperar la confianza del público.

Blue Bell calificó los acuerdos de voluntarios. Después de firmar el acuerdo por primera vez en Texas, Blue Bell se acercó a los funcionarios de Oklahoma sobre la imposición de las mismas medidas en su planta en Broken Arrow, dijo Blayne Arthur, portavoz del Departamento de Agricultura, Alimentos y Silvicultura de Oklahoma.

Asimismo, Blue Bell ha iniciado conversaciones para que se promulgue el mismo acuerdo para su otra planta en Alabama, dijo un portavoz del Departamento de Salud Pública de ese estado.

"Estamos comprometidos a cumplir con los altos estándares y expectativas de nuestros clientes y nuestras agencias reguladoras", dijo el CEO de Blue Bell, Paul Kruse, en una declaración preparada. "Las agencias reguladoras estatales y federales juegan un papel importante en la seguridad alimentaria, y esperamos que sea tranquilizador para nuestros clientes que estamos trabajando en cooperación con los estados de Texas y Oklahoma para tomar las medidas necesarias para traer Blue Bell Ice Cream de regreso a El mercado."

Kruse ha dicho que pasarán meses antes de que se reanuden las ventas.

Williams, la portavoz del departamento de salud de Texas, dijo que es demasiado pronto para hablar sobre qué cambios regulatorios o pruebas adicionales podrían ser necesarias porque nadie sabe aún cómo entró la listeria en el helado.

Pero los acuerdos del jueves podrían proporcionar un marco para esas discusiones y para cambios voluntarios en otros productores de alimentos en la industria del helado.

Los productos lácteos son uno de los sospechosos habituales de los brotes de listeria, pero los postres congelados acapararon la atención recientemente, en parte porque la listeria permanece inactiva a temperaturas bajo cero.

Las nuevas tecnologías también facilitan la vinculación directa de productos contaminados con enfermedades, incluso las que se informaron hace años, asumiendo que el paciente dio una muestra de sangre o heces.

En 2008, la FDA recomendó que los fabricantes de alimentos hicieran pruebas de listeria en los productos terminados, pero los brotes recientes relacionados con Snoqualmie Ice Cream en Washington, Jeni's Splendid Ice Creams en Ohio y Blue Bell muestran que la industria de los postres helados no siempre ha seguido su ejemplo.

Según los nuevos acuerdos, Blue Bell debe notificar a los funcionarios de salud al menos dos semanas antes de producir helado para la venta, para que puedan realizar una evaluación completa del progreso de la compañía y los resultados de las pruebas.

Los requisitos incluyen ciclos de producción de prueba de helados que serán evaluados por separado por el estado y la compañía para detectar listeria, y pruebas de superficies de alimentos y maquinaria en las líneas de producción.

Durante al menos dos años, Blue Bell debe informar las pruebas de listeria positivas dentro de las 24 horas. Durante al menos un año, debe implementar procedimientos de "prueba y retención", lo que significa que los productos deben tener resultados de prueba negativos antes de que puedan distribuirse para la venta.

Blue Bell también contratará a un microbiólogo para supervisar sus programas de limpieza y pruebas.

Los expertos en seguridad alimentaria dicen que las pruebas de listeria de los productos terminados no son infalibles, pero proporcionan un indicador de las medidas de saneamiento de una planta. No es práctico probar cada pinta que sale de una línea de producción, pero el muestreo regular a largo plazo puede alertar a la planta sobre problemas.


Cronología del retiro del mercado de Blue Bell

El Departamento de Salud y Control Ambiental de Carolina del Sur encuentra Listeria monocytogenes en muestras de algunos productos de helado Blue Bell durante un muestreo de rutina en un centro de distribución de Carolina del Sur.

Leer más | Mediados de febrero

Blue Bell comienza a retirar productos contaminados de minoristas y clientes institucionales, como hospitales, sin notificar al público.

Los funcionarios de salud de Kansas anuncian un posible vínculo entre los casos de listeriosis reportados por varios pacientes en el mismo hospital, que sirvió productos Blue Bell. Blue Bell dice que ha retirado los productos afectados de las tiendas e instituciones, que incluyen helado Scoops y otros productos elaborados en la misma línea de producción en las instalaciones de la empresa en Brenham, TX.

Los funcionarios de salud de Kansas informan una prueba positiva de listeria en vasos de helado para instituciones / servicios de alimentos.

Blue Bell retira vasos de helado para instituciones / servicios de alimentos.

Blue Bell cierra su planta Broken Arrow, OK.

Los CDC amplían el recuento de casos de brote de listeria, con fechas de inicio de la enfermedad que van desde enero de 2010 a enero de 2015. La FDA notifica a Blue Bell que encontró listeria en muestras de pintas de helado de Blue Bell, que se recolectaron en una inspección conjunta con el Departamento de Agricultura de Oklahoma , Alimentos y Silvicultura.

Blue Bell amplía el retiro de productos fabricados en la planta de Broken Arrow. Según los informes, la planta de Broken Arrow no tuvo problemas después de una inspección estatal el 18 de marzo.

Blue Bell recuerda todo su inventario.

El CEO Paul Kruse publica un video en el que se disculpa por el retiro.

