Nuevas recetas

Las mejores recetas de rábano

Las mejores recetas de rábano

Recetas de rábano mejor valoradas

Me gusta la rúcula Me gustan los rábanos. Me gusta el pez espada a la parrilla. Entonces pensé: ¿por qué no combinar los tres en una ensalada rápida, fácil y deliciosa de 10 minutos? Con una picante vinagreta de rábano picante, esta es una celebración de todo lo relacionado con la primavera.

El mango, los rábanos y el chile fresco se combinan para obtener una ensalada crujiente, dulce y picante que combina perfectamente con camarones, pollo y cerdo a la parrilla. Receta cortesía de McCormick

Esta receta de ensalada es rápida, fácil, saludable y usa aderezos caseros. Esta receta es cortesía de Epicurious.

Esta receta sencilla es perfecta para tu próxima reunión. Hazlo más picante agregando las semillas del chile serrano. Receta cortesía de Vida Verde.

Esta es una ensalada crujiente y refrescante que es muy fácil de preparar. Los rábanos rosados ​​y la hermosa menta verde y los pistachos lo convierten en un delicioso almuerzo ligero o guarnición. Esta receta es cortesía de Simply Recipes.

El rábano Daikon es otro kimchi común, que absorbe la marinada fenomenalmente bien y permanece adictivamente crujiente durante unos días. Receta cortesía de Stuart Brioza. Reimpreso de Koreatown: A Cookbook. Copyright © 2016 por Deuki Hong y Matt Rodbard. Fotografías con copyright © 2016 de Sam Horine. Publicado por Clarkson Potter, una impresión de Penguin Random House, LLC.

Por último, algo que ver con esos kumquats que compré ... Los rábanos crudos son crujientes y picantes, pero si los saltea ligeramente, su dulzura sale a relucir, haciendo un bonito contrapunto a los brotes de guisantes terrosos y las rodajas de kumquat agrio. Si no tiene kumquats a mano, use rodajas finas de naranja y ralladura de limón.

Una receta sencilla y deliciosa de calabacín adaptada de una receta publicada por primera vez en la edición de primavera de la revista Good Housekeeping de 1948.

El verano está llegando a su fin, y para la mayoría de nosotros eso significa usar nuestros días de vacaciones ahorrados y dirigirnos a la playa durante la semana. Comer en la playa puede no parecer lo ideal, pero puede ser un gran destino para un picnic, siempre y cuando sepas hacerlo correctamente. Lo primero que debes recordar es proteger tu comida de los elementos del exterior. Nunca querrás que la arena, el viento o el calor arruinen tu picnic, así que asegúrate de envolver todos tus artículos en plástico o papel de aluminio. Los platos líquidos como la sopa fría o a temperatura ambiente son ideales para llevar a la playa porque puedes guardarlos en un termo y aguantarán. Si se está volviendo elegante y desea mantener bajo control sus habilidades de presentación, empaque las salsas o condimentos en mini botellas exprimibles para un plato fácil y seguro. Los kebabs, que no requieren cubiertos, son otro gran plato para servir en la playa. Sin embargo, espere a ensamblarlos hasta que llegue allí y asegúrese de cortar previamente todos los artículos para que sea fácil de ensamblar mientras está en la playa. Cuando esté listo para sentarse en la arena y comer, coloque una toalla limpia que no tenga arena y coloque pesas en las esquinas para mantenerla cargada. Plato perfecto para el clima de playa que se mantendrá bien en una hielera fría.

En solo quince minutos, puede tomar un aburrido sándwich de pollo a la parrilla y transformarlo en un sabroso almuerzo lleno de verduras. Aproveche al máximo los rábanos de esta temporada y obtenga sus proteínas al mismo tiempo. Esta receta fue aportada por Nature's Own.

