Nuevas recetas

Cuidado con los idus de marzo: 5 alimentos considerados desafortunados en todo el mundo

Cuidado con los idus de marzo: 5 alimentos considerados desafortunados en todo el mundo

A principios de año, examinado algunos alimentos que se consideran afortunados, con la esperanza de traer buena fortuna para 2016. Por otro lado, también hay numerosos alimentos considerados desafortunados en todo el mundo (en países específicos o simplemente en general) y, por lo tanto, deben evitarse.

Aunque el nuevo año ya ha comenzado, hoy alcanzamos nuestro primer hito desafortunado, los idus de marzo (15 de marzo), que en realidad es una época del año relacionada. Verá, aunque marzo es el tercer mes tanto en el calendario gregoriano actual como en el anterior, el romano original tenía marzo (Martius) como el primero, y por lo tanto las supersticiones tradicionales sobre el nuevo año duraron aproximadamente las dos primeras semanas del mes.

En honor (o respeto, o tal vez miedo) a los Idus, aquí hay cinco alimentos que debes evitar si buscas buena suerte en marzo, para el año o simplemente en general. Por otra parte, incluso si las cosas se vuelven amargas desde el punto de vista de la fortuna, es probable que aún no lo tengas tan mal como lo hizo Julio César en el 44 a. C. - a menos que sus colegas y amigos también decidan repentinamente asesinarlo y derrocarlo. En cuyo caso, estaría atento a los videntes o adivinos que le adviertan sobre el 15 de marzo. Lo mejor es pecar de cauteloso, ¿verdad?

Plátanos

Es de conocimiento común que los marineros y los pescadores son en general bastante supersticiosos (usted también lo sería si pasara la mayor parte de su vida a la deriva en medio del océano en una embarcación pequeña). Los orígenes son inciertos: puede haber involucrado un cargamento de plátanos llenos de bacterias que supuestamente mató a toda una tripulación una vez, o simplemente mala suerte anecdótica cuando uno trae plátanos a bordo para comer, pero la leyenda de alguna manera se ha extendido a lo largo del tiempo. Algunas cartas de pesca prohíben cualquier cosa remotamente cercana a los plátanos: muffins de plátano, ropa de Banana Republic (para el pescador de moda) o ropa interior de Fruit of the Loom (cuyo logo ni siquiera incluye un plátano). Con toda esta mala suerte entre la fruta malvada y los barcos, es sorprendente que la marca Banana Boat no se haya hundido por completo.

Langosta

Cuando las langostas se enfrentan a depredadores, utilizan sus extrañas patas de araña y sus colas regordetas y deliciosas para impulsarse hacia atrás y escapar. Como el año nuevo y la suerte en general se trata de mirar hacia adelante, las langostas se ven como un alimento desafortunado y algo que representa arrepentimientos o vivir en el pasado.

Perejil

El perejil en sí no es mala suerte, pero lo que hagas con él podría serlo. No se supone que el perejil se lleve de una casa a otra o de un jardín a otro, ya que normalmente no se trasplanta bien, y tratar de hacerlo es pedir desgracia. Por otro lado, si el perejil se planta y crece con éxito, es de buena suerte para el jardinero, especialmente si es una mujer embarazada. (Aunque en ese caso, probablemente debería tomarse un descanso, ya que es agotador trabajar en el jardín para dos).

Aves de corral

Al igual que las langostas y su movimiento hacia atrás, las personas supersticiosas a menudo también evitan comer pollo o pavo, ya que esos animales se rascan hacia atrás mientras buscan comida. Esto significa que cualquiera que consuma los animales estará mirando detrás de ellos todo el año, o se verá obligado a buscar en la tierra su comida o su éxito, pero solo terminará con un rasguño de pollo. Además, aunque no es muy bueno para volar, el hecho de que las aves de corral puedan hacerlo un poco todavía se ve como un mal presagio, ya que uno tampoco quiere que su suerte se vaya volando.

Uvas agrias

A nadie le gustan las uvas agrias (la comida o la actitud), pero esto es especialmente cierto en la cultura española, donde es tradicional que los españoles consuman 12 uvas en los primeros 12 segundos del nuevo año. Si la tarea se completa con éxito, la buena suerte llegará al consumidor; si fallan, se considera un signo de mala suerte. Aunque, incluso si se logra el desafío, cualquier uva consumida que fuera ácida representará un mal mes, según su orden respectivo. Por ejemplo, si la tercera uva es ácida, marzo no tendrá suerte. (¡Cuidado con las vides de marzo!) Esta superstición fue supuestamente creada por los propietarios de viñedos españoles a principios del siglo XX, que ahora tienen buena suerte al comienzo de cada año debido a la tradición.


La publicación de hoy & # 8217s comienza una semana de & # 8220puestos de suerte & # 8221 aquí en Poor Richard & # 8217s Almanac en honor a los Idus de marzo, un día desafortunado para Julio César y la República Romana, y el Día de San Patricio & # 8217s, tradicionalmente asociado con tréboles, amuletos de la suerte, arcoíris, ollas de oro y & # 8220 la suerte de los irlandeses & # 8221. A medida que avanza la semana, encontrará mensajes sobre símbolos de buena y mala suerte, amuletos y talismanes para proteger. fuera de la mala suerte, acciones que se considera que atraen buena o mala suerte en todo el mundo, incluso alimentos que se consideran afortunados y desafortunados. Hoy comenzaremos con el historiador oficial de PRA, Richard Saunders, que publica un par de días de singular mala suerte.

Soy yo, Richard Saunders de Pobre Richard & # 8217s Almanac fama, aquí hoy para hablar de los idus de marzo. Si no recuerdas nada más de haber sido obligado a leer Shakespeare & # 8217s Julio César En algún momento de su carrera educativa, probablemente recuerde al Adivino gritando & # 8220 ¡Cuidado con los idus de marzo! & # 8221 al César unas cien veces. (Al menos eso parecía). Pero, ¿qué están los Idus de marzo, y ¿hay alguna razón para que tengamos cuidado con ellos?

En realidad, los Idus de marzo no son un ellos pero un eso: 15 de marzo. & # 8220Ides & # 8221 proviene del latín Idus, y se refiere, según Wikipedia, a un festival que celebra al dios romano de la guerra, Marte, de quien toman sus nombres el mes de marzo y el planeta Marte. Pensarías que este habría sido un día de suerte para César, uno de los más grandes generales y constructores de imperios de la historia. Pero su suerte se acabó el 15 de marzo de 44 a.C., cuando fue asesinado por un grupo de senadores indignados, incluido su amigo de confianza Bruto, lo que llevó a esa otra famosa línea, & # 8220Et tu, Bruto? & # 8221 (Eso es & # 8217s, ejem, brootay, no brutal, si alguna vez tienes la desgracia de estar en la posición de César y tener que decir la línea tú mismo).