Blue Bell anuncia que cerrará todas las plantas de helados de la compañía para llevar a cabo programas integrales de limpieza, así como un nuevo programa de capacitación en seguridad alimentaria para los empleados de la planta de Brenham, TX.

La FDA publica informes de inspección de tres plantas de Blue Bell que detallan los numerosos problemas encontrados en todas las instalaciones.

Surgen informes de que los consumidores están intentando vender en línea productos Blue Bell retirados del mercado.

Blue Bell firmó acuerdos con los departamentos estatales de Texas y Oklahoma con la promesa de realizar pruebas rigurosas e informar sobre la listeria en los productos fabricados en las instalaciones de Brenham y Broken Arrow.

Blue Bell anuncia que despedirá aproximadamente al 37% de su fuerza laboral.

Blue Bell acepta las pruebas de salud del estado de Alabama.

El informe de la FDA dice que Blue Bell probablemente puede identificar la fuente de listeria en las plantas de Alabama y Oklahoma, pero no en la planta de Texas. CDC concluye su investigación.

Los informes de los expertos en seguridad alimentaria salen a la luz de que Blue Bell realizó un silencioso "retiro" de productos contaminados con listeria antes de anunciar el problema y retirarlo al público en marzo.

La producción de prueba comenzará en la planta de Blue Bell en Sylacauga, AL.

Blue Bell anuncia la inversión del destacado empresario multimillonario de Texas, Sid Bass, que, según la empresa, "asegurará" el futuro de la empresa y el regreso al mercado de sus productos.

Blue Bell publica los términos de la inversión, en la que Bass prestó a Blue Bell hasta $ 125 millones a cambio de un 33% de propiedad de la empresa.

Blue Bell recibe el visto bueno de los funcionarios de salud de Alabama para volver a la producción en su planta de Sylacauga.

Blue Bell comienza a enviar helados desde sus instalaciones de Sylacauga.

Blue Bell anuncia que reanudará la distribución limitada en mercados selectos a finales de mes.

Los productos Blue Bell regresan a las tiendas en partes limitadas de Texas y Alabama.

Lo que Blue Bell hizo bien

Humildad y responsabilidad

Al manejar un retiro, el rostro y la voz de la empresa comunican mejor el mensaje directamente con los consumidores, los minoristas y los medios de comunicación. Si este mensaje no se elabora con cuidado, los esfuerzos de recuperación podrían significar poco.

En el caso de Blue Bell, la humildad y la responsabilidad fueron las estrellas presentes en las declaraciones y videos que se dieron a conocer al público. Palabras como "personal", "desgarrador", "apoyo" y "humildad" se usaban comúnmente y eso ayuda a los consumidores y minoristas a creer en la compañía durante ese momento difícil, dijo Miller.

Buscó consejo desde el principio

Un retiro del mercado puede dejar incluso a las empresas más grandes y organizadas con demasiadas decisiones que tomar y pasos a seguir. Al buscar asesoría en casos de crisis desde el principio, Blue Bell se benefició de tener un pensamiento claro y objetivo en un momento en el que el pánico podía surgir.

Tomó acciones audaces

Después de una serie de retiros poco sistemáticos, la decisión de Blue Bell de cerrar completamente la tienda cuando lo hizo fue un cambio importante.

"Blue Bell cerró y estaba dispuesto a hacer esto durante su temporada alta de ventas de helados", dijo Miller. "Un cierre es una de las cosas más extremas que puede hacer una empresa de bienes de consumo, y lo hicieron".

Un movimiento tan audaz era probablemente inevitable, ya que la contaminación por listeria se había relacionado con enfermedades que comenzaron entre enero de 2010 y enero de 2015, incluidas tres muertes reportadas.

Hizo que los consumidores los extrañen

Sacar el helado justo antes de la temporada de verano hizo que los seguidores de culto de Blue Bell, particularmente en Texas, los extrañen, y ahora esos consumidores están listos para darles la bienvenida, dijo Miller. Es posible que esta no haya sido la intención de Blue Bell, pero el momento del retiro, si bien puede haber afectado las ventas durante la temporada alta, puede haber tenido otros beneficios no deseados en términos de recuperación del retiro.

¿Qué podría haber hecho Blue Bell mejor?

Como ocurre con cualquier retiro del mercado, las empresas no siempre manejan cada paso a la perfección y algunos de los errores de Blue Bell pueden ser una lección para otras empresas.

Retiros incrementales arrastrados

Blue Bell no anunció solo un retiro masivo, sino varios retiros más pequeños hasta que finalmente retiró todos los productos de los minoristas y cerró sus lecherías. Esto, dicen algunos expertos, podría haber perjudicado a la empresa más que si hubieran sido más comunicativos desde el principio.

"Los múltiples y crecientes retiros mantuvieron a la compañía en las noticias durante seis semanas", dijo David Sommer, presidente de Charles E. Cheever de gestión de riesgos en la Universidad de St. Mary, a San Antonio Express-News en mayo. "Es importante dar a conocer los hechos lo antes posible. Una empresa debe verse como proactiva, no reactiva".

