Nuevas recetas

Helado de Vainilla con Caramelos de Sésamo y Halvah

Helado de Vainilla con Caramelos de Sésamo y Halvah

Rinde 6 porciones

Ingredientes

  • 3 1/2 onzas de caramelos de sésamo *

  • 1 1/2 pintas de helado de vainilla

  • Halvah desmenuzado *

  • Miel

Preparación de recetas

  • Comience colocando los caramelos de sésamo en una bolsa de plástico grande con cierre. Tritura los caramelos con un rodillo hasta que se rompan en trozos pequeños. Divida el helado en 6 tazones. Cubra con caramelo triturado y halvah desmenuzado. Rocíe con miel.

Receta de Melissa Clark

,

Fotos de Mark Thomas

Sección de Reseñas

Reseñas

CONSIGUE LA REVISTA

Logotipo de BABuen provecho

Regístrese en el Bon Appétit

Boletin informativo

Se utilizará de acuerdo con nuestro acuerdo de usuario y política de privacidad.

Explora Bon Appétit

Más de Bon Appétit

recetaTomate con mantequilla y arroz especiado con canela2020-08-11T09: 00: 00.000Z

recetaPasque de queso quemado vasco2019-01-24T15: 00: 00.000Z

recetaEl mejor pesto de nuestro sitio2018-08-21T11: 00: 00.000Z

Logotipo de BABuen provecho
  • Servicios de suscripción
  • Póngase en contacto con Bon Appétit
  • Reimpresiones / Permisos
  • Inscríbase al boletín
  • Ayuda de accesibilidad
  • RSS Feeds
  • Mapa del sitio
  • Tienda Condé Nast
  • Carreras
  • Bon Appétit Media Kit

Food Innovation Group: Bon Appétit y Epicurious
© 2020 Condé Nast. Reservados todos los derechos.
El uso y / o registro en cualquier parte de este sitio constituye la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario (actualizado el 1/1/20) y la Política de privacidad y Declaración de cookies (actualizado el 1/1/20).
Bon Appétit puede obtener una parte de las ventas de los productos que se compran a través de nuestro sitio como parte de nuestras asociaciones de afiliados con minoristas.
Sus derechos de privacidad en California
El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o utilizado de otra manera, excepto con el permiso previo por escrito de Condé Nast.


El ingrediente secreto (sésamo): receta frágil de sésamo dulce

Las últimas dos semanas de sésamo se han centrado en el lado sabroso de la semilla. Pero le prometí que era un ingrediente versátil, y mi objetivo es entregar esta semana con una versión simple, hágalo usted mismo de sésamo dulce quebradizo.

Al crecer, siempre teníamos sésamo dulce en la casa. Mi madre es adicta. Ella siempre tiene una bolsa de lo etiquetado "crujido de sésamo" semillas de sésamo solidificadas con almendras en caramelo de miel dura, congeladas como en ámbar. El caramelo es duro y un mordisco envía semillas astilladas y azúcar quemada por todo tu cuerpo, se te pega a los dientes, es exótico y satisfactorio y de alguna manera se siente más saludable que, digamos, un Jolly Rancher.

Cuando se siente particularmente decadente, se entrega a una barra de halva, un caramelo hecho con pasta de sésamo, que se desmorona y se convierte en una pasta en la boca con el satisfactorio efecto de sacar la mantequilla de maní de una cuchara. Los caramelos de sésamo son, para nosotros, exóticos y, lo que es más interesante, nunca demasiado dulces. Además, existe el beneficio adicional de hacer dulces en casa solo con almendras, semillas de sésamo, azúcar, miel y agua. ¿Cómo puedes sentirte mal por eso?

Encuentro intimidante hacer dulces. Incluso después de que compré mi termómetro para dulces. Esta receta no requiere casi ninguna precisión y, por lo tanto, ninguna aprensión. Hervir todos los ingredientes en una sartén antiadherente, alisar sobre un Silpat, esperar a que se enfríe y cortar en palitos. En mi familia, por supuesto, simplemente lo repartimos entre nosotros y lo guardamos en frascos para que lo comamos mientras vemos la televisión o para pasar de contrabando al cine. Pero si te resulta menos familiar, te recomiendo que sea el final casero sencillo y muy apreciado de una cena del norte de África o del Medio Oriente.


Los sabores de helado judíos más extravagantes de la tierra

Si eres fanático de Ben and Jerry's, es probable que hayas oído hablar de algunos helados con sabores cómicos: ¿Americone Dream o Phish Food, alguien?

Este verano, en honor al Mes Nacional del Helado (sí, es algo real), reunimos los sabores de helados judíos más locos, desde arenque hasta cholent y haroset hasta donas de gelatina.

Los favoritos de los fanáticos incluyen de todo, desde tzimmes (helado de zanahoria con miel) comprado en Max & amp Mina's Ice Cream en Queens, Nueva York, hasta hummus, tehina y za'atar que se ofrecen en el restaurante Lavan en Jerusalén y en las heladerías locales de Tel Aviv.

Pero nada se compara con el sabor de la diáspora judía por excelencia: Nova Lox. Según Josh Perl de Max & amp Mina's, en 2000, Chase Manhattan Bank se acercó a la heladería para crear un sabor de helado especial para una gran reunión que estaban organizando. En lugar de servir la tarifa típica de una reunión de negocios, el banco quería algo que "sacudiera a la gente". Así que al banco, junto con el equipo de Max y Mina, se les ocurrió la idea de renunciar real bagels y salmón ahumado y sírvase helado de salmón ahumado. Este sabor, junto con cholent, arenque y rugalach de chocolate, ha estado en el menú desde entonces. Recomendamos probar el Nova Lox, una rica base de vainilla con nova lox, queso crema y sal, todo en uno, en un bagel para una versión extraña pero judía del sándwich de helado.