¿Por qué los senadores estaban en armas (literalmente) contra César, preguntas? En pocas palabras, porque antes del Imperio Romano, existía la República Romana, un supuesto bastión de virtud y honor con un Senado gobernante. (Y sí, este era el ideal en el que nuestros Padres Fundadores aquí en América basaron su propio gobierno.) Los senadores temían que Julio César * tuviera demasiado poder y planeaba declararse emperador, poniendo fin a la República. Así que tomaron una ruta directa para asegurarse de que eso no sucediera. Desafortunadamente (para ellos), sus esfuerzos fracasaron. Tuvieron éxito en matar a César, pero desencadenaron una serie de juegos de poder que finalmente vieron coronado emperador al heredero de César y # 8217, Augusto. Nació el Imperio Romano y el resto es historia.

Pero, ¿qué tiene que ver la mala suerte de César con nosotros? Porque deberia nosotros ¿cuidado con los idus de marzo? Bueno, a menos que viva, como nosotros, en un área que a menudo recibe la peor tormenta de nieve del año en esa época, realmente no hay razón. Pero lo mismo podría decirse del viernes 13.

El viernes 13 se identificó como una fecha de mala suerte y desgracia allá por el viernes 13 de octubre de 1307, cuando el inmoral y rapaz rey Felipe IV de Francia demolió la poderosa Orden de los Caballeros Templarios en un solo día. (Es cierto que tomó un poco más de tiempo destruir por completo a los Templarios y apoderarse de todos sus bienes para la Corona, pero en efecto toda la Orden se derrumbó en ese único día). En ese momento, los Templarios eran inmensamente ricos y poderosos, conocidos como & # 8220 los banqueros de Europa & # 8221 porque controlaban gran parte de su riqueza y operaban con las bendiciones del Papa. Aniquilarlos requirió una combinación de factores, incluido un Papa muy débil de origen francés & # 8212 como sucedió, un amigo de la infancia del Rey & # 8212 que también estaba más o menos bajo arresto domiciliario en Aviñón, Francia, en lugar de estar atrincherado en Roma, y una serie de maniobras muy tortuosas que incluyen atraer al Gran Maestre de los Templarios, Jacques de Molay, a las manos del Rey, pidiéndole que sea un portador del féretro en el funeral de Philippe y su propia hermana, y luego arrestarlo el día siguiente (el 13).

De nuevo, puede que se pregunte qué tiene que ver la caída de los Templarios con nosotros, y nuevamente, la respuesta es nada. Sí, fue dramático y sin duda sembró el terror y los sentimientos de vulnerabilidad por toda Europa. Pero el asesinato de César fue todo eso y más, ya que en ese momento, Roma era prácticamente el centro del mundo.

Entonces, ¿por qué seguimos considerando desafortunado el viernes 13 e ignoramos los idus de marzo? Dígame usted.

* Si crees que pronunciar Ides & # 8220EE-days & # 8221 y Brute & # 8220BROO-tay & # 8221 es malo, mira cómo se pronunciaban los romanos de Caesar & # 8217s day su nombre: YOO-lee-OOS KY-sar. Pero entonces, el pobre Leonardo da Vinci & # 8217s nombre fue pronunciado por sus contemporáneos como & # 8220da Winky & # 8221.


La publicación de hoy & # 8217s comienza una semana de & # 8220puestos de suerte & # 8221 aquí en Poor Richard & # 8217s Almanac en honor a los Idus de marzo, un día desafortunado para Julio César y la República Romana, y el Día de San Patricio & # 8217s, tradicionalmente asociado con tréboles, amuletos de la suerte, arco iris, vasijas de oro y & # 8220la suerte de los irlandeses & # 8221. A medida que avanza la semana, encontrará mensajes sobre símbolos de buena y mala suerte, amuletos y talismanes fuera de la mala suerte, acciones que se considera que atraen buena o mala suerte en todo el mundo, incluso alimentos que se consideran afortunados y desafortunados. Hoy comenzaremos con el historiador oficial de PRA, Richard Saunders, que publica un par de días de singular mala suerte.

Soy yo, Richard Saunders de Pobre Richard & # 8217s Almanac fama, aquí hoy para hablar de los idus de marzo. Si no recuerdas nada más de haber sido obligado a leer Shakespeare & # 8217s Julio César En algún momento de su carrera educativa, probablemente recuerde al Adivino gritando & # 8220 ¡Cuidado con los idus de marzo! & # 8221 al César unas cien veces. (Al menos eso parecía). Pero, ¿qué están los Idus de marzo, y ¿hay alguna razón para que tengamos cuidado con ellos?

En realidad, los Idus de marzo no son un ellos pero un eso: 15 de marzo. & # 8220Ides & # 8221 proviene del latín Idus, y se refiere, según Wikipedia, a un festival que celebra al dios romano de la guerra, Marte, de quien toman sus nombres el mes de marzo y el planeta Marte. Pensarías que este habría sido un día de suerte para César, uno de los más grandes generales y constructores de imperios de la historia. Pero su suerte se acabó el 15 de marzo de 44 a.C., cuando fue asesinado por un grupo de senadores indignados, incluido su amigo de confianza Bruto, lo que llevó a esa otra famosa línea, & # 8220Et tu, Bruto? & # 8221 (Eso es & # 8217s, ejem, brootay, no bruto, si alguna vez tienes la desgracia de estar en la posición de César y tener que decir la línea tú mismo).

¿Por qué los senadores estaban en armas (literalmente) contra César, preguntas? En pocas palabras, porque antes del Imperio Romano, existía la República Romana, un supuesto bastión de virtud y honor con un Senado gobernante. (Y sí, este era el ideal en el que nuestros Padres Fundadores aquí en América basaron su propio gobierno.) Los senadores temían que Julio César * tuviera demasiado poder y planeaba declararse emperador, poniendo fin a la República. Así que tomaron una ruta directa para asegurarse de que eso no sucediera. Desafortunadamente (para ellos), sus esfuerzos fracasaron. Tuvieron éxito en matar a César, pero desencadenaron una serie de juegos de poder que finalmente vieron coronado emperador al heredero de César y # 8217, Augusto. Nació el Imperio Romano y el resto es historia.