"El resultado es una serie interminable de eventos noticiosos, a medida que amplían gradualmente el retiro", dijo a Star-Telegram Jonathan Bernstein, consultor de gestión de crisis con sede en Los Ángeles y autor del libro "Keeping the Wolves at Bay", a Star-Telegram en Abril. "Y cada vez, asocia el nombre Blue Bell con listeria".

Tarde con declaración compasiva

Después de la crisis inicial, Blue Bell tardó unas dos semanas en ofrecer una declaración compasiva, y eso podría haber dañado la reputación de la empresa.

"Las empresas a veces dudan en hacer esto porque están en la etapa de recopilación de hechos o porque su abogado desaconseja hacerlo. Esa no es una buena medida", dijo Miller. "Al comienzo de una crisis, lo único que una empresa puede y debe hacer es decirle a sus clientes lo importante que es el problema para ellos y que están investigando los próximos pasos. Esto le da a la empresa el tiempo necesario para confirmar los hechos antes de que dar el siguiente paso ".

Pocas actualizaciones sobre el destino de los empleados

La pérdida de más de un tercio de su fuerza laboral fue uno de los mayores problemas para Blue Bell. En un video, el CEO Paul Kruse lamentó la decisión de despedir empleados, pero no se ha dicho mucho más desde entonces. Los productos vuelven a las tiendas, pero ¿los empleados vuelven al trabajo?

Si bien la compañía ha sido clara y vocal sobre las medidas de seguridad que se están tomando, Blue Bell "no actualizó su sitio web con respecto al destino de sus empleados ni proporcionó antecedentes sobre lo duro que está trabajando Blue Bell para traer de regreso a tantos de ellos como sea posible". Este es un gran problema ", dijo Miller." Eso sería algo que abordar en su sitio web para mantener la coherencia ".

Las razones del silencio de Blue Bell sobre el asunto podrían variar. Es posible que Blue Bell no sea lo suficientemente seguro financieramente para traer de regreso a todos los empleados. Es posible que la empresa aún no necesite a todos los empleados, ya que muchos trabajaban en plantas que aún están cerradas. Blue Bell también puede querer un nuevo comienzo con nuevos empleados no asociados previamente con el retiro. Si bien es posible que Blue Bell no comparta las razones exactas detrás de las decisiones de sus empleados, arrojar algo de luz sobre la situación podría ayudar a su reputación con los empleados y sus familias y comunidades.

Splendid Ice Creams de Jeni resolvió recientemente los problemas de sus empleados después de tener que cerrar la tienda nuevamente en junio luego de su propia retirada de listeria. Jeni les devolvió el trabajo a los 40 trabajadores de producción, aunque la cocina de producción recién reabierta ya no hará helados. En cambio, manejará y preparará los ingredientes con la producción final realizada por Smith Dairy, con sede en Orrville, que manejó la producción de helados de Jeni mientras la cocina principal estaba cerrada.

A dónde podría ir Blue Bell desde aquí

Blue Bell está regresando lentamente al comercio minorista en mercados selectos, incluido su estado natal de Texas, y esos mercados probablemente se eligieron por una razón: contienen clientes leales.

"Lo que más me interesa es ver cómo les va en los otros mercados fuera de los mercados centrales, porque simplemente no se sabe cómo se percibe a la empresa", dijo Miller. "No tienes idea de si la gente comprende sus raíces, su compromiso, etc. Así que creo que les irá bien en los mercados centrales y estoy realmente intrigado por ver qué sucede en los demás".

Con 108 años de historia de la compañía desprovistos de costosos retiros previos, la compañía puede usar eso en su beneficio para recuperar clientes en mercados externos.

"La ventaja de tener seguidores casi de culto, particularmente en Texas, es que tienen más de 100 años de buena voluntad acumulada", dijo Bernstein al Star-Telegram. "No tengo ninguna duda de que ese cojín los ayudará a superar esto, siempre y cuando se comuniquen en el futuro".


Los investigadores libran una batalla en dos frentes contra la listeriosis

En el año transcurrido desde el peor brote de intoxicación alimentaria en California, la epidemia que involucró al queso de Jalisco contaminado, los esfuerzos para prevenir una recurrencia se han centrado en dos frentes: intensificar la vigilancia de las industrias de quesos y lácteos del país y diseñar una prueba más rápida que pueda advertir al público. de productos alimenticios potencialmente mortales.

Al mismo tiempo, la investigación provocada por el brote de California sugiere que los estándares y regulaciones federales que rigen la pasteurización de la leche y la producción de queso necesitan una revisión.

El asesino de California fue Listeria monocytogenes , bacterias identificadas hace más de medio siglo. La enfermedad producida por estas bacterias, la listeriosis, puede causar inflamación de las membranas cerebrales, como ocurre en la meningitis, y puede ser letal cuando el sistema inmunológico del cuerpo está débil.

Una vez que los productos de queso blando estilo mexicano de Jalisco Mexican Products Inc. de Artesia habían sido identificados como los portadores de Listeria bacterias, los investigadores del gobierno buscaron la causa precisa de la contaminación.

Pero, al igual que con los brotes de listeriosis relacionados con la intoxicación alimentaria en las provincias marítimas canadienses en 1981 y en Massachusetts en 1983, la fuente de contaminación nunca se descubrió. Todo lo que pudo concluir un panel de expertos e investigadores en listeriosis fue que algo salió mal en la planta de Jalisco.