Para aquellos que no pueden digerir la leche (¡usted sabe quién es!) O para aquellos que desean disfrutar de un bocadillo congelado después de una comida de carne, por suerte para usted, estos helados exclusivamente judíos también vienen sin lácteos o pareve. "Heavenly Halvah" de Chozen, una crema de halva sin lácteos, con caramelos de caramelo y sésamo crujientes es una excelente opción.

Zisalek (de "dulzura" en yiddish), una heladería kosher que recientemente hizo su debut en Estados Unidos desde Israel, también ofrece algunos sabores únicos sin lácteos. Esta franquicia en Borough Park ofrece el más alto nivel de kashrut, así como muchos sabores exclusivamente judíos. Chaim Szmidt, el bloguero principal de The Kosher Scene es un cliente habitual de Zisalek, y dice que "tanto los sabores lácteos como los no lácteos son de lo que están hechos los sueños".

Si toda esta charla judía sobre helados se te hace la boca agua, súbete al carro y crea tu propio sabor judío único. Si necesita algo de inspiración, consulte la publicación anual de Tablet: "Si los sabores de Ben & amp Jerry's fueran judíos". Cada año, su personal creativo presenta una serie de divertidos sabores de helado de inspiración judía pero completamente hipotéticos. Mis favoritos personales incluyen Moishemellow, Wailing Walnut, Berry P’ri Hagafen, Halvah Negilah, Candy Bar Refaeli y Gefilte Phish Food. Comparta sus brebajes y recetas en los comentarios. Quién sabe, tal vez el próximo año Ben & amp Jerry's presente tu creación en su tienda de fábrica en Vermont.

Naomi Sugar es la autora de 365scoops.com, un blog dedicado a hacer y compartir sus creaciones de helado. En 365scoops creemos en un buen helado tradicional sin conservantes (¡e ingredientes que no se pueden pronunciar!) Mezclamos solo las mejores leches orgánicas, cremas, azúcar y huevos, con una variedad de sabores para crear sabores artesanales y personalizados. . Visite 365scoops.com para pedir algunos hoy. Cuando no está creando helados, Naomi trabaja para Project Sunshine y tiene una maestría en salud pública de la Universidad de Columbia.

Los sabores de helado judíos más extravagantes de la tierra

Etiquetado como:

Tus comentarios

The Forward da la bienvenida a los comentarios de los lectores con el fin de promover una discusión reflexiva sobre temas de importancia para la comunidad judía. Todos los lectores pueden explorar los comentarios y todos los suscriptores de Reenviar pueden agregar a la conversación. Con el fin de mantener un foro civil, The Forward requiere que todos los comentaristas sean debidamente respetuosos con nuestros escritores, otros comentaristas y los temas de los artículos. El debate vigoroso y la crítica razonada son bienvenidos los insultos y las invectivas personales no lo son y serán eliminadas. Los comentaristas atroces o los infractores reincidentes no podrán hacer comentarios. Si bien generalmente no buscamos editar o moderar activamente los comentarios, nuestro filtro de correo no deseado evita que se publiquen la mayoría de los enlaces y ciertas palabras clave y el Reenvío se reserva el derecho de eliminar los comentarios por cualquier motivo.


233500 helado de vainilla vii Recetas

Sándwiches de helado de vainilla

Sándwiches de helado de vainilla

Helado de Vainilla con Amaretti y Salsa de Ciruela

Helado de Vainilla con Amaretti y Salsa de Ciruela

Helado De Vainilla Con Frambuesas Frescas Y Cabe.

Helado De Vainilla Con Frambuesas Frescas Y Cabe.

Helado de vainilla con salsa de arce y nueces

Helado de vainilla con salsa de arce y nueces

Peras al horno con brandy / helado de vainilla

Peras al horno con brandy / helado de vainilla

Peras asadas con miel y helado de vainilla y brandy

Peras asadas con miel y helado de vainilla y brandy

Helado de vainilla con nueces y plátanos Foster - Salsa Cointreau

Helado de vainilla con nueces y plátanos Foster - Salsa Cointreau

Bombe de helado de cereza y vainilla

Bombe de helado de cereza y vainilla

Flotador de helado de vainilla

Flotador de helado de vainilla

Helado de vainilla con salsa tibia de cerezas

Helado de vainilla con salsa tibia de cerezas

Helado de Vainilla con Litchis y Jengibre Cristalizado

Helado de Vainilla con Litchis y Jengibre Cristalizado

Helado de Vainilla con Caramelos de Sésamo y Halvah

Helado de Vainilla con Caramelos de Sésamo y Halvah

Helado de Vainilla con Kiwi y Plátano en Almíbar de Ron y Lima

50 coberturas de helado

A la revista Food Network se le ocurrieron docenas de formas de hacer que los helados fueran aún mejores.

Relacionado con:

Fudge caliente de chocolate amargo salado (No. 1)

Fudge caliente de chocolate amargo salado (No. 1)

1: Fudge de chocolate amargo salado Combine 3/4 de taza de cada crema espesa y azúcar con 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola mediana a fuego medio a fuego lento, batiendo, hasta que el azúcar se disuelva. Incorpora 3/4 de taza de chispas de chocolate amargo hasta que quede suave. Retire del fuego y agregue 1 1/2 cucharaditas de sal en escamas y 1 cucharadita de vainilla. Espolvoree con más sal si lo desea.