Pero, ¿qué tiene que ver la mala suerte de César con nosotros? Porque deberia nosotros ¿cuidado con los idus de marzo? Bueno, a menos que viva, como nosotros, en un área que a menudo recibe la peor tormenta de nieve del año en esa época, realmente no hay razón. Pero lo mismo podría decirse del viernes 13.

El viernes 13 se identificó como una fecha de mala suerte y desgracia allá por el viernes 13 de octubre de 1307, cuando el inmoral y rapaz rey Felipe IV de Francia demolió la poderosa Orden de los Caballeros Templarios en un solo día. (Es cierto que tomó un poco más de tiempo destruir por completo a los Templarios y apoderarse de todos sus bienes para la Corona, pero en efecto toda la Orden se derrumbó en ese único día). En ese momento, los Templarios eran inmensamente ricos y poderosos, conocidos como & # 8220 los banqueros de Europa & # 8221 porque controlaban gran parte de su riqueza y operaban con las bendiciones del Papa. Aniquilarlos requirió una combinación de factores, incluido un Papa muy débil de origen francés & # 8212 como sucedió, un amigo de la infancia del Rey & # 8212 que también estaba más o menos bajo arresto domiciliario en Aviñón, Francia, en lugar de atrincherado en Roma, y una serie de maniobras muy tortuosas que incluyen atraer al Gran Maestre de los Templarios, Jacques de Molay, a las manos del Rey, pidiéndole que sea un portador del féretro en el funeral de Philippe y su propia hermana, y luego arrestarlo el día siguiente (el 13).

De nuevo, puede que se pregunte qué tiene que ver la caída de los Templarios con nosotros, y nuevamente, la respuesta es nada. Sí, fue dramático y sin duda sembró el terror y los sentimientos de vulnerabilidad por toda Europa. Pero el asesinato de César fue todo eso y más, ya que en ese momento, Roma era prácticamente el centro del mundo.

Entonces, ¿por qué seguimos considerando desafortunado el viernes 13 e ignoramos los idus de marzo? Dígame usted.

* Si crees que pronunciar Ides & # 8220EE-days & # 8221 y Brute & # 8220BROO-tay & # 8221 es malo, mira cómo se pronunciaban los romanos de Caesar & # 8217s day su nombre: YOO-lee-OOS KY-sar. Pero entonces, el pobre Leonardo da Vinci & # 8217s nombre fue pronunciado por sus contemporáneos como & # 8220da Winky & # 8221.


La publicación de hoy & # 8217s comienza una semana de & # 8220puestos de suerte & # 8221 aquí en Poor Richard & # 8217s Almanac en honor a los Idus de marzo, un día desafortunado para Julio César y la República Romana, y el Día de San Patricio & # 8217s, tradicionalmente asociado con tréboles, amuletos de la suerte, arcoíris, ollas de oro y & # 8220 la suerte de los irlandeses & # 8221. A medida que avanza la semana, encontrará mensajes sobre símbolos de buena y mala suerte, amuletos y talismanes para proteger. fuera de la mala suerte, acciones que se considera que atraen buena o mala suerte en todo el mundo, incluso alimentos que se consideran afortunados y desafortunados. Hoy comenzaremos con el historiador oficial de PRA, Richard Saunders, que publica un par de días de singular mala suerte.

Soy yo, Richard Saunders de Pobre Richard & # 8217s Almanac fama, aquí hoy para hablar de los idus de marzo. Si no recuerdas nada más de haber sido obligado a leer Shakespeare & # 8217s Julio César En algún momento de su carrera educativa, probablemente recuerde al Adivino gritando & # 8220 ¡Cuidado con los idus de marzo! & # 8221 al César unas cien veces. (Al menos eso parecía). Pero, ¿qué están los Idus de marzo, y ¿hay alguna razón para que tengamos cuidado con ellos?

En realidad, los Idus de marzo no son un ellos pero un eso: 15 de marzo. & # 8220Ides & # 8221 proviene del latín Idus, y se refiere, según Wikipedia, a un festival que celebra al dios romano de la guerra, Marte, de quien toman sus nombres el mes de marzo y el planeta Marte. Pensarías que este habría sido un día de suerte para César, uno de los más grandes generales y constructores de imperios de la historia. Pero su suerte se acabó el 15 de marzo de 44 a.C., cuando fue asesinado por un grupo de senadores indignados, incluido su amigo de confianza Bruto, lo que llevó a esa otra famosa línea, & # 8220Et tu, Bruto? & # 8221 (Eso es & # 8217s, ejem, brootay, no brutal, si alguna vez tienes la desgracia de estar en la posición de César y tener que decir la línea tú mismo).

¿Por qué los senadores estaban en armas (literalmente) contra César, preguntas? En pocas palabras, porque antes del Imperio Romano, existía la República Romana, un supuesto bastión de virtud y honor con un Senado gobernante. (Y sí, este era el ideal en el que nuestros Padres Fundadores aquí en América basaron su propio gobierno.) Los senadores temían que Julio César * tuviera demasiado poder y planeaba declararse emperador, poniendo fin a la República. Así que tomaron una ruta directa para asegurarse de que eso no sucediera. Desafortunadamente (para ellos), sus esfuerzos fracasaron. Tuvieron éxito en matar a César, pero desencadenaron una serie de juegos de poder que finalmente vieron coronado emperador al heredero de César y # 8217, Augusto. Nació el Imperio Romano y el resto es historia.

Pero, ¿qué tiene que ver la mala suerte de César con nosotros? Porque deberia nosotros ¿cuidado con los idus de marzo? Bueno, a menos que viva, como nosotros, en un área que a menudo recibe la peor tormenta de nieve del año en esa época, realmente no hay razón. Pero lo mismo podría decirse del viernes 13.

El viernes 13 se identificó como una fecha de mala suerte y desgracia allá por el viernes 13 de octubre de 1307, cuando el inmoral y rapaz rey Felipe IV de Francia demolió la poderosa Orden de los Caballeros Templarios en un solo día. (Es cierto que tomó un poco más de tiempo destruir por completo a los Templarios y apoderarse de todos sus bienes para la Corona, pero en efecto toda la Orden se derrumbó en ese único día). En ese momento, los Templarios eran inmensamente ricos y poderosos, conocidos como & # 8220 los banqueros de Europa & # 8221 porque controlaban gran parte de su riqueza y operaban con las bendiciones del Papa. Aniquilarlos requirió una combinación de factores, incluido un Papa muy débil de origen francés & # 8212 como sucedió, un amigo de la infancia del Rey & # 8212 que también estaba más o menos bajo arresto domiciliario en Aviñón, Francia, en lugar de atrincherado en Roma, y una serie de maniobras muy tortuosas que incluyen atraer al Gran Maestre de los Templarios, Jacques de Molay, a las manos del Rey, pidiéndole que sea un portador del féretro en el funeral de Philippe y su propia hermana, y luego arrestarlo el día siguiente (el 13).