De las 40 muertes relacionadas con los productos de queso de Jalisco registradas por el Departamento de Servicios de Salud del estado entre enero y agosto del año pasado, principalmente en el área de Los Ángeles, 38 de las víctimas eran fetos o bebés y dos eran adultos.

Durante los primeros seis meses de este año, se han reportado 95 casos de listeriosis en California, aproximadamente la misma tasa que en 1985 cuando las cifras de Jalisco se eliminaron de las estadísticas. Pero debido a que no se dispone de datos anteriores a 1985, "es imposible sacar conclusiones", dijo Florence Morrison, jefe de estadística de enfermedades infecciosas en el Departamento de Servicios de Salud del estado.

La Dra. Shirley L. Fannin, subdirectora del programa de control de enfermedades transmisibles del condado de Los Ángeles, dijo: "No hay indicios de actividad inusual" este año en términos de casos de listeriosis reportados.

El caso de Jalisco concluyó con el presidente de la ahora desaparecida empresa y su pasteurizador fueron sentenciados a breves penas de cárcel a principios de este año por varios delitos menores.

But as the Jalisco investigation was concluding in December, another investigation was just beginning for public and private health professionals.

Armed with the scant information the scientific community had been able to develop over the decades, government and private investigators knew that Listeria monocytogenes was ubiquitous in the environment and could easily adapt to milk and cheese products. But they did not have a method of quickly identifying the bacteria nor were they completely sure of how to control its transmission to humans.

The Jalisco case has accelerated efforts to find these answers.

However, Food and Drug Administration Commissioner Frank E. Young underscored in a telephone interview that the public should not be misled into believing that listeriosis has become a burning national health issue.

“For the vast majority of us, there is no risk,” said Young, who also is a microbiologist.

“The bottom line,” he said, “is that it’s not a very significant disease-producing organism. But given the right host condition, in very rare instances, it can produce death, and thus it is an organism to be reckoned with.”

Hence, Young said, California’s Jalisco epidemic, and last year’s major salmonella food poisoning outbreak in the Midwest, told the FDA that “it was time to look at dairy and milk products. . . . The public safety is an important issue that the FDA is responding to.”

Young ordered nationwide testing for Listeria monocytogenes and other dairy-oriented bacteria, which so far have not produced anything like another Jalisco-type outbreak.

With the exception of three Arizona cases of listeriosis possibly, but not positively, linked to a small Los Angeles-area cheese producer, FDA officials said their investigations this year have found no illnesses connected to any particular Listeria -contaminated product.

Such findings relieved FDA officials, who were not sure what this first big examination of the nation’s dairy industry would uncover.

“I’m awfully pleased,” said Douglas Archer, director of the FDA’s microbiology division in Washington, of the results so far. “We were quite concerned after the California (epidemic). At first, we thought we might be opening a can of worms.”

Archer’s observation was based on the results of three FDA examinations:

- FDA inspections of milk and ice cream plants.

Between April 1 and Aug. 15, 283 inspections were completed of milk and ice cream manufacturers throughout the United States. Eight plants--or 2.8% of those examined--had Listeria monocytogenes in their products, and recalls were initiated by the companies.

The firms, according to the FDA, were Jerseymaid Milk Products of Los Angeles Crystal Food Import Corp. of East Boston, Mass. Marigold Foods Inc. of Minneapolis Shepp’s Dairy of Dallas Gustafsen Ice Cream of Rice Lake, Wis. Borden Inc. plants in Milwaukee and Miami and Knudsen Corp. of Glendale, Ariz.

The findings have generated some criticism that the FDA was not as conscientious as it should have been in warning the public.

Any product recall falling into the FDA’s Class 1 “life-threatening” category automatically triggers a public warning, said James Greene, an FDA spokesman in Washington. “Our responsibility is to assure the public that the products it buys are safe. Sometimes we’re accused of acting too slowly. And sometimes we may be guilty of that. The system is not perfect.”

According to FDA records, the agency or state officials publicly announced the contamination results in the Crystal Food, Marigold, Shepp’s and Gustafsen cases.

Because it took 15 weeks to test for Listeria bacteria in the Knudsen case--normally it takes about two weeks--FDA chief Young said his agency “didn’t know” if it had discovered anything dangerous or if the product had become contaminated during testing. By then, it had been consumed and no illnesses had been reported. So no public announcement was made, he said.

In the two Borden cases in Wisconsin and Florida and the Jerseymaid finding in California, Young said that under a milk agreement with those states it was left to state agriculture officials to determine whether a public warning was necessary.

In all three instances, state investigators could not find Listeria bacteria when they performed similar tests, the product was consumed without any illnesses being reported and no public announcements were made.

Of his agency’s decision to say nothing publicly about the FDA’s Jerseymaid finding, Hans Van Nes, a deputy director of the California Department of Food and Agriculture, said: “In our judgment we were satisfied there was no problem. We didn’t go out and try to scare everyone to death.”

Since April, said FDA milk safety branch chief Jerry Kozak, inspectors have been tearing dairy plants apart to examine machinery and reviewing pasteurization and sanitation records. “We’re trying to detect problems in the plant before someone (outside) gets ill,” he said.