2: Fudge Caliente De Chocolate Oscuro De Frambuesa Haga Fudge caliente de chocolate amargo salado (No. 1), omitiendo el batidor de sal en 2 cucharadas de mermelada de frambuesa y 1 cucharadita de extracto de frambuesa.

3: Fudge caliente clásico Combine 1 taza de cada crema espesa y azúcar con 4 cucharadas de mantequilla en una cacerola a fuego medio a fuego lento, batiendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva. Batir 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar y 1/4 taza de chispas de chocolate semidulce hasta que quede suave. Agrega 2 cucharaditas de vainilla y una pizca de sal.

4: Fudge Caliente De Naranja Y Chocolate Prepare Classic Hot Fudge (No. 3) agregue 1 cucharadita de cada extracto de naranja y ralladura de naranja con la vainilla.

5: Fudge Caliente De Aceite De Oliva Combine 4 onzas de chocolate agridulce picado, 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen y crema espesa, 2 cucharadas de jarabe de maíz ligero y una pizca de sal en un recipiente resistente al calor colocado sobre una cacerola con agua hirviendo. Cocine, batiendo, hasta que quede suave, 2 minutos.

6: Cáscara de chocolate Combine 2 1/2 tazas de chispas de chocolate y 1/4 taza de aceite de coco en un recipiente resistente al calor colocado sobre una cacerola con agua hirviendo. Cocine, batiendo, hasta que se derrita, de 4 a 5 minutos, deje enfriar un poco para que espese.

7: Torta De Cumpleaños Concha Haga cáscara de chocolate (No. 6), reemplazando las chispas de chocolate con 8 onzas de chocolate blanco picado, use solo 3 cucharadas de aceite de coco. Una vez derretido, agregue 1/2 cucharadita de vainilla y 1/8 de cucharadita de extracto de mantequilla, luego 1 cucharada de chispas arcoíris finamente picadas.

8: Cáscara de mantequilla de maní Haga la cáscara de chocolate (No. 6), reemplazando las chispas de chocolate con 1 taza de chispas de mantequilla de maní y mantequilla de maní y 1 cucharada de azúcar.

Pretzel de maní quebradizo (No. 9)

Pretzel de maní quebradizo (No. 9)

9: Pretzel de maní quebradizo Combine 1 1/2 tazas de azúcar, 1/3 taza de agua, 1/4 taza de jarabe de maíz ligero y 6 cucharadas de mantequilla en una cacerola mediana a fuego medio, cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que un termómetro para dulces registre 300 grados F. Agregue 3 /. 4 tazas de mini pretzels y 1/3 taza de maní salado. Extienda sobre una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio antiadherente, deje enfriar y luego corte en trozos.

10: Sésamo quebradizo Combine 1/2 taza de azúcar y 1 cucharada de agua en una cacerola pequeña a fuego medio, cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté ámbar, de 6 a 8 minutos. Retire del fuego y agregue 1/4 taza de semillas de sésamo tostadas y una pizca de sal, luego 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio. Extienda una capa delgada sobre una bandeja para hornear forrada de pergamino, deje enfriar y luego rompa en pedazos.

11: Nueces de arce Combine 1/2 taza de cada jarabe de maíz ligero y jarabe de arce y 2 cucharadas de mantequilla en una cacerola mediana a fuego medio-alto. Deje hervir, batiendo, luego retire del fuego y agregue 1 taza de nueces y nueces picadas y 1 cucharadita de vainilla.

12: Crujiente de café y coco Combine 1/4 de taza de copos de coco picados, chispas de chocolate blanco, granos de café expreso cubiertos de chocolate y avellanas tostadas.

13: Crujido tropical Combine 1/4 taza de anacardos picados, nueces de macadamia, piña seca y hojuelas de coco.

14: Crujiente de plátano y maní Mezcle 1/3 de taza de pasas, plátanos secos picados y maní tostado con miel y 1/4 de cucharadita de sal en escamas.

15: Pistachos con azúcar de rosa Batir 1 clara de huevo con 2 cucharaditas de agua de rosas y 1/4 de cucharadita de sal kosher hasta que esté espumosa. Agregue 1 1/2 tazas de pistachos tostados, 1/2 taza de azúcar y 1/3 taza de pétalos de rosa secos triturados. Extienda en una bandeja para hornear. Hornee a 250 grados F, revolviendo cada 15 minutos, hasta que se seque, 45 minutos.

16: Patatas fritas Unte 1 masa de tarta redonda refrigerada con huevo batido, espolvoree con azúcar turbinado y 1 cucharadita de canela. Córtelo en tiras de 1 por 1/2 pulgada con un cortador estriado. Hornee en una bandeja para hornear forrada de pergamino a 425 grados F hasta que estén doradas, de 10 a 12 minutos.

17: Aderezo de tarta de manzana Combine 3 manzanas Golden Delicious (peladas y cortadas en cubos de 1 pulgada), 1/2 taza de jugo de manzana, 1/3 taza de azúcar, 3 cucharadas de mantequilla, 1 cucharadita de jugo de limón, 1/2 cucharadita de canela y 2 pizcas de sal en una cacerola mediana a fuego medio a fuego lento hasta que estén tiernas y almibaradas, de 8 a 10 minutos.

18: Aderezo para tarta de arándanos Combine 2 tazas de arándanos, 1/3 taza de azúcar y 1 cucharada de jugo de limón en una cacerola a fuego medio a fuego lento hasta que espese, de 12 a 15 minutos.

