Nuevas recetas

Cómo la reina de la etiqueta ha cambiado la presentación de diapositivas

Cómo la reina de la etiqueta ha cambiado la presentación de diapositivas

Disposición de los asientos, 1969

Atrás quedó el momento en que el anfitrión elegía dónde se sentaba la gente; en cambio, se trataba de una posición social. "El anfitrión siempre invita a la mujer invitada de honor a cenar y la coloca a su derecha. Un invitado de honor masculino se sienta a la derecha de la anfitriona. La dama de mayor importancia siguiente se sienta a la izquierda del anfitrión y la invitan a cenar por el caballero a cuya derecha se sienta ". Página 167.

Disposición de los asientos, 1922

En los años 20, arreglar los asientos se asemejaba a un juego de solitario. En la mañana de la cena, la secretaria de una anfitriona le traía las tarjetas terminadas y las ordenaban, "comenzando con la suya en un extremo y la de su esposo en el otro". Los invitados de honor se sentaban a su lado, pero los invitados restantes se sentaban de acuerdo con el carácter, con "aquellos que se agradaban entre sí" sentados juntos. Páginas 178-179.

Regalos de boda, 1969

"El envío de un regalo de bodas además de un regalo de despedida depende de la costumbre de la propia comunidad y de si la boda se limitará a los miembros de la familia". En otras palabras, ya no eran necesarios ni una ducha ni un regalo de bodas.

"Generalmente, las personas que están invitadas a una recepción de boda envían un regalo de boda además a un regalo de ducha. Aunque a veces se dan obsequios de despedida en lugar de obsequios de boda, en general son una expresión adicional de generosidad y de mucha menos importancia que los obsequios de boda ". Páginas 266-267.

Niños a la mesa, 1969

A finales de la década de 1960, ya no se esperaba que los niños se pararan o se movieran cuando un adulto debía sentarse a la mesa. Sin embargo, todavía tenían la misma expectativa de buen comportamiento, no porque fuera dictado necesariamente, sino como un rito de iniciación. Los niños "comienzan a emerger de la supervisión constante de sus padres ya desarrollar la independencia y una vida social de su propia elección". Un niño mal educado parece reflexionar menos sobre los padres y más sobre el propio niño. Página 679.

Regalos de boda, 1922

La tradición sostiene que las futuras novias comúnmente recibirían obsequios de compromiso y de boda, por lo general pequeñas "bagatelas" personales de amigos y familiares. "Una pequeña taza de té de la tarde y un platillo solían ser el típico regalo de compromiso, pero ha pasado de moda, junto con la porcelana arlequín en general". Páginas 306-307.

Niños a la mesa, 1922

En la década de 1920, se consideraba un privilegio que los niños cenaran con adultos. Solo después de pasar por el "Jardín de infantes de etiqueta" se consideró que estaban listos para la mesa de la cena de adultos.

Se les aplicaba los mismos estándares que a los adultos, "con la excepción de que, en muchos sentidos, los modales exigidos a los jóvenes deberían ser más 'alerta' y meticulosos". Las niñas (y los niños) "deberían tener los modales de un caballero en lugar de los de una dama". Debían ponerse de pie, ceder el mejor asiento y ser los últimos en entrar en una habitación. Páginas 581-585.

Disposición de los asientos, 2011

En estos días, cuando se organiza una cena, los asientos son informales. En caso de que se utilicen tarjetas de ubicación, normalmente se "utilizan para una cena formal de más de cuatro personas". Y siempre que sea posible, los asientos son "hombre-mujer". Página 326.

Niños a la mesa, 2011

Hasta los 10 años, se debe esperar que los niños manejen todos los modales básicos en la mesa, "tengan destreza manual para sostener los utensilios correctamente, poner la mesa, masticar con la boca cerrada y no hablar con la boca llena".

Los estándares de buen comportamiento se elevan cuando se trata de preadolescentes. Para entonces, "los niños deben saber cómo afrontar situaciones difíciles a la hora de comer". Deben saber qué hacer cuando se derraman o encuentran algo inesperado en su sopa o en su boca. "En este punto, se debe esperar que los niños tengan los mismos modales en la mesa que los adultos". Páginas 483-487.

Regalos de boda, 2011

En el pasado, los obsequios para celebrar un compromiso no eran obligatorios ni esperados. En estos días, si se lleva a cabo una celebración, los obsequios a menudo se consideran "imprescindibles". Sin embargo, muchas novias modernas optan por renunciar a los regalos. "Es perfectamente aceptable que la pareja sugiera una reunión 'sin regalos' cuando alguien se ofrece a organizar una fiesta para ellos". Y si se dan obsequios, especialmente en una ducha, deben ajustarse al tema de la fiesta y no ser demasiado costosos ni elaborados. ¿Y si no estás seguro? "Está bien llamar al anfitrión y preguntar". Páginas 564; 627-628.


40 reglas que probablemente no sabías que los niños reales deben seguir

Pueden ser herederos del trono, pero todavía hay muchas reglas básicas.

Ser miembro de la familia real británica viene con su parte justa de pompa, circunstancia y protocolo y mdash, y eso se extiende incluso al más joven de los Windsor. Como miembros de la realeza menor, George, Charlotte y Louis están creciendo en el centro de atención con su propio conjunto de reglas. Desde la elección de vestuario hasta la asistencia a eventos reales, aquí están los pros y los contras de los niños de la realeza.