Los fideos soba de trigo sarraceno se aderezan con aderezo de miso y se mezclan con verduras frescas. Haga clic aquí para ver 10 recetas vegetarianas rápidas y fáciles

Este ceviche de camarones fácil se sazona con un poco de jugo de lima, limón y naranja, y se le da textura de aguacates, pepinos y rábanos.


Las 12 mejores recetas de rábano y sandía

Todo lo que quería saber sobre cómo seleccionar, almacenar y cocinar con rábanos de sandía. ¡Proporcionamos todos los detalles para usar en ensaladas, asar, saltear y encurtir rábanos de sandía, además de un resumen de nuestras mejores recetas de todo el mundo!

Hace unos años recibimos una bolsa de rábanos sandía en nuestra participación de mercado de CSA. Estábamos haciendo pedidos de una granja que se especializaba en reliquias y variedades de verduras difíciles de encontrar. Simplemente parecían un nabo desde fuera. De hecho, ¡pensé que eran nabos! Imagínese mi sorpresa cuando lo corté y vi el centro de color rosa intenso.

Un poco más tarde, buscando en Google, encontré una receta básica para usar en ensalada. Y comenzó mi amor por los rábanos sandía. Ahora encuentro rábanos de sandía en mi supermercado local y en todos los mercados de agricultores. Se han convertido en un elemento básico en nuestra casa.


Recetas de rábanos que te harán alcanzar la raíz una y otra vez

Crujientes, picantes y francamente deliciosos, los rábanos hacen que el último acompañamiento de cualquier sabrosa ensalada casera. Es por eso que somos grandes admiradores de usar la verdura de raíz en una variedad de platos fáciles de preparar, que incluyen ensalada de espárragos a la plancha (con rábanos a la parrilla), rábanos con queso con hierbas y tartinas de rábano.

Esta ensalada de espárragos es una delicia. Me encanta la combinación de rábanos crujientes y asados ​​con espárragos asados, burrata y el crujido de las buenas hojuelas de sal marina. Todo lo que necesita es un simple aderezo de limón y albahaca, y tiene una fuente para compartir que es a la vez deliciosa y hermosa.

Esta ensalada de maíz se prepara en tres minutos sin necesidad de cocinar.

¡La primavera está aquí y los rábanos están en temporada! Pruébalos en este elegante aperitivo, es cremoso, crujiente, sabroso y está listo en menos de 30 minutos.

Esta ensalada ligera y refrescante seguramente complacerá a la multitud y es perfecta para servir en cualquier reunión de primavera.


Rábanos: las mejores formas de elegirlos, cocinarlos y comerlos

Si sólo ha comido rábanos con cierta desgana en ensaladas, debo pedirle que vuelva a intentarlo. Los rábanos son un poco picantes, un poco jugosos y muy crujientes, y son una de las mejores verduras que la gente, francamente, no come lo suficiente. Son mis vegetales asados ​​favoritos, y su espectacular color los convierte en uno de mis favoritos para poner en una tabla de verduras también. Aquí está su guía básica para el rábano no tan básico, desde cómo elegirlo hasta cómo comerlo.


♻️ Consejos, trucos y herramientas de cocina sostenible

  • ¡Abastécete de verduras durante la temporada de rábanos! El mejor momento para hacer recetas con hojas de rábano es durante el apogeo de la temporada de rábanos. En California, eso es en realidad todo el año, pero consulte el calendario de estacionalidad de productos de la Guía de alimentos de temporada para saber cuándo están las hojas de rábano en temporada cerca de usted.
  • Guarde los tallos cortados en agua para mantenerlos frescos. Si ha cortado las verduras de las raíces de rábano antes de usarlas, manténgalas frescas colocando los tallos en un vaso de agua y guárdelas en el refrigerador hasta por 3 días. El agua evitará que los tallos y las hojas se marchiten.
  • Use los tallos de rábano descartados en caldo de verduras. ¡No tires los tallos gruesos! Úselos en un caldo de verduras sobrante de comida para obtener caldos de sopa sabrosos.