19: Salsa Ancho de Moras Combine 2 tazas de moras, 1/4 taza de azúcar, 1 cucharada de jugo de lima y 1 1/2 cucharaditas de chile ancho en polvo en una cacerola mediana a fuego medio a fuego lento, machacando las bayas de vez en cuando, hasta que espese, de 12 a 15 minutos.

20: Salsa de Maracuyá Lleve un paquete de 14 onzas de pulpa de maracuyá congelada descongelada, la pulpa y las semillas de 2 maracuyá frescas y 1 1/4 tazas de azúcar a fuego lento en una cacerola mediana a fuego medio. Batir 2 cucharadas de maicena y agua, luego incorporar la mezcla de maracuyá y cocinar hasta que espese, 2 minutos. Retire del fuego y agregue 1 cucharada de mantequilla.

21: Compota de albahaca y melocotón Combine 1/2 taza de azúcar y 1/4 taza de cada agua y albahaca fresca en una cacerola a fuego medio a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva. Deja enfriar colar. Regrese el almíbar a la cacerola y agregue 5 duraznos (pelados y cortados en gajos de 1/2 pulgada de grosor) cocine a fuego lento hasta que los duraznos comiencen a descomponerse, 15 minutos.

Compota de piña especiada (No. 22)

Compota de piña especiada (No. 22)

22: Compota de piña especiada Combine 2 tazas de piña picada, 2 cucharadas de azúcar granulada, azúcar morena clara y jugo de limón y 1/4 de cucharadita de canela y nuez moscada rallada en una cacerola a fuego medio a fuego lento hasta que esté suave y espesa, de 7 a 10 minutos.

Salsa de frambuesa y vainilla (No. 23)

Salsa de frambuesa y vainilla (No. 23)

23: Salsa de frambuesa y vainilla Combine 2 pintas de frambuesas, 1/2 taza de azúcar, 1 cucharada de agua y 1 cucharadita de pasta de vainilla en una cacerola a fuego medio a fuego lento hasta que las bayas se rompan y espesen un poco, de 15 a 20 minutos. Cepa.

24: Fresas de cardamomo Mezcle 2 tazas de fresas en rodajas, 2 cucharadas de azúcar y jugo de limón y 1/4 de cucharadita de cardamomo molido. Deje reposar hasta que esté jugoso, unos 30 minutos.

25: Salsa de vino tinto y cereza agria Combine un frasco de 35 onzas de cerezas ácidas (sin escurrir), 1/4 de taza de cada azúcar y vino tinto seco y 2 tiras anchas de ralladura de limón en una cacerola a fuego medio-alto a fuego lento, machacando las cerezas, hasta que el líquido se reduzca en tres cuartos , De 15 a 20 minutos.

26: Cerezas Balsámicas Mezcle 2 tazas de cerezas picadas a la mitad con 2 cucharadas de azúcar y vinagre balsámico blanco y una pizca de pimienta molida gruesa. Deje reposar hasta que esté jugoso, unos 30 minutos.

27: Ciruelas de jengibre Mezcle 1 libra de ciruelas picadas con 1 cucharada de azúcar, jugo de limón y miel y 1 cucharadita de jengibre rallado. Deje reposar hasta que esté jugoso, unos 30 minutos.

28: Ciruelas Coñac Combine 2 tazas de ciruelas pasas sin hueso, 2/3 taza de coñac y 1/2 taza de azúcar y agua en una cacerola, lleve a fuego lento y cocine hasta que esté almibarado, de 5 a 7 minutos.

29: Salsa de caramelo Cocine 1 barra de mantequilla y 1 1/2 tazas de azúcar morena oscura en una cacerola a fuego medio, batiendo, hasta que el azúcar se disuelva. Reduce el fuego a medio bajo. Agregue 1 taza de crema espesa y cocine, batiendo, hasta que esté de color ámbar y espese, de 8 a 12 minutos. Retire del fuego y agregue 1 cucharada de cada vainilla y whisky (opcional) y 1/2 cucharadita de sal kosher.

30: Salsa de ron con mantequilla caliente Cocine una lata de 14 onzas de leche condensada, 1/4 taza de crema espesa y 1 taza de azúcar morena oscura en una cacerola a fuego medio, batiendo, hasta que el azúcar se disuelva, aproximadamente 8 minutos. Retire del fuego y mezcle 4 cucharadas de mantequilla y ron oscuro, 1 cucharadita de vainilla y una pizca de sal.

31: Salsa de caramelo salado Combine 1 taza de azúcar con 1/4 taza de agua en una cacerola a fuego medio a fuego lento, revolviendo la sartén, hasta que se ponga de color ámbar oscuro, de 10 a 12 minutos. Batir lentamente en 3/4 taza de crema espesa, 2 cucharadas de mantequilla y 1 cucharadita de sal en escamas.

32: Salsa de Café y Caramelo Batir 2 cucharadas de agua caliente con 2 cucharaditas de café instantáneo. Haga la salsa de caramelo salado (No. 31), batiendo la mezcla de café con la crema y omitiendo la sal.

33: Salsa de Almendras Ahumadas y Caramelo Bourbon Prepare la salsa de caramelo salado (No. 31) del fuego, agregue 1/4 taza de bourbon con la crema y omita la sal. Continúe cocinando 1 minuto agregue 3/4 taza de almendras ahumadas.