Los niños reales tienen que seguir el protocolo incluso antes de nacen! Según la tradición, después del nacimiento de un nuevo bebé real, se muestra un cartel con el género y la hora del parto fuera de las puertas del Palacio de Buckingham anunciando la noticia.

La reina Isabel II es la cabeza de la iglesia y, como tal, todos los miembros de su familia deben ser bautizados y hasta Meghan Markle fue ungida antes de su boda en 2018. La ceremonia está supervisada por el arzobispo de Canterbury y presenta agua bendita del río Jordán.

El vestido de bautizo Honiton fue encargado por la reina Victoria para el bautizo de su primer hijo y ha sido usado por todos los miembros de la familia real desde entonces. El último del clan en ponerse el vestido fue Archie Harrison Mountbatten-Windsor, pero usó una réplica, porque el original es demasiado frágil para usarlo.

El protocolo real establece que las mujeres de la familia real deben hacer una reverencia la primera vez que ven a la reina en un día determinado. Basado en la adorable exhibición de la princesa Charlotte en la mañana de Navidad del año pasado, parece que no hay una edad mínima para esta formalidad.

No se preocupe, ella no hace que sus nietos o bisnietos la llamen Su Alteza Real. Para ellos, ella es simplemente "Granny" o "Gan-Gan". Según el DailyMail, el príncipe William incluso solía referirse al monarca como "Gary" y espero que todavía esté en rotación.

Si bien es bastante raro que los bebés recién nacidos viajen al extranjero, los bebés reales son un poco diferentes y deben estar listos para viajar internacionalmente en cualquier momento. Por eso, tan pronto como nacen, se les expide un pasaporte.

La Reina es la única persona en el Reino Unido a la que se le permite conducir un automóvil sin una licencia de conducir, por lo que incluso George tendrá que tomar su examen de manejo (¡y aprobarlo!).

Desde muy pequeños, a los niños de la realeza se les enseña cómo comportarse en los compromisos públicos. Aunque todavía no son miembros de la realeza que trabajan a tiempo completo, asisten a compromisos durante todo el año, como servicios familiares, como bautizos o bodas, y más eventos públicos, como la ceremonia de cumpleaños de la reina, Trooping the Color.

Los niños de la realeza asisten al entrenamiento de etiqueta "tan pronto como tienen la edad suficiente para sentarse en una mesa", según la experta en etiqueta Myka Meier. "Se crían con comidas formales, asistiendo a eventos formales y practicando todo, desde el nivel de voz hasta vestirse apropiadamente e incluso, por supuesto, cómo hacer una reverencia y una reverencia", dijo. Gente.

No hay una regla sobre la edad aquí y mdash, si sus padres están listos para hacer una gira real, los niños también irán. Archie se unió a sus padres en su gira por Sudáfrica con solo cuatro meses de edad.

Para preservar la línea de sucesión, dos herederos no pueden viajar juntos en avión a menos que la Reina otorgue permiso. Una regla comprensible, si nos preguntas.

La "ola de Windsor" es la alternativa de la familia real en las apariciones públicas, por lo que, naturalmente, sus hijos la aprenden a una edad muy temprana. Aquí, la princesa Charlotte lo tiene muy claro, mientras saluda a sus súbditos desde el balcón del Palacio de Buckingham.

A la mayoría de los miembros de la familia real se les enseña un segundo idioma cuando son niños y ¡la reina Isabel, el príncipe Carlos y el príncipe William hablan francés con fluidez! La tradición sigue en pie, ya que la duquesa de Cambridge comenzó a enseñar español a sus hijos cuando el príncipe George tenía solo dos años.

Hay bastantes restricciones de moda para los niños reales, pero lo más extraño es que se espera que los niños pequeños usen pantalones cortos en público. Esta regla se basa en la noción de que los pantalones para niños pequeños solían ser vistos como de clase media (¡jadeo!).

La familia real se inclina por los vestidos para niñas y es una tradición que se remonta a la propia hija de la reina, la princesa Ana. "Tienden a usar vestidos con blusas cuando son niñas cuando están en público con sus padres", dijo la experta en la realeza Marlene Koenig. el bazar de Harper.

En el pasado, se sabía que los jóvenes príncipes y princesas usaban trajes de cortesía cuando realizaban compromisos públicos con sus padres. Sin embargo, basado en nuestros álbumes de fotos familiares, es justo tener en cuenta que la MAYORÍA de los padres acatan esta regla.

Dado que la duquesa de Cambridge defiende una serie de causas que ayudan a los niños a desarrollar una apreciación por el aire libre, no es de extrañar que aliente a sus propios hijos a pasar tiempo en la naturaleza.

Los bebés reales no comen comida para bebés enlatada, después de todo, tienen una cocina llena de chefs privados. El ex chef real Darren McGrady reveló que preparó al príncipe William y a Harry algunas de sus primeras comidas, que a menudo consistían en manzanas y peras al vapor.