  • 2 1/4 libras de rábanos, sin verduras (1 kg aproximadamente 30 rábanos medianos), rábanos más grandes cortados a la mitad o en cuartos para que todas las piezas sean aproximadamente del mismo tamaño (ver nota)
  • Aceite de oliva virgen extra, para rociar
  • Sal kosher
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal (40g 45ml)
  • Estragón fresco picado y hojas de perejil, para decorar

Precaliente el horno a 400 ° F (200 ° C) y forre una bandeja para hornear con borde con papel de aluminio.

En un tazón mediano, mezcle los rábanos con suficiente aceite de oliva para cubrirlos y sazone con sal. Coloque en una capa uniforme sobre la bandeja para hornear preparada y ase en el horno, revolviendo ocasionalmente, hasta que los rábanos estén tiernos y ligeramente dorados, aproximadamente 40 minutos.

En una sartén mediana, derrita la mantequilla. Agregue los rábanos y revuelva para cubrir. Retire del fuego y agregue suficientes hierbas picadas para cubrir ligeramente los rábanos. Sazone con sal, si es necesario. Atender.


Nutrición de hojas de rábano

Como la mayoría de las verduras de hoja oscura, las hojas de rábano están repletas de fibra dietética y muchas vitaminas y minerales esenciales que la mayoría de las personas podrían utilizar más en su dieta diaria.

Las hojas de rábano, en particular, debido a su sabor amargo, también son excelentes para fomentar una buena digestión y se utilizan tradicionalmente en la medicina ayurvédica para este mismo propósito. Al igual que muchos alimentos amargos, el sabor amargo de las hojas de rábano ayuda a estimular los jugos digestivos y la bilis, lo que ayuda a digerir mejor los alimentos.

Además de ayudar a mantener una buena digestión, las hojas de rábano tienen un alto contenido de:


6 beneficios del jugo de rábano para amar

Los genetistas de plantas creen que el rábano se arraigó por primera vez en las regiones de China hace más de 3.000 años y llegó al resto del mundo a través de la Ruta de la Seda. En los viejos tiempos, a los primeros romanos y griegos les gustaba cortar estas verduras en rodajas finas y rociarlas con vinagre, miel y un poco de sal.

Este último incluso hizo réplicas de rábanos en oro como ofrendas a Apolo, el dios de la profecía, la curación y la música. Además, eran tan apreciados por los antiguos egipcios que a los trabajadores que construían las pirámides de Giza se les pagaba con un manojo de rábanos, junto con ajo y cebollas, cada dos días.

Hoy en día, la mayoría de nosotros rechazaría el pago de rábanos, pero estas verduras crujientes y jugosas todavía valen su peso en oro. ¡Aquí & # 8217s una lista de beneficios para la salud que obtienes al beber jugo de rábano!

Elimina la congestión

Los rábanos están cargados de flavonoides que ayudan a expulsar cantidades excesivas de moco del cuerpo, especialmente durante los episodios de resfriado. Sorprendentemente, estos flavonoides también activan receptores en los senos nasales que los hacen menos propensos a obstruirse e irritarse.

Estimula el sistema inmunológico.

Aquí hay otra razón para hacer jugo de rábanos cuando está resfriado. Los rábanos son una buena fuente de vitamina C, que ayuda a mantener el cuerpo resistente a las infecciones virales y bacterianas. La vitamina C también acelera la producción de colágeno, una sustancia química natural que promueve la curación y el rejuvenecimiento más rápidos de las células dañadas.

Protege contra el cáncer.

Y no sólo el resfriado común, los rábanos son una rica fuente de fitoquímicos como el betacaroteno, la luteína y el licopeno que han demostrado tener propiedades anticancerígenas. El licopeno y el betacaroteno también ayudan a mantener a raya los radicales libres que pueden reducir significativamente la resistencia natural de las células contra las enfermedades.

Además de eso, los rábanos también contienen un compuesto antioxidante isotiocianato crucial llamado sulforafano, que se ha relacionado con la inhibición de una variedad de cánceres, incluidos los de próstata, mama y colon.