De nuevo, puede que se pregunte qué tiene que ver la caída de los Templarios con nosotros, y nuevamente, la respuesta es nada. Sí, fue dramático y sin duda sembró el terror y los sentimientos de vulnerabilidad por toda Europa. Pero el asesinato de César fue todo eso y más, ya que en ese momento, Roma era prácticamente el centro del mundo.

Entonces, ¿por qué seguimos considerando desafortunado el viernes 13 e ignoramos los idus de marzo? Dígame usted.

* Si crees que pronunciar Ides & # 8220EE-days & # 8221 y Brute & # 8220BROO-tay & # 8221 es malo, mira cómo se pronunciaban los romanos de Caesar & # 8217s day su nombre: YOO-lee-OOS KY-sar. Pero entonces, el pobre Leonardo da Vinci & # 8217s nombre fue pronunciado por sus contemporáneos como & # 8220da Winky & # 8221.


La publicación de hoy & # 8217s comienza una semana de & # 8220puestos de suerte & # 8221 aquí en Poor Richard & # 8217s Almanac en honor a los Idus de marzo, un día desafortunado para Julio César y la República Romana, y el Día de San Patricio & # 8217s, tradicionalmente asociado con tréboles, amuletos de la suerte, arco iris, vasijas de oro y & # 8220la suerte de los irlandeses & # 8221. A medida que avanza la semana, encontrará mensajes sobre símbolos de buena y mala suerte, amuletos y talismanes fuera de la mala suerte, acciones que se considera que atraen buena o mala suerte en todo el mundo, incluso alimentos que se consideran afortunados y desafortunados. Hoy comenzaremos con el historiador oficial de PRA, Richard Saunders, que publica un par de días de singular mala suerte.

Soy yo, Richard Saunders de Pobre Richard & # 8217s Almanac fama, aquí hoy para hablar de los idus de marzo. Si no recuerdas nada más de haber sido obligado a leer Shakespeare & # 8217s Julio César En algún momento de su carrera educativa, probablemente recuerde al Adivino gritando & # 8220 ¡Cuidado con los idus de marzo! & # 8221 al César unas cien veces. (Al menos eso parecía). Pero, ¿qué están los Idus de marzo, y ¿hay alguna razón para que tengamos cuidado con ellos?

En realidad, los Idus de marzo no son un ellos pero un eso: 15 de marzo. & # 8220Ides & # 8221 proviene del latín Idus, y se refiere, según Wikipedia, a un festival que celebra al dios romano de la guerra, Marte, de quien toman sus nombres el mes de marzo y el planeta Marte. Pensarías que este habría sido un día de suerte para César, uno de los más grandes generales y constructores de imperios de la historia. Pero su suerte se acabó el 15 de marzo de 44 a.C., cuando fue asesinado por un grupo de senadores indignados, incluido su amigo de confianza Bruto, lo que llevó a esa otra famosa línea, & # 8220Et tu, Bruto? & # 8221 (Eso es & # 8217s, ejem, brootay, no bruto, si alguna vez tienes la desgracia de estar en la posición de César y tener que decir la línea tú mismo).

¿Por qué los senadores estaban en armas (literalmente) contra César, preguntas? En pocas palabras, porque antes del Imperio Romano, existía la República Romana, un supuesto bastión de virtud y honor con un Senado gobernante. (Y sí, este era el ideal en el que nuestros Padres Fundadores aquí en América basaron su propio gobierno.) Los senadores temían que Julio César * tuviera demasiado poder y planeaba declararse emperador, poniendo fin a la República. Así que tomaron una ruta directa para asegurarse de que eso no sucediera. Desafortunadamente (para ellos), sus esfuerzos fracasaron. Tuvieron éxito en matar a César, pero desencadenaron una serie de juegos de poder que finalmente vieron coronado emperador al heredero de César y # 8217, Augusto. Nació el Imperio Romano y el resto es historia.

Pero, ¿qué tiene que ver la mala suerte de César con nosotros? Porque deberia nosotros ¿cuidado con los idus de marzo? Bueno, a menos que viva, como nosotros, en un área que a menudo recibe la peor tormenta de nieve del año en esa época, realmente no hay razón. Pero lo mismo podría decirse del viernes 13.

El viernes 13 se identificó como una fecha de mala suerte y desgracia allá por el viernes 13 de octubre de 1307, cuando el inmoral y rapaz rey Felipe IV de Francia demolió la poderosa Orden de los Caballeros Templarios en un solo día. (Es cierto que tomó un poco más de tiempo destruir por completo a los Templarios y apoderarse de todos sus bienes para la Corona, pero en efecto toda la Orden se derrumbó en ese único día). En ese momento, los Templarios eran inmensamente ricos y poderosos, conocidos como & # 8220 los banqueros de Europa & # 8221 porque controlaban gran parte de su riqueza y operaban con las bendiciones del Papa. Aniquilarlos requirió una combinación de factores, incluido un Papa muy débil de origen francés & # 8212 como sucedió, un amigo de la infancia del Rey & # 8212 que también estaba más o menos bajo arresto domiciliario en Aviñón, Francia, en lugar de atrincherado en Roma, y una serie de maniobras muy tortuosas que incluyen atraer al Gran Maestre de los Templarios, Jacques de Molay, a las manos del Rey pidiéndole que sea un portador del féretro en el funeral de Philippe y su propia hermana, y luego arrestarlo el día siguiente (el 13).

De nuevo, puede que se pregunte qué tiene que ver la caída de los Templarios con nosotros, y nuevamente, la respuesta es nada. Sí, fue dramático y sin duda sembró el terror y los sentimientos de vulnerabilidad por toda Europa. Pero el asesinato de César fue todo eso y más, ya que en ese momento, Roma era prácticamente el centro del mundo.

Entonces, ¿por qué seguimos considerando desafortunado el viernes 13 e ignoramos los idus de marzo? Dígame usted.

* Si crees que pronunciar Ides & # 8220EE-days & # 8221 y Brute & # 8220BROO-tay & # 8221 es malo, mira cómo se pronunciaban los romanos de Caesar & # 8217s day su nombre: YOO-lee-OOS KY-sar. Pero entonces, el pobre Leonardo da Vinci & # 8217s nombre fue pronunciado por sus contemporáneos como & # 8220da Winky & # 8221.