Toda la familia real, incluidos los niños, evita los mariscos, porque es el alimento más común que causa intoxicación alimentaria. Para empezar, a la mayoría de los niños no les gustan mucho los mariscos, por lo que tenemos la sensación de que a los niños reales no les importa en lo más mínimo esta regla.

Mientras que la reina Isabel y los niños reales antes que ella fueron educados en forma privada por tutores, comenzando con el príncipe Carlos, todos los niños reales han asistido a escuelas para su educación. Este año, la princesa Charlotte se unió a su hermano mayor en Thomas's Battersea.

El príncipe Carlos rompió la tradición al enviar a sus hijos a Eton College y mdash una escuela diferente a su alma mater, Gordonstoun. Tenemos la sensación de que el príncipe William seguirá el ejemplo de su padre y enviará a sus hijos a la escuela que tenga más sentido para ellos.

Se espera que todos los miembros de la familia real sean imparciales en lo que respecta a la política y los asuntos culturales (¡tampoco se les permite votar ni postularse para cargos públicos!) Y no es diferente para los niños. El príncipe George causó malestar en 2019 cuando fue fotografiado con una camiseta de la Leona de Inglaterra, y los críticos dijeron que apoyaba a un equipo de fútbol del Reino Unido sobre otro.

Nunca verás al pequeño Archie jugando al Monopoly en la noche de juegos familiares, ya que el juego de mesa ha sido prohibido en el Palacio debido a que la familia se volvió demasiado competitiva cuando lo jugaba en el pasado.

Como los miembros más jóvenes y mdash y posiblemente más lindos y mdash del clan, los niños reales generalmente tienen la tarea de realizar los deberes de paje o niña de las flores en las bodas reales. Recientemente, el príncipe George y la princesa Charlotte se robaron el espectáculo como miembros de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, así como de la princesa Eugenie y Jack Brooksbank.

Dado que los niños de la realeza crecen con dos padres que trabajan a tiempo completo, parece necesaria una niñera. A pesar de que los miembros de la realeza que actualmente crían niños pequeños son más prácticos que las generaciones pasadas, la Corona emplea a expertos como María Borrallo para que la ayuden.

El Palacio toma medidas extremas para garantizar que los miembros más jóvenes de la familia real estén a salvo. No solo tienen detalles de seguridad individuales, sino que en 2015 emitieron una declaración sin precedentes reprendiendo a la prensa por tácticas engañosas.

Como todos los miembros de la familia real, los niños reales siempre deben aceptar un regalo de un bienqueriente.

Desde juguetes hasta ramos de flores, los niños reales a menudo reciben una lluvia de regalos cada vez que asisten a eventos públicos. Sin embargo, según el protocolo real, la Reina decide qué pueden quedarse.

Las mujeres de la familia real deben seguir la inclinación de la duquesa cuando están sentadas en eventos formales, mientras que se considera una mala etiqueta que los hombres se paren con las manos en los bolsillos. ¡Vaya, parece que un joven William no recibió la nota!

En la familia real, el negro es un color que se reserva para el duelo, por lo que los miembros de la familia, incluidos los niños, no pueden usarlo en eventos diurnos. ¿Una excepción? El traje militar que se puso el príncipe George como paje en la boda de su tío.

Todos los miembros de la familia deben viajar con un traje negro, en caso de que alguien muera inesperadamente mientras están fuera. La reina Isabel instauró este protocolo después de que la sorprendieron sin un vestido negro en África cuando falleció su padre.

Según la tradición, se espera que los hombres de la familia real asciendan en las filas de una de las ramas militares. El Príncipe Carlos eligió la Armada, al igual que su padre, mientras que el Príncipe William optó por la Fuerza Aérea y el Príncipe Harry se unió al Ejército.

Los niños suelen hacer su debut para el gran espectáculo de cumpleaños de la reina después de su primer cumpleaños. Más recientemente, el príncipe Louis se unió a sus hermanos mayores por primera vez.

A pesar de que los niños de la realeza están en el ojo público desde el día en que nacen, no se unen al resto de la familia para el servicio de la iglesia de Navidad hasta que son unos años mayores y mdash Prince George y Princess Charlotte asistieron por primera vez. en 2019.

Los niños reales pasan la Navidad en Sandringham con el resto de su familia, y los miembros de la familia real menor tienen su propia mesa en su propia habitación en el almuerzo de Navidad de la Reina.

La familia real sigue la costumbre alemana de abrir regalos en Nochebuena, lo que significa que no hay regalos el día de Navidad. En cambio, la familia asiste al culto antes mencionado en la Capilla de Santa María Magdalena el día 25, seguido del almuerzo de Navidad.

En nuestra mente, Princesa es igual a tiaras. Pero según el protocolo real, las tiaras están reservadas para las mujeres reales casadas. ¡Pobre Charlotte!

Aunque se sabe que la realeza tiene mucho de apodos privados el uno para el otro (el Príncipe Felipe se refiere a la Reina como Repollo), se considera inapropiado que un miembro de la realeza sea abordado por otra cosa que no sea su nombre completo formalmente, razón por la cual Kate Middleton ahora se hace llamar Catherine.