Los rábanos también contienen un llamado importante, un inhibidor probado del cáncer de próstata, colon, mama, ovario y otros cánceres.

Disminuye la presión arterial alta.

Un solo rábano contiene cantidades bastante altas de potasio y magnesio, minerales esenciales que ayudan a mantener los niveles de presión arterial a la par al contrarrestar los efectos negativos del exceso de sodio en el cuerpo.

¿Aun mejor? Los rábanos son una rica fuente de nitrato, que su cuerpo convierte en óxido nítrico (NO2). Esta es una gran noticia porque el óxido nítrico ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos, estimulando un mejor flujo sanguíneo.

Genial para tus riñones

Hay niveles muy altos del agente desintoxicante llamado indol en los rábanos que ayudan a estimular la función renal en general y a romper las formaciones de placa que podrían convertirse en cálculos renales. Estas verduras son diuréticos naturales y pueden desempeñar un papel útil para ayudarlo a eliminar la hinchazón (a través de un mayor número de viajes al baño).

Aumenta los niveles de energía

Los antiguos pergaminos médicos chinos que datan de la dinastía Ming recomendaban comer al menos dos rábanos al día si te sientes constantemente cansado y letárgico. Sorprendentemente, los estudios médicos modernos muestran que estos vegetales contienen fitoquímicos que aumentan la capacidad del cuerpo para distribuir oxígeno fresco en el torrente sanguíneo, reponiendo efectivamente los niveles de energía.


Los ingredientes que necesitarás

Solo necesitarás cinco ingredientes para hacer estos sabrosos rábanos asados. Las medidas exactas se incluyen en la tarjeta de recetas a continuación. Aquí hay una descripción general de lo que necesitará:

Rábanos frescos: Lávelos, séquelos y luego córteles la parte superior.

Mantequilla derretida: Salado o sin sal, lo que tenga a mano. Tiendo a usar mantequilla salada en esta receta. La mantequilla europea es especialmente buena, pero cualquier mantequilla será excelente.

Sal kosher y pimienta negra: Si usa sal fina, debe reducir la cantidad que usa, o el plato podría terminar demasiado salado.

Polvo de ajo: También puede utilizar una cucharadita de ajo fresco picado en lugar del ajo en polvo. ¡Probablemente sabrá mejor! Parece que nunca lo tengo a mano por alguna razón. Además, los finos gránulos del ajo en polvo tienen la ventaja de cubrir los rábanos de manera más uniforme.


9 recetas de sandía y rábano para mejorar tus comidas

1. Encurtidos de rábano y sandía

Los encurtidos rápidos son una de las formas más fáciles de utilizar una gran cantidad de rábanos de sandía del mercado de agricultores & # 8217. Esta receta básica le brinda la flexibilidad de agregar cualquier condimento que le parezca bien, como semillas de hinojo y hojuelas de chile. Tenga en cuenta que esta es una receta rápida de encurtidos, por lo que los encurtidos de rábano no durarán meses, solo unas dos semanas. Foto y receta: Evan Kalman / Agregar 1 cucharada

2. Pizza de trigo integral con rábanos de sandía

Nos tenías en & # 8220pizza. & # 8221 Nos encanta esta receta súper simple, que requiere poco más que masa de trigo integral y queso. El pesto es un buen cambio de la salsa de tomate y albahaca habitual, y los rábanos de rúcula y sandía ofrecen un toque picante. La mozzarella de búfalo se derrite maravillosamente para obtener una corteza de queso. Foto y receta: Debi / Simply Beautiful Eating

3. Ensalada de sandía, rábano, naranja y queso de cabra

Dos estrellas de la temporada se unen en esta ensalada de rábano y naranja. El juego ácido y dulce de los cítricos y el rábano se complementa con el sabor cremoso y terroso del queso de cabra. ¡No deje de tostar las nueces! Hace toda la diferencia en esta receta, y la calidez también es una buena adición. Foto y receta: Alexandra Stafford / Alexandra Cooks