And for the first time, Kozak said, FDA agents are involved in systematic microbiological surveillance--sampling finished products such as cheese and ice cream for evidence of Listeria bacteria.

“We’re trying to establish where there’s a significant health problem in the dairy industry,” Kozak said. “Or are there aberrations? Or are we dealing with new types of problems that we didn’t have before? That’s why we need this data.”

Apart from the FDA’s national efforts, the California Department of Food and Agriculture, armed with a new dairy inspection law spawned by the Jalisco epidemic, has hired a special investigator and a new auditor to act as industry watchdogs.

Stepped-up inspections of cheese plants and cowherds are part of the tougher state program to prevent another epidemic, a spokeswoman said.

- FDA inspections of domestic cheese plants.

The probe, begun in July, 1985, and concluded Sept. 30, 1985, involved the FDA’s inspection of 267 manufacturers of soft cheeses in 22 cities nationwide, including Los Angeles.

Of 553 cheese samples collected in this survey, two were contaminated with Listeria monocytogenes bacteria, the FDA reported. The samples, pieces of Camembert and lederkrantz cheese, were produced by a General Foods plant in Van Wert, Ohio. After a public warning and product recall, the agency allowed the plant to resume production.

An FDA report on inspections of 154 cheese firms in Wisconsin and Minnesota is expected to be released soon.

- FDA inspections of imported cheeses.

Begun in April, the ongoing survey has triggered product recalls of several brands of semi-soft cheeses, particularly Brie.

The recalls were the result of testing about 583 samples from 14 countries, mostly from France. In 19 instances--or 3.2% of the samples--cheese products were found to be contaminated with Listeria monocytogenes . In all cases, the FDA issued public warnings.

Last May, the French government negotiated an agreement with Washington that would require French food officials to certify that cheese exported to the United States is free from harmful Listeria bacteria.

The second front of the fight against Listeria monocytogenes has been accelerated research aimed at a better, faster test to discover the bacteria in food products and to re-examine whether government standards and rules governing cheese production are adequate or outdated. Central to protecting the public from Listeria food poisoning is accelerated research into finding a quick method to discover the contamination, food scientists agree. Such a test is critical to preventing contaminated food from getting into consumer hands.

“People are putting a lot of effort into quick-culture methods,” said Dr. Claire Broome, an official with the Atlanta-based Centers for Disease Control, who helped investigate the Jalisco epidemic.

Her reference was to research being conducted at the Centers for Disease Control, FDA and schools such as the University of California, Davis, where experiments are being conducted with “gene probes” that could lead to a scientific breakthrough: an almost instant test for Listeria monocytogenes bacteria.

Under this method being developed by Dr. Dwight Hirsch, a UC Davis veterinarian, and others, a specific gene is isolated from Listeria bacteria. That gene is then inoculated to induce it to produce large amounts of the bacteria. Then the genes in the bacteria are “tagged” with a radioactive substance or color-dyed so that they can either be easily identified on X-ray film or under a microscope.

It can now take two to 10 weeks to grow a Listeria bacteria culture using a “cold enrichment” method, which involves refrigerating food samples for several weeks.

Dr. Robert B. Bushnell, another UC Davis veterinarian, said a number of Listeria bacteria studies are being conducted there, including what food preservatives, if any, will inhibit Listeria bacteria from growing and how great a dose of Listeria monocytogenes that it takes to make someone sick.

“I don’t see a repeat of last year,” Bushnell said of the epidemic. “Everyone is alert to the situation. The potential of this thing happening (again) is small.”

Separately, researchers at the University of Wisconsin are developing data suggesting that federal regulations and guidelines designed to kill Listeria bacteria will have to be rewritten.

During the height of the Jalisco epidemic, the FDA asserted that milk pasteurization--quick heating at 161 degrees Fahrenheit for 15 seconds--would kill the bacteria.

But now, according to Michael P. Doyle, an associate professor at the University of Wisconsin’s Food Research Institute, it takes more heat to kill this particular form of virulent bacteria.

After inoculating cows with Listeria monocytogenes , he said, milk from the cows was run through a pasteurizer using both the FDA standard and then exceeding the standard up to 165 degrees for 16.4 seconds.

Six out of nine times, the Listeria monocytogenes bacteria survived pasteurization at both the FDA temperature standard and the higher level, Doyle said. But no bacteria survived two tests when pasteurization temperatures were raised to a 170 to 172 degrees Fahrenheit range for 15.4 seconds, he said.

Yet, FDA milk safety chief Kozak is not convinced that the agency should instruct the nation’s food industry to raise pasteurization heating levels.

“If we determine that the (University of Wisconsin) work is valid, that will cause us to reconsider whether present pasteurization methods are valid,” he said. The agency, he said, may reach a conclusion next month.

Other federal regulations aimed at killing harmful Listeria organisms may have to be changed, too.

Another University of Wisconsin food researcher, microbiologist Elmer H. Marth, is suggesting that federal regulations governing how long certain cheeses should be held by producers to complete the ripening processes that kill harmful bacteria are not correct.