Técnicamente, los miembros de la realeza no tienen apellidos. Pero en los tiempos modernos, la realeza ha comenzado a adoptar sus títulos como apellidos y mdash William y Harry tomaron el nombre de Gales cuando eran niños, mientras que Prince George y Princess Charlotte usan el apellido Cambridge en la escuela. Pero como el duque y la duquesa de Sussex optaron por no tener un título real, la pareja decidió darle el apellido del príncipe Felipe, Mountbatten, a Archie.

Puede que algún día gobiernen el trono, pero los hijos de la realeza todavía son niños y ocurren derrumbes. Sin embargo, se espera que sigan un estándar de modales más alto que el niño promedio.


El Príncipe Carlos, patrón de la Asociación de Queseros de Especialidad, disfruta de huevos horneados con queso.

Ingredientes:

  • 100 g de espinacas marchitas
  • un tomate cherry o tomates secos
  • 35 g de queso blando fuerte
  • un huevo
  • 80ml de crema doble
  • 15 g de queso duro rallado
  • hojas frescas de albahaca, rasgadas
  • (opcional) charcutería
  1. Unte con mantequilla una fuente refractaria pequeña y cubra con espinacas marchitas, haciendo un pequeño hueco en el centro.
  2. Coloque el tomate cherry (en cuartos) o el tomate seco (picado) encima de las espinacas.
  3. Salpique el queso alrededor del plato entre los tomates. Opcional: agregue cualquier charcutería en este punto.
  4. Condimentar con sal y pimienta.
  5. Rompe el huevo en el centro de la espinaca.
  6. Vierta la nata doble sobre el huevo, evite romper la yema.
  7. Espolvorea con queso duro rallado.
  8. Colocar en el horno caliente (180 C) entre ocho y diez minutos.
  9. Déjelo reposar unos minutos antes de comer.

Se revela la receta de postre de chocolate borracho de la reina, y es muy fácil de hacer

La reinaex chef real Darren McGrady ha compartido varias recetas sabrosas recientemente, pero su postre decadente más reciente tiene que ser uno de nuestros favoritos. Y es probable que esté en el menú en Balmoral, donde el monarca y el Duque de edimburgo se están quedando actualmente.

¿Amas el chocolate tanto como Su Majestad? Si es así, entonces debes intentar hacer su mousse de chocolate con alcohol. En su nuevo Video de Youtube, Darren explica a los fanáticos cómo hacer lo que él describe como "uno de los postres favoritos de la reina". Dijo: "No es ningún secreto que a la reina le encantaba el chocolate, y cuanto más oscuro, mejor. Pero este tiene whisky y es muy fácil de hacer". Estamos escuchando.

MIRAR: Se revelan las comidas favoritas de la reina

La receta simplemente incluye chocolate amargo derretido con yemas de huevo y una pizca de café y whisky, en el caso de Darren Drambuie, que se bate hasta que se combina. En tazones separados, el chef batió la nata y batió las claras de huevo hasta que estuvieran firmes, antes de agregar ambas al chocolate para crear un postre ligero y esponjoso. Consejo superior y vierta primero la crema con una cuchara, mezclando la mitad a la vez antes de agregar las claras de huevo para que "no se les caigan todas las burbujas".

¡Su Majestad es conocida por amar el chocolate negro!

Aunque muchos fanáticos de la realeza asumirían que a la monarca se le sirven sus comidas en la mejor porcelana y cubiertos, ¡no siempre es práctico y ndash ingresar al confiable Tupperware!

Darren explicó: "Nunca supimos si la familia real iba a salir a cenar, hacer una barbacoa en las colinas o cenar en el castillo. No supimos hasta las 5 en punto cuando se reunirían para el té de la tarde y luego decidirían. " Sin embargo, si en el menú de la cena había alimentos como la mousse, eso planteaba problemas en cuanto a cómo servirlo.

"Tendríamos que hacer dos lotes diferentes de mousse de chocolate y ndash, uno que prepararíamos en un hermoso plato plateado y otro que prepararíamos en plástico Tupperware porque no pudimos enviar la plata a las colinas", continuó. ¡Qué listo!

Una vez que el postre se colocó en la nevera, se cubrió con crema batida y lloviznas de chocolate. Seguramente complacerá a la multitud, especialmente desde que Darren reveló que era un favorito de la realeza tanto en los grandes banquetes en el Palacio de Buckingham como en los picnics más tranquilos en el Castillo de Balmoral.

¡Asegúrate de no perderte nunca una historia REAL! Suscríbase a nuestro boletín para recibir todas nuestras noticias sobre celebridades, la realeza y el estilo de vida directamente en su bandeja de entrada.


Cómo ha cambiado el estilo de Meghan Markle para adherirse al Protocolo Real

Desde que se convirtió en duquesa de Sussex en mayo y se unió oficialmente a la familia real, la moda de Meghan Markle ha experimentado una transformación dramática desde la alfombra roja de su actriz hasta ahora. En parte, eso se debe tanto al protocolo real como a las expectativas no escritas sobre cómo se viste la familia para los eventos de trabajo que representan a la Reina. Por supuesto, algunos de los cambios en su ropa son probablemente sus propias decisiones y mdashshe es una mujer humana, después de todo.