La publicación de hoy & # 8217s comienza una semana de & # 8220puestos de suerte & # 8221 aquí en Poor Richard & # 8217s Almanac en honor a los Idus de marzo, un día desafortunado para Julio César y la República Romana, y el Día de San Patricio & # 8217s, tradicionalmente asociado con tréboles, amuletos de la suerte, arco iris, vasijas de oro y & # 8220la suerte de los irlandeses & # 8221. A medida que avanza la semana, encontrará mensajes sobre símbolos de buena y mala suerte, amuletos y talismanes fuera de la mala suerte, acciones que se considera que atraen buena o mala suerte en todo el mundo, incluso alimentos que se consideran afortunados y desafortunados. Hoy comenzaremos con el historiador oficial de PRA, Richard Saunders, que publica un par de días de singular mala suerte.

Soy yo, Richard Saunders de Pobre Richard & # 8217s Almanac fama, aquí hoy para hablar de los idus de marzo. Si no recuerdas nada más de haber sido obligado a leer Shakespeare & # 8217s Julio César En algún momento de su carrera educativa, probablemente recuerde al Adivino gritando & # 8220 ¡Cuidado con los idus de marzo! & # 8221 al César unas cien veces. (Al menos eso parecía). Pero, ¿qué están los Idus de marzo, y ¿hay alguna razón para que tengamos cuidado con ellos?

En realidad, los Idus de marzo no son un ellos pero un eso: 15 de marzo. & # 8220Ides & # 8221 proviene del latín Idus, y se refiere, según Wikipedia, a un festival que celebra al dios romano de la guerra, Marte, de quien toman sus nombres el mes de marzo y el planeta Marte. Pensarías que este habría sido un día de suerte para César, uno de los más grandes generales y constructores de imperios de la historia. Pero su suerte se acabó el 15 de marzo de 44 a.C., cuando fue asesinado por un grupo de senadores indignados, incluido su amigo de confianza Bruto, lo que llevó a esa otra famosa línea, & # 8220Et tu, Bruto? & # 8221 (Eso es & # 8217s, ejem, brootay, no brutal, si alguna vez tienes la desgracia de estar en la posición de César y tener que decir la línea tú mismo).

¿Por qué los senadores estaban en armas (literalmente) contra César, preguntas? En pocas palabras, porque antes del Imperio Romano, existía la República Romana, un supuesto bastión de virtud y honor con un Senado gobernante. (Y sí, este era el ideal en el que nuestros Padres Fundadores aquí en América basaron su propio gobierno.) Los senadores temían que Julio César * tuviera demasiado poder y planeaba declararse emperador, poniendo fin a la República. Así que tomaron una ruta directa para asegurarse de que eso no sucediera. Desafortunadamente (para ellos), sus esfuerzos fracasaron. Tuvieron éxito en matar a César, pero desencadenaron una serie de juegos de poder que finalmente vieron coronado emperador al heredero de César y # 8217, Augusto. Nació el Imperio Romano y el resto es historia.

Pero, ¿qué tiene que ver la mala suerte de César con nosotros? Porque deberia nosotros ¿cuidado con los idus de marzo? Bueno, a menos que viva, como nosotros, en un área que a menudo recibe la peor tormenta de nieve del año en esa época, realmente no hay razón. Pero lo mismo podría decirse del viernes 13.

El viernes 13 se identificó como una fecha de mala suerte y desgracia allá por el viernes 13 de octubre de 1307, cuando el inmoral y rapaz rey Felipe IV de Francia demolió la poderosa Orden de los Caballeros Templarios en un solo día. (Es cierto que tomó un poco más de tiempo destruir por completo a los Templarios y apoderarse de todos sus bienes para la Corona, pero en efecto toda la Orden se derrumbó en ese único día). En ese momento, los Templarios eran inmensamente ricos y poderosos, conocidos como & # 8220 los banqueros de Europa & # 8221 porque controlaban gran parte de su riqueza y operaban con las bendiciones del Papa. Aniquilarlos requirió una combinación de factores, incluido un Papa muy débil de origen francés & # 8212 como sucedió, un amigo de la infancia del Rey & # 8212 que también estaba más o menos bajo arresto domiciliario en Aviñón, Francia, en lugar de atrincherado en Roma, y una serie de maniobras muy tortuosas que incluyen atraer al Gran Maestre de los Templarios, Jacques de Molay, a las manos del Rey pidiéndole que sea un portador del féretro en el funeral de Philippe y su propia hermana, y luego arrestarlo el día siguiente (el 13).

De nuevo, puede que se pregunte qué tiene que ver la caída de los Templarios con nosotros, y nuevamente, la respuesta es nada. Sí, fue dramático y sin duda sembró el terror y los sentimientos de vulnerabilidad por toda Europa. Pero el asesinato de César fue todo eso y más, ya que en ese momento, Roma era prácticamente el centro del mundo.

Entonces, ¿por qué seguimos considerando desafortunado el viernes 13 e ignoramos los idus de marzo? Dígame usted.

* Si crees que pronunciar Ides & # 8220EE-days & # 8221 y Brute & # 8220BROO-tay & # 8221 es malo, mira cómo se pronunciaban los romanos de Caesar & # 8217s day su nombre: YOO-lee-OOS KY-sar. Pero entonces, el pobre Leonardo da Vinci & # 8217s nombre fue pronunciado por sus contemporáneos como & # 8220da Winky & # 8221.


La publicación de hoy & # 8217s comienza una semana de & # 8220puestos de suerte & # 8221 aquí en Poor Richard & # 8217s Almanac en honor a los Idus de marzo, un día desafortunado para Julio César y la República Romana, y el Día de San Patricio & # 8217s, tradicionalmente asociado con tréboles, amuletos de la suerte, arco iris, vasijas de oro y & # 8220la suerte de los irlandeses & # 8221. A medida que avanza la semana, encontrará mensajes sobre símbolos de buena y mala suerte, amuletos y talismanes fuera de la mala suerte, acciones que se considera que atraen buena o mala suerte en todo el mundo, incluso alimentos que se consideran afortunados y desafortunados. Hoy comenzaremos con el historiador oficial de PRA, Richard Saunders, que publica un par de días de singular mala suerte.

Soy yo, Richard Saunders de Pobre Richard & # 8217s Almanac fama, aquí hoy para hablar de los idus de marzo. Si no recuerdas nada más de haber sido obligado a leer Shakespeare & # 8217s Julio César En algún momento de su carrera educativa, probablemente recuerde al Adivino gritando & # 8220 ¡Cuidado con los idus de marzo! & # 8221 al César unas cien veces. (Al menos eso parecía). Pero, ¿qué están los Idus de marzo, y ¿hay alguna razón para que tengamos cuidado con ellos?