Under regulations now, he said, cheese made from raw milk, such as Cheddar, must be held for at least 60 days at a temperature not below 35 degrees Fahrenheit so that harmful organisms are killed by the natural cheese ripening processes.

But Marth said his recent research shows that Listeria bacteria could “survive for up to a year in natural Cheddar,” so that the ripening period should be much longer than 60 days.

“By no means is all Cheddar infected,” Marth said. But, he quickly added, federal rules designed to protect the public are outmoded and “ought to be looked at instead of people going merrily along their way.”


Ice-Cream Recall Sends Chill Through Food Industry

Blue Bell’s recall in April came after health officials tied its ice cream to three deaths at a Kansas hospital since the start of 2014 and additional illnesses elsewhere.

As Blue Bell Creameries LP prepares to resume production of its ice cream after a sweeping recall, its mistakes are fueling broader rethinking of how to keep ice cream and other foods free of deadly bacteria.

Federal records show that Blue Bell failed to follow practices recommended by government and industry groups that might have prevented listeria contamination of ice cream at all three of its main plants. At the same time, some food-safety professionals say the crisis is indicative of insufficient attention, beyond Blue Bell, of the risks of listeria.

“It’s really been a wake-up call for the food industry, and not just for dairy but for other companies as well who thought they were in good shape but are now asking, could this happen to me,” said Joe Stout, a food-safety consultant who was previously a senior manager at Kraft Foods.

Blue Bell’s recall in April came after health officials tied its ice cream to three deaths at a Kansas hospital since the start of 2014, and additional illnesses elsewhere. Inspection records released by the Food and Drug Administration since then show sanitation problems that potentially created refuges for listeria had persisted at Blue Bell since at least 2009. Those lapses came after the FDA issued draft guidance in 2008 highlighting that ice cream and other packaged cold foods could harbor listeria, and recommending measures to control it. In May, a former-Houston resident sued the company for negligence in U.S. District Court in Austin, Texas, claiming a severe listeria infection caused by Blue Bell ice cream left him with permanent brain damage and unable to work.

Beginning in 2013, Blue Bell repeatedly found listeria in its Broken Arrow, Okla., facility—including on floors, a drain and at equipment that fills half-gallon containers with ice cream—indicating the company didn’t do enough to identify the underlying cause or eliminate the source, said David Acheson, a food-safety consultant who was previously associate commissioner for foods at the FDA.


PRODUCT RECALLS SEPTEMBER 2015 (and older)

WASHINGTON, September 17, 2015 – The U.S. Department of Agriculture’s Food Safety and Inspection Service (FSIS) is alerting consumers that frozen, raw, stuffed and breaded chicken products produced by Aspen Foods, a division of Koch Poultry Company, a Chicago, Ill. establishment have been confirmed as having the same Salmonela Enteritidis outbreak strain which was part of a July 15, 2015 recall.

Following the July 15 th recall, FSIS has been conducting intensified sampling at this establishment to ensure that the hazard responsible for the initial contamination has been controlled by Aspen Foods. Results from FSIS sampling revealed twelve positive results that match the outbreak strain of Salmonela Enteritidis to Aspen Foods products. Three illnesses were epidemiologically linked to the original recall on July 15, 2015. FSIS continues to work with public health partners including the Minnesota Departments of Health and Agriculture and the Centers for Disease Control and Prevention on this ongoing investigation.

FSIS is concerned about all frozen, raw, stuffed and breaded chicken products produced by Aspen Foods between July 30, 2015 and September 17, 2015. The twelve positive samples collected during FSIS’ intensified sampling efforts alerted FSIS to a systemic problem at the establishment. FSIS cannot have confidence in the safety of any products produced after July 30, 2015. In addition to issuing this Alert, FSIS has directed its personnel to detain products covered by this Alert that they find in commerce because the company has refused to recall the products.

The frozen, raw, stuffed and breaded chicken items may include the following brands and be labeled as “chicken cordon bleu,” “chicken Kiev” or “chicken broccoli and cheese” and bear the establishment number “P-1358” inside the USDA mark of inspection. These products were shipped to retail location and food service locations nationwide.

  • Acclaim
  • Antioch Farms
  • Buckley Farms
  • Centrella Signature
  • Chestnut Farms
  • Family Favorites
  • Kirkwood
  • Koch Foods
  • Market Day
  • Oven Cravers
  • Rosa
  • Rosebud Farm
  • Roundy’s
  • Safeway Kitchens
  • Schwan’s
  • Shaner’s
  • Spartan
  • Sysco

These products were labeled with instructions identifying that the product was uncooked (raw) and included cooking instructions for preparation. As stated in the July 15, 2015 Recall Release, some case-patients reported following the cooking instructions on the label and using a food thermometer to confirm that the recommended temperature was achieved. Therefore, FSIS advises consumers not to eat these products. Special attention should be paid by the food service industry and food handlers. Using a food thermometer to properly cook these products will not protect the health of the consuming public.

Consumption of food contaminated with Salmonela can cause salmonellosis, one of the most common bacterial foodborne illnesses. The most common symptoms of salmonellosis are diarrhea, abdominal cramps, and fever within 12 to 72 hours after exposure to the organism. The illness usually lasts 4 to 7 days. Most people recover without treatment. In some persons, however, the diarrhea may be so severe that the patient needs to be hospitalized. Older adults, infants, and persons with weakened immune systems are more likely to develop a severe illness. Individuals concerned about an illness should contact their health care provider.