A pesar de los informes de que Meghan ha roto el protocolo por mostrar sus hombros o esto o aquello, Myka Meier, fundadora / directora de Beaumont Etiquette y una británica-estadounidense entrenada por un ex miembro de la familia de la Reina, le dijo a ELLE.com que Markle en realidad nunca lo ha hecho. etiqueta real rota. "Ella está haciendo un trabajo fantástico", dijo Meier. "La gente sensacionaliza y crea historias sobre los movimientos más pequeños cuando en realidad, ella lo hizo de manera asombrosa. Donde ella & rsquos en solo un año es bastante increíble. Al final del día, el protocolo real está destinado a mostrar respeto a la Reina y al país y a sus ciudadanos y al evento concomitante. Si piensas en el protocolo real de esa manera, no creo que nadie pueda decir que ella ha sido intencionalmente irrespetuosa. Y, por tanto, no ha roto el protocolo real ".

Es cierto que la transformación de Meghan durante el último año abarca "desde su vestuario y maquillaje y mdashdown hasta su lenguaje corporal, la forma en que se comporta y la forma en que camina y conoce y saluda a la gente". Dijo Meier. Aquí, analiza cómo ha cambiado el guardarropa de Meghan en particular.

La sastrería del vestido de novia de Meghan y los críticos pensaron que el vestido no le quedaba bien y tenía todo que ver con las preferencias y nada que ver con el protocolo real. "A ella no le habrían dicho exactamente sobre la sastrería. En todo caso, por lo general, la gente esperaría que el protocolo dijera" no debería ser estricto ". Con la duquesa de Cambridge [Kate Middleton], se adaptó perfectamente a su figura. es solo una cuestión de preferencia entre ella y su diseñador. & rdquo

Las dos piezas con hombros descubiertos Trooping the Color de Meghan, a pesar de los informes, no rompieron el protocolo, solo rompieron la tradición. "No hay un protocolo real. Y esa era su versión de atuendo formal. No había nada que dijera" tienes que tener los hombros cubiertos ". el color. Si miras hacia atrás a todas las mujeres de la realeza a lo largo de la historia en Trooping the Color, no hemos visto un atuendo como ese ".

Meghan tiene la última palabra con lo que usa, pero ahora tiene un equipo de asistentes que le presenta las opciones adecuadas. Con respecto a Trooping the Color y realmente cualquier evento, "no le habrían dado la opción de hacer algo irrespetuoso. Ella tiene un equipo completo de ayudantes que llaman [en] pedazos. Habrían sacado los pedazos apropiados. El palacio está muy involucrada en lo que usa y su presentación. Y por supuesto que ella tiene la última palabra, pero no habría habido ninguna de sus reglas para romper ".

Meghan ya no puede aceptar regalos. "A veces, los asistentes de eventos le preparan docenas y docenas de piezas. Ella las elige, se las prueba y todo lo que no funciona se remonta. Ella no recibe obsequios como solía hacerlo. para llevarse regalos. Así que todo vuelve ".

Meghan lleva bolsas más pequeñas. "A medida que asiste a eventos más formales, naturalmente adoptará un código de vestimenta más formal", dijo Meier. "Así, por ejemplo, su bolso: Solíamos verla cargando estos bolsos bastante grandes que podían caber mucho. Ahora, la vemos con bolsos muy pequeños, por muchas razones: uno, los bolsos tienen que coincidir con la formalidad del evento. y dos tiene menos que cargar. Tiene todo un equipo de ayudantes reales con ella en todo momento para proporcionarle todo lo que necesita ".

Meghan ya no usa ropa sin mangas. "Solía ​​usar mucha [ropa] totalmente sin mangas y sin tirantes. Ahora la vemos con la manga ajustada o incluso con una manga completa".

Lleva dobladillos más largos. "Solíamos verla mucho en la alfombra roja, lo que habría sido un evento formal para ella entonces, con faldas cortas y lindas. Ahora la vemos con dobladillos conservadores hasta la rodilla o incluso por debajo".

. y ropa menos reveladora, punto. "Nada es demasiado ajustado, todavía está hecho a medida, pero no demasiado revelador. No vemos el escote. Solo la vemos vestirse con mucho respeto. Creo que sabe que es representante de la familia real y un modelo a seguir para muchos".

Los zapatos abiertos y los tacones de aguja altísimos están fuera. "Solíamos verla en la alfombra roja o en un evento formal con zapatos abiertos durante el día, ahora la vemos con zapatos cerrados durante el día. Por lo general, no tiene demasiada plataforma en el talón, si es que tiene alguna, lo que solía hacer. Sabemos que el esmalte o la gamuza suelen ser los más formales para el atuendo de día cerrado, y la vemos con muchos de esos colores ".

Sus joyas son mínimas en lugar de llamativas. "Sus joyas son muy simples, muy elegantes. Si miramos fotos antiguas de su estilo, solía tener muchas pulseras o pulseras de corbata pequeñas que se tejían en pilas. Ahora ya no las vemos. Vemos más joyas pulidas. . Y en cuanto a su presentación, vemos, por supuesto, coger su anillo de bodas, sus joyas maritales ".

Lleva sombreros más elegantes. "Nunca la hemos visto [con ellos] y mdash además de un sombrero de fieltro y un par de sombreros de paja. Ahora la vemos siguiendo tradiciones muy británicas de usar sombreros, lo que realmente es cultural y muestra respeto por los eventos formales a los que asiste ".