En realidad, los Idus de marzo no son un ellos pero un eso: 15 de marzo. & # 8220Ides & # 8221 proviene del latín Idus, y se refiere, según Wikipedia, a un festival que celebra al dios romano de la guerra, Marte, de quien toman sus nombres el mes de marzo y el planeta Marte. Pensarías que este habría sido un día de suerte para César, uno de los más grandes generales y constructores de imperios de la historia. Pero su suerte se acabó el 15 de marzo de 44 a.C., cuando fue asesinado por un grupo de senadores indignados, incluido su amigo de confianza Bruto, lo que llevó a esa otra famosa línea, & # 8220Et tu, Bruto? & # 8221 (Eso es & # 8217s, ejem, brootay, no brutal, si alguna vez tienes la desgracia de estar en la posición de César y tener que decir la línea tú mismo).

¿Por qué los senadores estaban en armas (literalmente) contra César, preguntas? En pocas palabras, porque antes del Imperio Romano, existía la República Romana, un supuesto bastión de virtud y honor con un Senado gobernante. (Y sí, este era el ideal en el que nuestros Padres Fundadores aquí en América basaron su propio gobierno.) Los senadores temían que Julio César * tuviera demasiado poder y planeaba declararse emperador, poniendo fin a la República. So they took a direct route to make sure that didn’t happen. Unfortunately (for them), their efforts backfired. They succeeded in killing off Caesar, but set off a series of power plays that ultimately saw Caesar’s heir Augustus crowned emperor. The Roman Empire was born, and the rest is history.

But what does Caesar’s bad luck have to do with us? Why should nosotros beware the Ides of March? Well, unless you live, as we do, in an area that often gets its worst snowstorm of the year about that time, there’s really no reason. But the same could be said of Friday the Thirteenth.

Friday the Thirteenth became identified as a date of ill-luck and misfortune back on Friday, October 13, 1307, when the immoral and rapacious King Phillipe IV of France demolished the powerful Order of the Knights Templar in a single day. (Admittedly, it took a while longer to completely destroy the Templars and seize all their assets for the Crown, but in effect the entire Order toppled on that single day.) At the time, the Templars were immensely wealthy and powerful, known as “the bankers of Europe” because they controlled so much of its wealth, and they operated with the blessings of the Pope. To annihilate them required a combination of factors, including a very weak Pope of French extraction—as it happened, a boyhood friend of the King—who was also more or less under house arrest in Avignon, France, as opposed to entrenched in Rome, and a series of very devious maneuvers including luring the Grand Master of the Templars, Jacques de Molay, into the King’s hands by asking him to be a pallbearer at his, Philippe’s, own sister’s funeral, then arresting him the following day (the 13th).

Now again, you may wonder what the fall of the Templars has to do with us, and again, the answer is nothing. Yes, it was dramatic and doubtless spread terror and feelings of vulnerability across Europe. But Caesar’s assassination was all that and more, since at the time, Rome was pretty much the center of the world.

So why do we still consider Friday the Thirteenth unlucky, and ignore the Ides of March? You tell me.

* If you think pronouncing Ides “EE-days” and Brute “BROO-tay” is bad, check out how the Romans of Caesar’s day pronounced su name: YOO-lee-OOS KY-sar. But then, poor Leonardo da Vinci’s name was pronounced by his contemporaries as “da Winky.”


Today’s post kicks off a week of “lucky posts” here at Poor Richard’s Almanac in honor of the Ides of March, an unlucky day for both Julius Caesar and the Roman Republic, and St. Patrick’s Day, traditionally associated with shamrocks, lucky charms, rainbows, pots of gold, and “the luck of the Irish.” As the week goes on, you’ll find posts about symbols of good and bad luck, amulets and talismans to ward off bad luck, actions that are considered to attract good or bad luck around the world, even foods that are considered lucky and unlucky. Today we’ll kick off with PRA’s official historian, Richard Saunders, posting on a couple of singularly unlucky days.

It’s me, Richard Saunders of Poor Richard’s Almanac fame, here today to talk about the Ides of March. If you remember nothing else from being forced to read Shakespeare’s Julio César at some point during your educational career, you probably recall the Soothsayer shouting “Beware the Ides of March!” at Caesar about a hundred times. (At least it seemed like that.) But what están the Ides of March, and is there any reason for us to be wary of them?

Actually, the Ides of March is not a ellos but an it: March 15th. “Ides” comes from the Latin Idus, and refers, according to Wikipedia, to a festival celebrating the Roman god of war, Mars, from whom the month of March and the planet Mars take their names. You’d think this would have been a lucky day for Caesar, one of history’s greatest generals and empire-builders. But his luck ran out on March 15, 44 B.C., when he was assassinated by a group of outraged Senators, including his trusted friend Brutus, leading to that other famous line, “Et tu, Brute?” (That’s, ahem, brootay, not brute, should you ever have the misfortune of being in Caesar’s position and needing to say the line yourself.)

Why were the Senators up in (literal) arms against Caesar, you ask? In a nutshell, because before the Roman Empire, there was the Roman Republic, a supposed bastion of virtue and honor with a governing Senate. (And yes, this was the ideal upon which our Founding Fathers here in America based their own government.) The Senators feared that Julius Caesar* had too much power and was planning to declare himself emperor, putting and end to the Republic. So they took a direct route to make sure that didn’t happen. Unfortunately (for them), their efforts backfired. They succeeded in killing off Caesar, but set off a series of power plays that ultimately saw Caesar’s heir Augustus crowned emperor. The Roman Empire was born, and the rest is history.

But what does Caesar’s bad luck have to do with us? Why should nosotros beware the Ides of March? Well, unless you live, as we do, in an area that often gets its worst snowstorm of the year about that time, there’s really no reason. But the same could be said of Friday the Thirteenth.

Friday the Thirteenth became identified as a date of ill-luck and misfortune back on Friday, October 13, 1307, when the immoral and rapacious King Phillipe IV of France demolished the powerful Order of the Knights Templar in a single day. (Admittedly, it took a while longer to completely destroy the Templars and seize all their assets for the Crown, but in effect the entire Order toppled on that single day.) At the time, the Templars were immensely wealthy and powerful, known as “the bankers of Europe” because they controlled so much of its wealth, and they operated with the blessings of the Pope. To annihilate them required a combination of factors, including a very weak Pope of French extraction—as it happened, a boyhood friend of the King—who was also more or less under house arrest in Avignon, France, as opposed to entrenched in Rome, and a series of very devious maneuvers including luring the Grand Master of the Templars, Jacques de Molay, into the King’s hands by asking him to be a pallbearer at his, Philippe’s, own sister’s funeral, then arresting him the following day (the 13th).