Salsa de caramelo de coco y lima (No. 34)

Salsa de caramelo de coco y lima (No. 34)

34: Salsa de caramelo de coco y lima Prepare salsa de caramelo salado (No. 31), usando 1/4 taza de crema espesa junto con una lata de 5 onzas de crema de coco sin azúcar, agregue 1 cucharadita de jugo de limón y use una pizca de sal.

35: Crema de coco batida Refrigere dos latas de 5 onzas de crema de coco sin azúcar durante 2 horas. Saque la crema sólida, dejando atrás cualquier batido líquido con una batidora a velocidad media hasta que esté cremoso, 1 minuto. Agregue 1/2 taza de batido de azúcar en polvo a velocidad media-alta hasta que se formen picos medianos.

36: Crema batida de tarta de lima Batir una lata de 14 onzas de leche condensada con 3 cucharadas de jugo de lima y la ralladura de 2 limas. Batir 1 taza de crema espesa fría con 1/4 taza de azúcar glass hasta que se formen picos medianos. Agregue la mezcla de leche condensada y bata hasta que se combinen. Incorpora 3 galletas Graham picadas.

37: Crema batida de arce y nuez Batir 1 taza de crema espesa fría con 3 cucharadas de azúcar en polvo y jarabe de arce hasta que se formen picos medianos. Agregue 1 cucharadita de cada extracto de vainilla y arce y bata hasta que se combinen. Cubra con nueces confitadas picadas.

38: Crema batida de azúcar morena y melaza Batir 1 taza de crema espesa fría con 1/4 taza de azúcar morena clara hasta que se formen picos suaves. Agregue 2 cucharadas de melaza y 1/2 cucharadita de vainilla y continúe batiendo hasta que se formen picos medianos.

39: Crema Batida S'mores Ase 2 tazas de mini malvaviscos en una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio antiadherente hasta que estén tostados, de 30 segundos a 1 minuto. Deje enfriar un poco. Batir 1 taza de crema espesa fría con los malvaviscos tostados y 2 cucharadas de azúcar en polvo hasta que se formen picos medianos. Cubra con chocolate con leche finamente picado y galletas Graham finamente trituradas.

40: Crema Batida Mexicana De Cacao Caliente Batir 2 cucharadas de cacao en polvo endulzado y agua hirviendo hasta que el cacao se disuelva, dejar enfriar. Batir 1 taza de crema espesa fría con la mezcla de cacao, 1/4 de cucharadita de canela, una pizca de cayena y unas gotas de extracto de almendras hasta que se formen picos medianos.

41: Crema batida con crema y galletas Batir 1 taza de crema espesa fría con 5 galletas sándwich de chocolate finamente trituradas y 2 cucharadas de azúcar en polvo hasta que se formen picos medianos. Cubra con más galletas de sándwich de chocolate finamente trituradas.

42: Crema Batida Tiramisú Batir 1 taza de crema espesa fría con 1/2 taza de azúcar en polvo y mascarpone, 1 cucharada de vino Marsala y 1 cucharadita de café instantáneo y extractos de vainilla y café hasta que se formen picos medianos. Agregue 1/4 taza de granos de café expreso cubiertos de chocolate picados y espolvoree con cacao en polvo.

Crema batida de frambuesa (No. 43)

Crema batida de frambuesa (No. 43)

43: Crema batida de frambuesa Pulse 1/2 taza de frambuesas liofilizadas en un procesador de alimentos con 1/4 taza de azúcar en polvo hasta que estén finamente molidas. Batir 1 taza de crema espesa fría con el polvo de frambuesa hasta que se formen picos medianos.

44: Cereal quebradizo Ponga a hervir 3 cucharadas de jarabe de maíz ligero y 1/2 taza de azúcar morena clara en una cacerola. Agregue lentamente 4 cucharadas de mantequilla fría (cortada en trozos). Retire del fuego y agregue 1/2 cucharadita de polvo de hornear y 1/4 cucharadita de canela. Rocíe 2 tazas de cereal de arroz crujiente y mezcle para cubrir. Extienda en una bandeja para hornear forrada de pergamino y hornee a 350 grados F hasta que estén crujientes, de 10 a 12 minutos. Deje enfriar. Romper en pedazos.

45: Rocky Road quebradizo Haga Cereal Brittle (No. 44), usando cereal de arroz crujiente de chocolate y agregue 1/2 taza de almendras tostadas picadas antes de hornear. Después de hornear, cubra con 1 1/2 tazas de mini malvaviscos mientras aún están calientes.

46: Mezcla de espolvorear con sésamo Combine 1 taza de halvah desmenuzado, 3 cucharadas de semillas de cacao y dulces y 2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas.

47: Racimos de fresa y coco Mezcle 1 taza de chips de coco sin azúcar con 2 cucharadas de azúcar y aceite vegetal. Extienda en una bandeja para hornear forrada de pergamino y hornee a 350 grados F hasta que estén doradas, de 12 a 15 minutos. Mezcle con 2 cucharadas de fresas liofilizadas finamente trituradas mientras aún están calientes.

48: Crujiente de cono de azúcar Mezcle 8 conos de azúcar rotos gruesos con 3 cucharadas de mantequilla y azúcar derretidos y 1 cucharada de malta de chocolate en polvo. Extienda en una bandeja para hornear y hornee a 350 grados F, revolviendo cada 5 minutos, hasta que se seque, de 10 a 15 minutos.