Obtener una copia


25 reglas extrañas que la familia real debe seguir

Cuando piensas en la familia real, a menudo piensas en coronas, castillos o el privilegio que conlleva vivir un estilo de vida tan glamoroso; sin embargo, ser miembro de la realeza no es un paseo por el parque.

No es de extrañar que haya muchas reglas y regulaciones que los miembros de la familia real deben cumplir. Algunos han resistido la prueba del tiempo, mientras que otros han demostrado estar ligeramente desactualizados para la generación moderna.

Desde la política hasta las comidas prohibidas, reunimos 25 de las reglas más extrañas que rigen la vida de la familia real.

1. Las parejas casadas deben tener al menos dos hijos

Esta tradición tiene más de 60 años y requiere que las parejas reales tengan no menos de dos hijos. Si la familia quiere expandirse más o no, depende de ellos. La única pareja que decidió tener más es la reina Isabel II y el duque de Edimburgo. El duque y la duquesa de Cambridge han seguido sus pasos con el reciente nacimiento de su tercer hijo, el príncipe Luis.

2. El género de un bebé es un secreto

En la monarquía real británica, las familias no pueden revelar el sexo de su hijo antes de que nazca. Históricamente, el anuncio del nacimiento fue escrito a mano por el médico inmediatamente después del nacimiento y enviado en un automóvil al Palacio de Buckingham para ser exhibido en un caballete en el frente del palacio para el público, documentando el sexo del bebé. El caballete todavía se usa hoy para anunciar los nacimientos reales al público.

3. Después de las 6:00 p. M., Salen las tiaras

Es una regla real que después de las 6:00 p. M. Los sombreros deben cambiarse por tiaras, ya que no se permite usar tiaras durante el día.

4. Las tiaras están reservadas solo para mujeres casadas.

La tradición en el Reino Unido prohíbe que una mujer soltera lleve una tiara, ya que es un símbolo del matrimonio. Sin embargo, una vez casadas, a las mujeres se les permite usar una tiara inmediatamente, incluso desde el día de su boda.

5. Cuando la reina haya terminado su cena, tú también

En una gran recepción o en una cena oficial, la Reina usará su bolso para enviar señales discretas a su personal. Cuando coloca su bolso sobre una mesa, significa que quiere que el evento concluya en 5 minutos y está lista para estar en camino.

6. Aprobación antes de que se requiera una propuesta

Uno debe tener la aprobación de la Reina antes de que pueda tener lugar una propuesta de matrimonio.

7. Solo las mujeres pueden estar en la habitación para el parto.

La princesa Diana fue la primera mujer en romper la regla del parto en casa. Sin embargo, al igual que hace muchos siglos, los hombres todavía no pueden participar en el proceso.

8. No puedes renunciar al cumpleaños de la reina

Ya sea que se acabe de casar o que haya dado a luz, no hay excusas cuando se trata de asistir al cumpleaños de la Reina. Todos los miembros de la familia real deben estar presentes en la celebración. No se permiten excepciones.

9. Debe sentarse con la postura correcta

Las mujeres de las familias reales no deben sentarse con las piernas cruzadas a la altura de las rodillas. La postura correcta es mantener las rodillas y los tobillos juntos e inclinar las piernas un poco hacia un lado. ¿Quien sabe?

10. Al viajar a bordo de un Royal debe empacar un atuendo completamente negro

Por si acaso hay una muerte inesperada. Como tu lo haces.

11. Sin monopolio

El famoso juego de mesa no debe jugarse entre la familia real. "No se nos permite jugar al Monopoly en casa", dijo una vez el príncipe Andrew. "Se vuelve demasiado cruel".

12. Los herederos no viajan juntos

Para preservar la línea al trono, dos herederos viajan separados. Si bien el duque y la duquesa de Cambridge han tomado la decisión de romper la tradición y viajar con sus hijos, cuando el príncipe George cumpla 12 años, lo más probable es que él y el príncipe William tengan que volar por separado.

13. Los miembros de la realeza no pueden usar pieles

A pesar de que esta regla se rompió varias veces, te estamos mirando Kate Middleton, el rey Eduardo prohibió a todos los miembros de la realeza usar pieles en el siglo XII.

14. Los regalos no se abren el día de Navidad

En cambio, la familia opta por intercambiar regalos en Nochebuena en el Salón Rojo durante la hora del té.

15. Todo ramo de novia debe contener este tipo de flor.

¿Alguna vez has notado una similitud entre los ramos de novias reales? Todos los ramos de bodas reales han presentado mirto limón. Esta tradición se remonta al matrimonio de la hija mayor de la reina Victoria, la princesa Victoria, cuando se utilizó la flor por primera vez.

16. El ajo no está permitido dentro del Palacio de Buckingham

¿Por qué? Simplemente porque la Reina lo odia.

17. El escote es un gran no no

Mostrar el escote no es parte del código de vestimenta real. La princesa Diana solía usar sus garras para ocultar su escote al salir de un automóvil.

18. Prince George tiene un código de vestimenta

Incluso los niños de la realeza tienen códigos de vestimenta específicos que deben cumplir. Prince George está restringido a usar pantalones cortos hechos a medida, ya que no puede usar pantalones largos.