Consumers who have purchased these products are urged not to consume them. These products should be thrown away or returned to the place of purchase. FSIS is concerned that some product may be in consumers’ freezers. Although the products included in this Alert may appear to be cooked, this product is in fact uncooked (raw) and should be handled carefully to avoid cross-contamination in the kitchen.

Consumers with food safety questions can “Ask Karen,” the FSIS virtual representative available 24 hours a day at AskKaren.gov or via smartphone at m.askkaren.gov. The toll-free USDA Meat and Poultry Hotline 1-888-MPHotline (1-888-674-6854) is available in English and Spanish and can be reached from l0 a.m. to 4 p.m. (Eastern Time) Monday through Friday. Recorded food safety messages are available 24 hours a day. The online Electronic Consumer Complaint Monitoring System can be accessed 24 hours a day at: http://www.fsis.usda.gov/reportproblem.

* We believe that none of the products being recalled were processed or offered through the Feeding America national office.

For full details on the recall, please visit this website.

Recommendations for Preventing Salmonellosis:
Wash hands with soap and water for at least 20 seconds before and after handling raw meat and poultry. Also wash cutting boards, dishes and utensils with hot soapy water. Clean up spills right away.
Keep raw meat, fish and poultry away from other food that will not be cooked. Use one cutting board for raw meat, poultry and egg products and a separate one for fresh produce and cooked foods.
Cook raw meat and poultry to safe internal temperatures before eating. The temperature to cook beef, pork, veal & lamb steaks, roasts & chops is 145º F with a 3 minute rest time, and 165º F for poultry, as determined with a food thermometer.
Refrigerate raw meat and poultry within two hours after purchase (one hour if temperatures exceed 90º F). Refrigerate cooked meat and poultry within two hours after cooking.

Karoun Dairies, Inc. Issues Nationwide Voluntary Recall of Various Cheeses Because of Possible Health Risk – 9/18/15

Consumer contact: 866-272-9393

FOR IMMEDIATE RELEASE — September 16, 2015 — San Fernando, CA — Today Karoun Dairies, Inc. announced that it is voluntarily recalling a variety of cheeses it distributes due to possible contamination with Listeria monocytogenes. To date, no product has tested positive for Listeria but in view of the association with listeriosis cases Karoun Dairies Inc. is initiating a voluntary recall in the interest of protecting public health.

Listeria monocytogenes is an organism, which can cause serious and sometimes fatal infections in young children, frail or elderly people, and others with weakened immune systems.

The products are vacuum packed, in jars or in pails under the following brands Karoun, Arz, Gopi, Queso Del Valle, Central Valley Creamery, Gopi, and Yanni. Weights vary from 5 ounces to 30 pounds.

This recall is limited to cheese with the UPC codes in the table below sold nationwide. No other Karoun Dairies product is affected by this recall. The products being recalled are listed below and were distributed to retail outlets, including food service accounts and supermarkets in the U.S. Consumers can find UPC code and use by dates on each package.

Item Name UPC Codes Affected Areas Use by Dates up to
Ackawi 7 96252 00123 9, 7 96252 01123 8, 7 96252 00325 7, 7 96252 02223 4, 7 96252 03223 3 US 1/6/2016
California 7 96252 90030 3 US 1/5/2016
Cotija 7 96252 80037 5, 7 96252 80036 8, 7 96252 80032 0 US 2/29/2016
Farmers Goat Fresh 7 96252 50016 9 US 11/26/2015
Fresco 7 96252 80083 2, 7 96252 80081 8 US 11/8/2015
Fresh Cheese/Panela 7 96252 03226 4, 7 96252 03227 1, 7 96252 00227 4, 7 96252 00226 7, 7 96252 00228 1, 7 96252 00122 2, 7 96252 00126 0, 7 96252 60001 2, 7 96252 80074 0, 7 96252 22003 6, 7 96252 80070 2, 7 96252 00127 7 US 12/31/2015
Feta 7 96252 22004 3, 7 96252 22006 7, 7 96252 22007 4, 7 96252 22005 0, 7 96252 22022 7, 7 96252 22002 9, 7 96252 11003 0, 7 96252 40003 2, 7 96252 11024 5, 7 96252 11025 2, 7 96252 22012 8, 7 96252 40025 4, 7 96252 12034 2 US 3/7/2016
Goat Milk Feta 7 96252 50001 5 US 3/2/2016
Mozzarella 7 96252 70012 5, 7 96252 70013 2, 7 96252 12014 5, 7 96252 12015 2 US 1/2/2016
Queso indio 7 96252 70008 8, 7 96252 70014 9, 7 96252 70019 4, 7 96252 70018 7 US 1/7/2016
Queso Blanco 7 96252 80004 7, 7 96252 80005 4, 7 96252 80043 6 US
String Cheese 7 96252 00019 5, 7 96252 00020 1, 7 96252 00035 5, 7 96252 00015 7, 7 96252 00025 6, 7 96252 00041 6, 7 96252 00042 3, 7 96252 00040 9, 7 96252 00005 8, 7 96252 00008 9, 7 96252 00038 6, 7 96252 00028 7, 7 96252 00018 8, 7 96252 00013 3, 7 96252 00017 1, 7 96252 00016 4, 7 96252 00039 3, 7 96252 00022 5 US 3/16/2016
Ani 7 96252 01125 2, 7 96252 00323 3 US 1/5/2016
Nabulsi 7 96252 03225 7, 7 96252 00225 0, 7 96252 00223 6 7 96252 00125 3 US 12/29/2016
Yanni Grilling 7 96252 90024 2, 7 96252 90029 7 US 12/23/2015