4. Tostada de sandía y rábano con mascarpone de naranja y miel

Brindis: Es uno de esos alimentos que no crees que necesite una receta. Hasta que descubra este y se dé cuenta de que estos sabores se mezclan en un bocadillo (¡o comida!) Realmente delicioso. Mascarpone, el tipo de queso que se encuentra en las recetas de tiramisú, ofrece una textura ligera y aireada a la tostada crujiente. Considere usar miel de flores silvestres para obtener una nota floral inesperada. Foto y receta: Patricia Bozeman / Rhubarbarians

5. Rábanos tostados de sandía con salsa tahini de hierbas

No, los rábanos con sandía no solo deben comerse fríos. Esta receta de rábano asado demuestra que funcionan tan bien calientes como fríos, y los tonos de cocción reducen su toque picante. La salsa tahini equilibra el sabor y el color de este plato con una variedad de hierbas verdes, que incluyen eneldo, menta, perejil y cebollino. Foto y receta: Sherrie Castellano / Con comida y amor

6. Ensalada de sandía y rúcula con vinagreta de cítricos

Esta lista no estaría completa sin una ensalada verde. Nuevamente, los cítricos juegan un papel aquí (¿tal vez estás notando un tema?), Apareciendo en la vinagreta de cítricos casera que también incluye vinagre de vino blanco, aceite de oliva y chalotas picadas. Nos encanta que el aderezo sea realmente el único elemento de esta ensalada que requiere preparación, lo que hace que sea muy fácil de preparar como guarnición o comida ligera. Foto y receta: Shaina Olmanson / Food for My Family

7. Sopa de sandía y rábano

Como si esta sopa de sandía y rábano no fuera lo suficientemente atractiva, también es muy bonita con su caldo rosa. La adición de jengibre hace que este caldo sea picante y cálido de adentro hacia afuera. La col rizada y las cebollas verdes son los únicos otros ingredientes que necesita para completar la sopa simple. Foto: Amy Chaplin Receta: Heidi Swanson

8. Ensalada de rábano y nueces pecanas

Cuando necesite algo más sustancioso que una ensalada verde, este cuenco de cereales es la opción perfecta. El aceite de nuez, además de las nueces, crea un perfil de sabor cálido y tostado. La rúcula, el perejil, la menta y el estragón agregan una variedad de sabores y nutrientes que un verde solo no podría proporcionar. Nos encanta que esta ensalada funcione como guarnición de comida compartida, cena ligera o sobras de almuerzo, tibias o frías. Foto y receta: James Ransom / Food52

9. Tazón de ramen con hojas de amaranto con jengibre y rábano sandía

Este no es el ramen de tu residencia universitaria. Repleto de semillas de cáñamo, nube de coco, brócoli y fideos de arroz integral, este plato de ramen es un alimento saludable y reconfortante. Las hojas de amaranto, como el rábano de sandía, agregan un toque amargo, mientras que el jengibre fresco le da un sabor picante. Foto y receta: Zanahoria Morada


Cómo asar rábanos

Para hacer estos rábanos asados, primero debe lavar y cortar los rábanos. Además de cortar ambas puntas, deberá cortarlas por la mitad.

Se parecen mucho a las papas rojas bebé así, ¿no?

Transfiera a ebullición y rocíe con aceite de oliva, ajo en polvo, condimento italiano y sal y pimienta al gusto.

Extiéndalos en una bandeja para hornear y hornee por aproximadamente 25 a 30 minutos o hasta que estén caramelizados y tiernos.

Incluso puede agregar rábanos enteros a una olla de cocción lenta con un asado, ya que son un sustituto perfecto de la papa. Si bien es posible que no tengan almidón como una papa, dan la apariencia y la idea de tener una papa que estamos tan acostumbrados a comer con el asado.