19. La ubicación de los utensilios es muy importante

Si un miembro de la realeza termina con una comida, colocará sus utensilios en ángulo, con las asas en la parte inferior del plato derecho. Sin embargo, si necesitan salir de la habitación durante la cena pero aún no han terminado de cenar, cruzan los cubiertos para evitar que les quiten el plato.

20. Existe un protocolo para hablar con la reina

En las cenas formales, la Reina comienza hablando con la persona sentada a su derecha. Luego cambia al invitado a su izquierda durante el segundo plato de la comida.

21. La familia no puede expresar sus opiniones políticas

Los miembros de la familia real no pueden participar en ninguna actividad política. Esto se extiende desde votar hasta no postularse para un cargo. Al mantenerse por encima de la política, la familia tiene como objetivo presentar una postura neutral, por lo tanto, manteniendo su papel público de relacionarse con todas las personas de la sociedad.

22. Se deben aceptar todos los obsequios

Los miembros de la realeza deben recibir todos los regalos con gentileza, sin importar cuán grandes o pequeños sean. Los obsequios se utilizan, se almacenan o se donan.

23. Los Queen's Corgis son comidas gourmet preparadas

Todos sabemos cuánto ama la Reina a sus perros, tanto que se preparan comidas gourmet diseñadas individualmente en bandejas de plata. Sin mencionar que también se distribuyen por orden de antigüedad.

24. Las mujeres deben usar sombreros en las salidas oficiales

El protocolo real establece que las mujeres deben usar sombreros en todas las ocasiones formales de la realeza, una regla de etiqueta que se remonta a la década de 1950, cuando se consideraba inapropiado que las mujeres de la clase alta y la realeza mostraran su cabello en público.

25. La reina no está obligada a tener una licencia de conducir

Su Majestad es la única persona en el Reino Unido que puede conducir sin licencia. Entre sus muchos privilegios, nunca ha necesitado tomar un examen de manejo y se le permite conducir sin una matrícula en su automóvil estatal.


Helen Mirren se mortificó cuando olvidó la etiqueta real durante el té con la reina

Helen Mirren y la reina Isabel tienen historia. Parte de esa historia es genial y mdashla actriz de 74 años ganó un premio de la Academia por su interpretación de la monarca en 2006 El Queenorte y ha asistido a varias recepciones en el Palacio de Buckingham con la realeza. Pero, según Mirren, no todos sus encuentros han sido perfectos.

El viernes, la actriz compartió una historia sobre un momento incómodo que compartió durante el té con Elizabeth y su esposo, el príncipe Felipe. Y la fiesta del té fue incómoda en muchos sentidos.

Awkward Moment 1: Mirren didn't realize the tea date with the Queen was going to be an intimate affair.

"She invited me for tea," Mirren explained during her "Helen Mirren and Hawk Koch Discuss The Magic of Movies" event, according to Gente. "I thought it was going to be in a room with 200 other people, which it often is. I&rsquove met her once before and it was in a room with 200 other people. So I said, 'Oh well I can manage that.' So it was at the horsey place and the message came to me that the Queen would like to invite you to tea, she knows you&rsquore here."

Awkward Moment 2: Mirren didn't know anything about the main topic of conversation, horses.

"So I walk in, and there&rsquos like eight people sitting around a table. Prince Philip, the Queen, a Sheik of somewhere or other and a couple of horsey people. I know absolutely nothing about horses, at all, and the Queen knows everything about horses," she explained, adding that she was, "desperately trying to make polite conversation and it&rsquos just coming out like gobbledygook."

Awkward Moment 3: She forgot how to address the Queen's husband, Prince Philip.

"Then I got a cup of tea and the Queen, in particular, was having a very intense conversation about what&rsquos in the sandwiches with Prince Philip, very important. &lsquoWhat is this? What&rsquos in here?' The milk is on the other side of Prince Philip and I want some milk in my tea, but my brain goes completely dead and I cannot remember how to address Prince Philip.

"I mean, is it sir? Is it your majesty? Is it your highness? Is it rude to ask him to pass the milk? Or should I just ask for a lackey?"

So what did Mirren end up doing? Not having milk at all. "I finished up not having any milk. I just couldn&rsquot sort it out," she said. "It&rsquos a lesson in embarrassment, but they were lovely, they were utterly gracious."

Para obtener más historias como esta, incluidas noticias sobre celebridades, consejos de belleza y moda, comentarios políticos inteligentes y características fascinantes, regístrese en el Marie Claire newsletter.


7 things the general public probably don't know about the Queen's garden parties

The Queen welcomed 8,000 guests into the grounds of Buckingham Palace on Tuesday, when she hosted her first garden party of 2018. The annual summer gatherings, which were first held by Queen Victoria in the 1860s, take place on three different dates with a fourth party arranged at Holyroodhouse in Scotland. So, what actually happens at these prestigious events? Here's some background on the royal receptions as garden party season kicks off.

1. You can't ask for an invite

Every year, the Queen invites over 30,000 people to the parties as a way to recognise and reward public service. Those who are lucky enough to receive an invite are often involved with charities or the public sector, but British residents can't apply to attend. Instead, they are nominated, usually by the Lord Lieutenant, the monarch's personal representative in each county, the military services or the local government. Plus-ones are welcomed, though. Each guest is allowed to take a partner or friend.