Bocados de brownie-bateador (No. 49)

Bocados de brownie-bateador (No. 49)

49: Bocaditos de masa de brownie Pulse 1 taza de harina de almendras en un procesador de alimentos con 1/2 taza de azúcar morena clara, 4 cucharadas de mantequilla, 2 cucharadas de cacao en polvo y jarabe de chocolate de proceso holandés y 1 cucharada de leche hasta que quede suave y cremoso. Extienda en un rectángulo de 6 por 9 pulgadas en una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio. Espolvorea con mini chispas de chocolate. Congele hasta que esté firme, 1 hora. Cortar en cuadritos pequeños.

50: Migas de galletas con chispas de chocolate Bate 4 cucharadas de mantequilla ablandada, 1/2 taza de azúcar extrafina y 2 cucharadas de cada azúcar morena oscura y aceite vegetal con una batidora a velocidad media-alta hasta que esté cremoso, de 2 a 4 minutos. Agregue 1/2 cucharadita de agua y vainilla y bata hasta que quede suave. Batir 1 huevo. Agregue 3/4 de taza de harina, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/4 de cucharadita de sal y bata a velocidad baja. Agregue 3/4 taza de chispas de chocolate. Extienda 1/4 de pulgada de espesor en una bandeja para hornear untada con mantequilla. Hornee a 350 grados F hasta que estén dorados, de 20 a 25 minutos. Deje enfriar. Romper en pedazos pequeños.


Comida griega Postres

Hace mucho tiempo, un niño llamado Matthew se mudó con su familia a un lugar lejano llamado Atenas, Grecia. Venía de un lugar donde abundaban los helados, de hecho, todos los domingos, su abuelo los llevaba a él, a sus hermanos ya su hermana a Carvel's para tomar helados y banana splits.

Pero en Atenas los únicos postres que pudieron encontrar fueron gomitas con polvo blanco en el exterior de Syros llamadas Loukoumia o cosas marrones pegajosas con nueces llamadas baklava o kataifi. Un día, el pequeño Matthew y su familia se enteraron de que cerca de la plaza Omonia había un zacharo-plastion (tienda de azúcar) que tenía helado y después de algunos suplicantes su padre accedió a llevárselos. Estaban tan emocionados. No podían creer que en unos momentos volverían a probar helado por primera vez en meses. Llegaron a la tienda y, aunque había muy pocos sabores, no les importó. Matthew pidió vainilla y vino en un tazón de vidrio pequeño. Dio su primer bocado. Pero algo andaba mal. Yucchh. Cortezas de naranja en el helado. ¿Por qué alguien se tomaría la molestia de hacer helado y luego ponerle cáscaras de naranja? Durante el resto de su vida, Matthew odió las cáscaras de naranja (y el pastel de frutas).

Las cosas han cambiado en Atenas desde 1963. Por un lado, entonces la gente tenía neveras, no refrigeradores. Por otro lado, ahora el helado se ha convertido en el postre más popular y se puede encontrar no solo en la plaza Omonia, sino en todos los vecindarios, ciudades, pueblos, islas, aldeas y paradas de camiones en Grecia. El helado se convirtió en un gran negocio y además de los camiones que llevan las 30 variedades que cada empresa de helados hace a todos los congeladores y máquinas de helado suave, ahora hay heladerías con sabores increíbles que hacen Ben and Jerry's y Baskin-Robbins. parecen advenedizos de clase baja. En Grecia, el helado es el rey, al menos en verano. Pero, ¿qué pasa con los postres que se comían antes de que el helado y la gelato-manía se apoderaran del país? Para aquellos que aman las viejas costumbres, les alegrará saber que los dulces tradicionales están vivos y bien en toda Grecia, al igual que algunos postres no tradicionales. La palabra para dulces es glikia, una de las palabras más importantes del idioma griego para niños y adultos.

Primero un poco sobre el zacharo-plastion, las azucareras que hay en cada comunidad. Cualquiera que sea goloso encontrará que estos lugares son un paraíso en la tierra. Repleto de hermosos pasteles caseros y dulces de todas las formas y tamaños, pasteles, licores, dulces tradicionales y helados, puede sentarse y tomar un postre y un café o comprar algunos para quienquiera que esté en su camino a visitar. , una tradición griega. Antes de que los cafés de estilo europeo se hicieran populares en Atenas, estos zacharo-plastions eran un centro de la vida social y familiar griega y muchos de los cafés todavía tienen la misma sensación, aunque atienden más a los jóvenes en la adolescencia, veinte y treinta años. Pero aún puedes encontrar el vecindario zacharo-plasciones y al igual que el regreso de la ouzerie tradicional, hay tiendas de azúcar tradicionales que abren en Psiri y otras áreas del centro de Atenas. La foto es de Kosta, propietario del Panarama Zacharo Plastion en la isla de Kea, que tiene la vista más espectacular de casi todas en Grecia.

Entre los postres tradicionales griegos se encuentra el más famoso, baklava, hecho de masa filo, nueces molidas (nueces, nueces o pistachos), mucha miel o una tonelada de jarabe de azúcar y viene en una variedad de formas y tamaños. Hay una versión enrollada de baklava llamada Saragli. Incluso hay baklavaki que son pequeños baklavas empaquetados que vienen en una caja de un par de docenas. En la misma familia es kataifi que tiene ingredientes similares, aunque está hecho con una masa rallada que le da una apariencia de trigo rallado Nabisco. Galaktobouriko También se elabora con hojaldre pero este se rellena con una natilla de leche dulce y jarabe de azúcar. Estos tres se conocen como los glyka tapsiou o dulces de sartén porque se hornean en una sartén.