Now again, you may wonder what the fall of the Templars has to do with us, and again, the answer is nothing. Yes, it was dramatic and doubtless spread terror and feelings of vulnerability across Europe. But Caesar’s assassination was all that and more, since at the time, Rome was pretty much the center of the world.

So why do we still consider Friday the Thirteenth unlucky, and ignore the Ides of March? You tell me.

* If you think pronouncing Ides “EE-days” and Brute “BROO-tay” is bad, check out how the Romans of Caesar’s day pronounced su name: YOO-lee-OOS KY-sar. But then, poor Leonardo da Vinci’s name was pronounced by his contemporaries as “da Winky.”


Today’s post kicks off a week of “lucky posts” here at Poor Richard’s Almanac in honor of the Ides of March, an unlucky day for both Julius Caesar and the Roman Republic, and St. Patrick’s Day, traditionally associated with shamrocks, lucky charms, rainbows, pots of gold, and “the luck of the Irish.” As the week goes on, you’ll find posts about symbols of good and bad luck, amulets and talismans to ward off bad luck, actions that are considered to attract good or bad luck around the world, even foods that are considered lucky and unlucky. Today we’ll kick off with PRA’s official historian, Richard Saunders, posting on a couple of singularly unlucky days.

It’s me, Richard Saunders of Poor Richard’s Almanac fame, here today to talk about the Ides of March. If you remember nothing else from being forced to read Shakespeare’s Julio César at some point during your educational career, you probably recall the Soothsayer shouting “Beware the Ides of March!” at Caesar about a hundred times. (At least it seemed like that.) But what están the Ides of March, and is there any reason for us to be wary of them?

Actually, the Ides of March is not a ellos but an it: March 15th. “Ides” comes from the Latin Idus, and refers, according to Wikipedia, to a festival celebrating the Roman god of war, Mars, from whom the month of March and the planet Mars take their names. You’d think this would have been a lucky day for Caesar, one of history’s greatest generals and empire-builders. But his luck ran out on March 15, 44 B.C., when he was assassinated by a group of outraged Senators, including his trusted friend Brutus, leading to that other famous line, “Et tu, Brute?” (That’s, ahem, brootay, not brute, should you ever have the misfortune of being in Caesar’s position and needing to say the line yourself.)

Why were the Senators up in (literal) arms against Caesar, you ask? In a nutshell, because before the Roman Empire, there was the Roman Republic, a supposed bastion of virtue and honor with a governing Senate. (And yes, this was the ideal upon which our Founding Fathers here in America based their own government.) The Senators feared that Julius Caesar* had too much power and was planning to declare himself emperor, putting and end to the Republic. So they took a direct route to make sure that didn’t happen. Unfortunately (for them), their efforts backfired. They succeeded in killing off Caesar, but set off a series of power plays that ultimately saw Caesar’s heir Augustus crowned emperor. The Roman Empire was born, and the rest is history.

But what does Caesar’s bad luck have to do with us? Why should nosotros beware the Ides of March? Well, unless you live, as we do, in an area that often gets its worst snowstorm of the year about that time, there’s really no reason. But the same could be said of Friday the Thirteenth.

Friday the Thirteenth became identified as a date of ill-luck and misfortune back on Friday, October 13, 1307, when the immoral and rapacious King Phillipe IV of France demolished the powerful Order of the Knights Templar in a single day. (Admittedly, it took a while longer to completely destroy the Templars and seize all their assets for the Crown, but in effect the entire Order toppled on that single day.) At the time, the Templars were immensely wealthy and powerful, known as “the bankers of Europe” because they controlled so much of its wealth, and they operated with the blessings of the Pope. To annihilate them required a combination of factors, including a very weak Pope of French extraction—as it happened, a boyhood friend of the King—who was also more or less under house arrest in Avignon, France, as opposed to entrenched in Rome, and a series of very devious maneuvers including luring the Grand Master of the Templars, Jacques de Molay, into the King’s hands by asking him to be a pallbearer at his, Philippe’s, own sister’s funeral, then arresting him the following day (the 13th).

Now again, you may wonder what the fall of the Templars has to do with us, and again, the answer is nothing. Yes, it was dramatic and doubtless spread terror and feelings of vulnerability across Europe. But Caesar’s assassination was all that and more, since at the time, Rome was pretty much the center of the world.

So why do we still consider Friday the Thirteenth unlucky, and ignore the Ides of March? You tell me.

* If you think pronouncing Ides “EE-days” and Brute “BROO-tay” is bad, check out how the Romans of Caesar’s day pronounced su name: YOO-lee-OOS KY-sar. But then, poor Leonardo da Vinci’s name was pronounced by his contemporaries as “da Winky.”


Today’s post kicks off a week of “lucky posts” here at Poor Richard’s Almanac in honor of the Ides of March, an unlucky day for both Julius Caesar and the Roman Republic, and St. Patrick’s Day, traditionally associated with shamrocks, lucky charms, rainbows, pots of gold, and “the luck of the Irish.” As the week goes on, you’ll find posts about symbols of good and bad luck, amulets and talismans to ward off bad luck, actions that are considered to attract good or bad luck around the world, even foods that are considered lucky and unlucky. Today we’ll kick off with PRA’s official historian, Richard Saunders, posting on a couple of singularly unlucky days.

It’s me, Richard Saunders of Poor Richard’s Almanac fame, here today to talk about the Ides of March. If you remember nothing else from being forced to read Shakespeare’s Julio César at some point during your educational career, you probably recall the Soothsayer shouting “Beware the Ides of March!” at Caesar about a hundred times. (At least it seemed like that.) But what están the Ides of March, and is there any reason for us to be wary of them?

Actually, the Ides of March is not a ellos but an it: March 15th. “Ides” comes from the Latin Idus, and refers, according to Wikipedia, to a festival celebrating the Roman god of war, Mars, from whom the month of March and the planet Mars take their names. You’d think this would have been a lucky day for Caesar, one of history’s greatest generals and empire-builders. But his luck ran out on March 15, 44 B.C., when he was assassinated by a group of outraged Senators, including his trusted friend Brutus, leading to that other famous line, “Et tu, Brute?” (That’s, ahem, brootay, not brute, should you ever have the misfortune of being in Caesar’s position and needing to say the line yourself.)