Karoun Dairies was made aware of a possible association of their cheese products with several recent cases of listeriosis by FDA and CDC. The company has ceased distribution of above cheeses and is working closely with FDA to continue to investigate the problem further.

Consumers who have purchased any of these products are urged to dispose of or return it to theplace of purchase for a full refund. Consumers with any questions may call toll free 1-866-272-9393 toll free, Monday – Friday 8:00AM to 6:00PM PST.

* We believe that none of the products being recalled were processed or offered through the Feeding America national office.

For full details on the recall, please visit this FDA web page.

The Kraft Heinz Company Voluntarily Recalls Select Varieties of Kraft Singles Products Due to Potential Choking Hazard – 9/10/15

Only 3-Lb. and 4-Lb. Packages of Kraft Singles Included in Recall

*NOTE: We believe that the products being recalled were processed or offered through the Feeding America national office. *

FOR IMMEDIATE RELEASE – July 31, 2015 – Northfield, Ill. – The Kraft Heinz Company is voluntarily recalling select code dates and manufacturing codes of Kraft Singles individually-wrapped slices due to the possibility that a thin strip of the individual packaging film may remain adhered to the slice after the wrapper has been removed. If the film sticks to the slice and is not removed, it could potentially cause a choking hazard.

The recall applies to 3-lb. and 4-lb. sizes of Kraft Singles American and White American pasteurized prepared cheese product with a Best When Used By Date of 29 DEC 15 through 04 JAN 16, followed by the Manufacturing Code S54 or S55.

The S54 and S55 codes refer to the two production lines on which the impacted product was made. The Best When Used By Date and Manufacturing Code are stamped on both the larger 3-lb. and 4-lb. boxes and the enclosed individual 1-lb. packages.


Blue Bell hopes to reopen Broken Arrow plant soon

Blue Bell Creameries’ production plant in Broken Arrow, Okla, will probably resume operation soon, the company said Monday, as eager consumers lined up in anticipation of the ice cream’s return to the Texas market.

Health officials in Oklahoma have cleared the plant in that state — one of four Blue Bell plants closed by a listeria outbreak — to resume production, said Blue Bell spokesman Joe Robertson.

No production has begun, and there is no time frame for when Broken Arrow products will be shipped or delivered to store shelves, Robertson said. Blue Bell returned to the marketplace in parts of Texas and Alabama on Monday with products made at the company’s Alabama plant.

The news about the Broken Arrow plant means operations in the company’s hometown of Brenham will be the last to come back online, after a systemwide shutdown and total product recall launched in April.

Health officials have linked Blue Bell ice cream to listeriosis in 10 hospital patients, including three who died.

With all of its production facilities at a standstill, the company announced in May that about 1,400 employees would be furloughed, and about 750 full-time and 700 part-time employees — or 37 percent of the total Blue Bell workforce of 3,900 — would be laid off.

At the Broken Arrow plant, which is smaller than the Brenham operation, 32 people were laid off and 76 were furloughed. “We’ve brought back 58 of the furloughed workers to date,” Robertson said.

In Brenham, officials expected the Blue Bell layoffs and furloughs to help swell that area’s jobless rate to an estimated 7 percent. To help blunt the impact, the Obama administration on Monday announced a job training grant of $1.35 million for the Brenham area.

The Broken Arrow plant was closed for cleaning and sanitizing in early April, after products made there were found to be contaminated with listeria.

Blue Bell knew of listeria findings at its Oklahoma plant as early as 2013, according to an extensive report issued in May by the U.S. Food and Drug Administration. The federal agency said that at the Blue Bell plants in Texas and Oklahoma, the company failed “to manufacture foods under conditions and controls necessary to minimize the potential for growth of microorganisms.”

The report noted that the company’s plant in Sylacauga, Ala., did not do enough testing, but in general fewer issues were raised in that plant.

The Broken Arrow plant has undergone “numerous cleaning, upgrade and facility construction projects … including floor repairs, extensive equipment disassembly and sanitizing, and a redesign of the processing and production areas to increase production and cleaning efficiency and eliminate potential contamination pathways,” the company said.

Under an agreement with the Oklahoma Department of Agriculture, Food and Forestry, “the company will be obligated … to test every lot of product and hold the lot until they receive negative results,” the company said. That restriction will last for at least one year.

“The company has not given us a firm date that they intend to begin trial production in the Broken Arrow facility,” a department spokesman said last month. The department “plans to do verification testing of the product once they begin producing product again.”


Ver el vídeo: Legionella, Listeria and Mycobacterium haciendo lo suyo (Diciembre 2021).