Yaourti me meli (yogur con miel) ha sido durante mucho tiempo popular entre los viajeros y los griegos, pero ahora puede obtener yogur con una gran variedad de frutas frescas, miel y nueces molidas que hacen que un desayuno saludable parezca un postre. También yogur con las conservas de frutas que se ofrecen a los huéspedes y que se conocen como glyka tou koutaliou (caramelos de cuchara) porque cuando los comes normalmente se sirven en un plato pequeño con una cuchara y un vaso de agua fría o un café griego. Pero van bien mezclados con yogur. De hecho, incluso los pequeños paquetes de mermelada que obtienes en los desayunos buffet del hotel hacen que un tazón de yogur natural sea más delicioso. Y en caso de que haya estado viviendo en otro planeta y no se haya enterado, el yogur es una de las cosas más saludables que puede comer, especialmente el yogur de oveja, que está disponible pero es menos común que las vacas. Ambos se pueden encontrar en cualquier supermercado o tienda que venda dulces.

Si le ocurre lo mencionado anteriormente glyka tou koutaliou (dulces de cuchara) en su forma natural hecha en casa cuando visite una casa griega, se sorprenderá de la variedad de frutas que usan. Entre las más populares están la cereza y la naranja, pero también verás higos, almendras, nueces y créelo o ni siquiera berenjenas baby. Otra cuchara dulce que era una de mis favoritas, la llamamos submarino. Este era un jarabe de vainilla espeso que se ponía en una cuchara en agua fría y luego se lo comía como una hoz. Todavía puede comprar esto en los supermercados y en algunos zacharo-plasciones y durante un tiempo fue lo más parecido al helado para nosotros. Otro gran postre es Risogalo (arroz con leche) con el que sobreviví hasta que dejaron de poner las cáscaras de naranja en el helado. En Lesbos, en los diferentes pueblos, encontrará cooperativas de mujeres que venden dulces locales caseros y glyka tou koutaliou y otros alimentos tradicionales. Las mujeres de la foto son del Cooperativa de mujeres de Agiassos.

Loukoumia es un dulce de Asia Menor que es el postre tradicional en la isla de Syros que es famosa por él. Algunas de las empresas que llegaron a Esmirna y escaparon como refugiados cuando los turcos incendiaron la ciudad en 1922, se trasladaron a Syros, que era uno de los principales puertos de Grecia. Loukomia tienen textura como ositos de goma, pero están cortados en cuadrados. Algunos tienen pistachos y vienen en una variedad de sabores y están cubiertos con azúcar de repostería en polvo. Mi primer mes en Grecia lo pasé en Syros y comimos nuestra parte de loukoumia y de turrón, que es un caramelo duro blanco con nueces que venden los vendedores en la calle. De hecho, si toma un ferry lento que se detiene en Syros, a menudo estos vendedores se subirán al barco para vender loukoumia y turrón. Pasteli está hecho de semillas de sésamo y miel y viene en forma de barra de chocolate y es uno de los dulces tradicionales de Kea y algunas otras islas, estoy seguro.

Los griegos comen mucho chocolate y, de hecho, las barras de chocolate negro de Pavlidis son calificados muy alto por mi esposa experta. Alguna zacharoplastion tendrá caramelos de chocolate a la venta a granel, así como una variedad de barras de caramelo. Las galletas de chocolate Papadopoulos, que estaban en posesión de todos los fumadores de hachís adolescentes greco-estadounidenses a finales de los sesenta y principios de los setenta, todavía existen y se venden bien. También hacen barquillos vieneses que parecen puritos pero están rellenos de chocolate y avellanas que parece que mi hija compra cada vez que subimos a un ferry. Halvah, el rico caramelo de sésamo y miel que es popular en el Medio Oriente se puede encontrar en el Mercado Central de Atenas, vendido por kilo en una variedad de sabores, incluido mi favorito, que está cubierto de chocolate. También puedes encontrar muchos de tus chocolates favoritos de casa en el barrio. periptero (quiosco), como Toblerones, Snickers, Mars Bars e incluso M & ampMs. Pero primero deberías probar los chocolates griegos.

Milopita es tarta de manzana y sabe a tarta de manzana. Loukomades son masas fritas cubiertas con salsa de miel. los Loukomades Las tiendas solían estar por toda Atenas, pero incluso hace unos años buscábamos en toda Atenas y el Pireo para encontrar algunas. Si quieres encontrar un buen lugar para buscar, es Doris en la calle Kolokotronis, si aún existe. Pero sospecho que habrá un renacimiento de loukomades en un futuro próximo. Diples son unos delicados rollos de hojaldre fritos que se bañan con miel y / o azúcar en polvo y se espolvorean con nueces. Lo mejor Diples (y Loukoumades dicen) son de IDI ZACHROPLASTIKIS de Theodoros Tarkasis en 185 Drossopoulou, que está más allá de Foikinos Negri en Patission (foto).

Después de una comida en un restaurante, se acostumbra tomar un postre y, a menudo, es de cortesía. Un postre típico puede ser rebanadas de manzanas y peras con miel y canela, sandía, melón dulce, cerezas, fresas, uvas, higos o cualquier fruta de temporada. La halva horneada, que no debe confundirse con el caramelo, también se sirve en los restaurantes, hecha con semillas de sésamo y miel o azúcar. No sé qué tan griego es, pero otra oferta de restaurante después de la cena es crema de caramelo que por si no lo sabes es como suena, un flan cremoso y caramelo. Un postre tradicional muy común en el psistarias (asadores) de Atenas es un yogur con miel que se coloca en el medio de la mesa y se comparte mientras todos fuman cigarrillos.