2. The parties originally had a different name

Although the events have always taken place in the afternoon, the first garden parties hosted by Queen Victoria were known as "breakfasts". There were originally just two parties a year and the guest list was said to be strict with only nobility and fellow royals invited. The occasion was also an opportunity for debutantes to be presented to the Court - a tradition which was put to an end soon after Queen Elizabeth II's reign started.

3. Each party lasts for around three hours

The Royal Family's website informs invitees that the garden opens at 2:30pm, while the front gates to the Palace open at 3pm on the day of each party. However, the event doesn't officially start until the Queen and the Duke of Edinburgh, often accompanied by other senior royals, enter the garden at 4pm, when the National Anthem is played. "While the bands continue to play a selection of music, the Queen and the Duke of Edinburgh circulate among the guests through 'lanes'," the website explains.

"Each takes a different route and random presentations are made so that everyone has an equal chance of speaking to Her Majesty and other members of the royal family," the website adds. "The Queen then arrives at the Royal Tea Tent, where she meets further guests. Guests are free to eat, drink and stroll around the beautiful Palace gardens." De acuerdo a Royal Central, the royal family depart at around 6pm, when the National Anthem marks the end of the event.

4. There's a dress code

The Palace encourages guests to dress up. There's a chance for a meeting with the Queen, after all. Men are advised to wear morning dress or lounge suits, while women should attend in day dresses, with hats or fascinators. National dress and uniform are also often worn.

5. Cups of tea, slices of cake and sandwiches are served in the thousands

Around 27,000 cups of tea, 20,000 sandwiches and 20,000 slices of cake are consumed at each garden party. As one guest reported last year, there were six sandwich options and nine sweet treats to choose from, with British classics like miniature Victoria sponge cakes, scones and strawberry tarts among the favourites created by the palace's kitchen staff.

#DYK At every Garden Party around 20,000 slices of cake, 20,000 sandwiches and over 27,000 cups of tea are served? pic.twitter.com/uKIWlpTQ4e

&mdash The Royal Family (@RoyalFamily) May 15, 2018

There's no chance of forgetting where you are, either. In previous years, tea has been served in white and gold cups marked with the monarch's initials.

6. Rain doesn't stop play

Thanks to the unreliable British weather, the Queen and the Duke of Edinburgh often arrive for their walkabout armed with umbrellas. There are have been several washouts at garden parties over the years, including in 2009, when thousands of guests were forced to run inside marquees for cover during a thunderstorm.

7. Special garden parties are added to the calendar each year

The Queen often gives permission for special garden parties to take place each year. One is held for the Not Forgotten Association, a charity for wounded, injured or sick ex-servicemen and women, which this year, will be hosted by Prince Harry. And on 22 May, the Prince of Wales and the Duchess of Cornwall will host a party at the Palace to celebrate the work of the prince's charities in the year of his 70th birthday.


The Most Awkward Stories of Queen Elizabeth Meeting Celebrities

As the reigning monarch for the past 65 years, the Queen has met her share of famous faces while on the throne. While most celebs have had a fairly routine meeting experience where protocol was followed, some household names went solo a bit off script, resulting in some comical tales that are too good not to share.

While meeting the pop star at the premiere of the James Bond film Die Another Day in 2002, the royal reportedly questioned who she was. And when someone told the Queen that Madonna had performed the movie's theme song, she replied "Oh really, did you?" Then, when she moved on to shake hands with actor John Cleese, who plays Q in the movie, she asked him, "And what do you do?" Either the Queen has some catching up to do on her action flicks or she's got some funny jokes!

When it comes to regal rules, you don't touch the Queen unless it's a handshake that she initiates. But moments after politely shaking hands, the former First Lady offered the Queen a side-arm hug. The monarch responded warmly and returned the gesture to Michelle, showing that she's okay bending the rules from time to time. It ended up being a touching moment between the two powerful ladies.

Back in 2016, this photo went viral for obvious reasons. Just look at how excited the Queen seems to be greeting the legendary soccer player. This wasn't the first time the two have shook hands, but her excitement makes it seem like she's finalmente meeting her celebrity crush. Honestly, we can't blame her. It's David Beckham. You'd have a giant grin on your face too.

Protocol encourages celebrities to dress in reserved attire when in the presence of royalty. Gaga, however, went with something pretty bold when greeting Her Majesty after performing at the Royal Variety Performance in 2009. Apparently, upon seeing the singer's outfit, the Queen couldn't help but giggle.

Many have pointed out that, trademark or not, Anna's famous sun glasses should've been removed in the presence of the monarch. "Ms. Wintour should know that to wear sunglasses when talking to another person, with no medical reason, is unacceptable," one etiquette expert said at the time. Fashion faux pas aside, the photos from the event make it seem like the two got along pretty well.

Again: touching a royal, beyond a gentle handshake, is usually a no-no. So when actor Mickey Rooney went for a smooch on the hand when first saying hello to the Queen, you can imagine that she was caught off-guard. True to her character, she played it cool and continued smiling and amicably chatting with The Black Stallion star. Lucky she was wearing her iconic gloves!


Ver el vídeo: Gloria Trevi - Como Yo Te Amo (Noviembre 2021).