Why were the Senators up in (literal) arms against Caesar, you ask? In a nutshell, because before the Roman Empire, there was the Roman Republic, a supposed bastion of virtue and honor with a governing Senate. (And yes, this was the ideal upon which our Founding Fathers here in America based their own government.) The Senators feared that Julius Caesar* had too much power and was planning to declare himself emperor, putting and end to the Republic. So they took a direct route to make sure that didn’t happen. Unfortunately (for them), their efforts backfired. They succeeded in killing off Caesar, but set off a series of power plays that ultimately saw Caesar’s heir Augustus crowned emperor. The Roman Empire was born, and the rest is history.

But what does Caesar’s bad luck have to do with us? Why should nosotros beware the Ides of March? Well, unless you live, as we do, in an area that often gets its worst snowstorm of the year about that time, there’s really no reason. But the same could be said of Friday the Thirteenth.

Friday the Thirteenth became identified as a date of ill-luck and misfortune back on Friday, October 13, 1307, when the immoral and rapacious King Phillipe IV of France demolished the powerful Order of the Knights Templar in a single day. (Admittedly, it took a while longer to completely destroy the Templars and seize all their assets for the Crown, but in effect the entire Order toppled on that single day.) At the time, the Templars were immensely wealthy and powerful, known as “the bankers of Europe” because they controlled so much of its wealth, and they operated with the blessings of the Pope. To annihilate them required a combination of factors, including a very weak Pope of French extraction—as it happened, a boyhood friend of the King—who was also more or less under house arrest in Avignon, France, as opposed to entrenched in Rome, and a series of very devious maneuvers including luring the Grand Master of the Templars, Jacques de Molay, into the King’s hands by asking him to be a pallbearer at his, Philippe’s, own sister’s funeral, then arresting him the following day (the 13th).

Now again, you may wonder what the fall of the Templars has to do with us, and again, the answer is nothing. Yes, it was dramatic and doubtless spread terror and feelings of vulnerability across Europe. But Caesar’s assassination was all that and more, since at the time, Rome was pretty much the center of the world.

So why do we still consider Friday the Thirteenth unlucky, and ignore the Ides of March? You tell me.

* If you think pronouncing Ides “EE-days” and Brute “BROO-tay” is bad, check out how the Romans of Caesar’s day pronounced su name: YOO-lee-OOS KY-sar. But then, poor Leonardo da Vinci’s name was pronounced by his contemporaries as “da Winky.”


Today’s post kicks off a week of “lucky posts” here at Poor Richard’s Almanac in honor of the Ides of March, an unlucky day for both Julius Caesar and the Roman Republic, and St. Patrick’s Day, traditionally associated with shamrocks, lucky charms, rainbows, pots of gold, and “the luck of the Irish.” As the week goes on, you’ll find posts about symbols of good and bad luck, amulets and talismans to ward off bad luck, actions that are considered to attract good or bad luck around the world, even foods that are considered lucky and unlucky. Today we’ll kick off with PRA’s official historian, Richard Saunders, posting on a couple of singularly unlucky days.

It’s me, Richard Saunders of Poor Richard’s Almanac fame, here today to talk about the Ides of March. If you remember nothing else from being forced to read Shakespeare’s Julio César at some point during your educational career, you probably recall the Soothsayer shouting “Beware the Ides of March!” at Caesar about a hundred times. (At least it seemed like that.) But what están the Ides of March, and is there any reason for us to be wary of them?

Actually, the Ides of March is not a ellos but an it: March 15th. “Ides” comes from the Latin Idus, and refers, according to Wikipedia, to a festival celebrating the Roman god of war, Mars, from whom the month of March and the planet Mars take their names. You’d think this would have been a lucky day for Caesar, one of history’s greatest generals and empire-builders. But his luck ran out on March 15, 44 B.C., when he was assassinated by a group of outraged Senators, including his trusted friend Brutus, leading to that other famous line, “Et tu, Brute?” (That’s, ahem, brootay, not brute, should you ever have the misfortune of being in Caesar’s position and needing to say the line yourself.)

Why were the Senators up in (literal) arms against Caesar, you ask? In a nutshell, because before the Roman Empire, there was the Roman Republic, a supposed bastion of virtue and honor with a governing Senate. (And yes, this was the ideal upon which our Founding Fathers here in America based their own government.) The Senators feared that Julius Caesar* had too much power and was planning to declare himself emperor, putting and end to the Republic. So they took a direct route to make sure that didn’t happen. Unfortunately (for them), their efforts backfired. They succeeded in killing off Caesar, but set off a series of power plays that ultimately saw Caesar’s heir Augustus crowned emperor. The Roman Empire was born, and the rest is history.

But what does Caesar’s bad luck have to do with us? Why should nosotros beware the Ides of March? Well, unless you live, as we do, in an area that often gets its worst snowstorm of the year about that time, there’s really no reason. But the same could be said of Friday the Thirteenth.

Friday the Thirteenth became identified as a date of ill-luck and misfortune back on Friday, October 13, 1307, when the immoral and rapacious King Phillipe IV of France demolished the powerful Order of the Knights Templar in a single day. (Admittedly, it took a while longer to completely destroy the Templars and seize all their assets for the Crown, but in effect the entire Order toppled on that single day.) At the time, the Templars were immensely wealthy and powerful, known as “the bankers of Europe” because they controlled so much of its wealth, and they operated with the blessings of the Pope. To annihilate them required a combination of factors, including a very weak Pope of French extraction—as it happened, a boyhood friend of the King—who was also more or less under house arrest in Avignon, France, as opposed to entrenched in Rome, and a series of very devious maneuvers including luring the Grand Master of the Templars, Jacques de Molay, into the King’s hands by asking him to be a pallbearer at his, Philippe’s, own sister’s funeral, then arresting him the following day (the 13th).

Now again, you may wonder what the fall of the Templars has to do with us, and again, the answer is nothing. Yes, it was dramatic and doubtless spread terror and feelings of vulnerability across Europe. But Caesar’s assassination was all that and more, since at the time, Rome was pretty much the center of the world.

So why do we still consider Friday the Thirteenth unlucky, and ignore the Ides of March? You tell me.

* If you think pronouncing Ides “EE-days” and Brute “BROO-tay” is bad, check out how the Romans of Caesar’s day pronounced su name: YOO-lee-OOS KY-sar. But then, poor Leonardo da Vinci’s name was pronounced by his contemporaries as “da Winky.”


Ver el vídeo: 5 Grandes Mentiras de la industria Alimentaria (Diciembre 2021).