En la isla de Sifnos fabrican dos o tres tipos diferentes de amigdelota, que son galletas de almendras. Mis favoritos son los horneados. También los hacen sin hornear. Ambos están recubiertos de azúcar glass. También hay galletas navideñas llamadas melomakarona elaborado con brandy, clavo, miel y, lamentablemente, cáscaras de naranja y cubierto con nueces originarias de Fenicia. Karydopitas son tortas de nueces y almendras generalmente empapadas en miel. Kourambiethes son galletas de mantequilla cubiertas con azúcar en polvo y se sirven en bodas, bautizos y otras ocasiones festivas. Pueden tener forma de bolas, medias lunas u óvalos. Koulourakia son galletas crujientes semidulces que se sumergen en café, té o leche caliente con naranja y vainilla.

¿Y el helado? Existen helado tiendas en toda Grecia ahora y puede elegir su sabor como lo hace en casa. También busque carteles con imágenes de diferentes copas de helado y palitos con nombres que suenen estadounidenses como Patrón, Estado, Choco-Magnum, elaborado por las grandes empresas lácteas como Delta (recién comprada por Nestles), Evga y un par de otras. Cerca encontrarás un gran congelador por el que puedes mirar hasta encontrar el helado que coincide con el que querías en el cartel. Incluso los tienen en los transbordadores. Advertencia: el helado real puede decepcionarte en apariencia porque muy a menudo no se parecen a las fotos, como cuando ves a una actriz famosa en persona, ella no se ve como en las películas. Pero todavía saben bastante bien (el helado) y tengo amigos que van al congelador más cercano para tomar un Choco-Magnum como rutina nocturna. Also in many places these freezers are empty in the winter especially on the islands where it does not pay to send the trucks to refill them because nobody eats ice-cream in the winter except in Athens. Dodoni is a chain of ice-cream shops that are all over Greece too and there are even a few Haagen-das shops.

You can buy ice-cream in almost any cafe or zacharoplastion. A great treat for adults is frappe me pagoto ( Nescafe frappe with ice-cream). Don't get this for your kids or they will be awake for days. Your best bet for super ice cream is Gelatomania in the Psiri section of Athens which tastes as good as it looks. Nowadays, unlike 1963 it is hard to go wrong with ice-cream in Greece. They have definitely mastered it, leaving out the orange rinds, though they can occasionally reappear in chocolate. But the fact that the Greeks have gone from being an ice-cream poor country to turning it into an art form is actually not so strange. My grandfather Giorgos Economopoulos came to America in 1915 and started an ice cream company in Hicksville, Long island which he sold out of his store, the Hicksville Sweetshop on Broadway. Lo llamó Ice-Cream By George. It was the first gourmet ice-cream in America.


Tahini – The Middle Eastern Super Food You Want to Get to Know

One of the staple ingredients in Middle Eastern and Mediterranean cuisines is tahini – a velvety, earthy paste made from ground sesame seeds. Tahini is rich in calcium, magnesium, potassium, lecithin and iron, and is high in vitamin E and B1, B2, B5 and B15. It has 20% complete protein, which is more protein than in most nuts.

It can be enjoyed either in its raw form or combined with other ingredients to create savory dips, condiments, salads, or desserts.

In it’s raw form, tahini has a consistency that is a little thinner than almond butter. It can be eaten with a spoon or as a spread on a piece of bread. Mixed with some honey or date molasses it yields a halvah-like sweet spread – the Middle Eastern version of peanut butter and jelly sandwich.

Halvah, in case you’ve never heard of it, is a Middle Eastern sweet delight made of tahini, usually in the form of large slabs. Persian halvah has a softer, smoother consistency. Basic halvah is made from raw tahini, sugar, and vanilla and can be found in supermarkets and in Middle Eastern stores in the U.S. Some other traditional halvah flavors, such as marble (chocolate swirl), chocolate, and pistachio are mostly found across the Middle East and in some Mediterranean countries. In recent years in Israel, halvah, like many other traditional and local specialties, has become a gourmet item sold in boutique and specialty stores. The number of halvah variations you can find is enormous. Nuts, chocolate, coffee, dried fruit, spices, candies, etc. are just some of the creative variations you may come across. The picture below, showing a large selection of halvah blocks, was taken at a halvah store in the Machaneh Yehuda market in Jerusalem.

At home, we like to drizzle raw tahini on vanilla ice cream. It makes it taste like halvah ice cream. Another Middle Eastern dessert we love making at home is Halvah Cookies. It’s a real treat saved for special guests.

In the U.S, tahini is known mostly in its savory form, as a Middle Eastern dip that is sometimes combined with Hummus. But good tahini dip doesn’t need the hummus in order to shine. It is delicious on its own and can be served with raw vegetables, or as a savory spread in sandwiches (with or without hummus). It may also be drizzled over cooked meats and veggies. Tahini is also a key player in baba gahnoush spread. In Middle Eastern cooking, tahini is sometimes added to meat, chicken, and vegetable dishes and baked in the oven. Stay tuned for some of my favorite recipes that feature tahini. But in the meantime, here is my recipe for tahini dip

Ingredientes:
½ cup raw tahini paste (found in health food or Mediterranean/Middle Eastern grocery stores)
Jugo de 1 limón
¼ de cucharadita de sal
1/8 cucharadita de pimienta negra
1 diente de ajo machacado
½ taza de agua

Preparación:
Combine all the ingredients together in a medium sized bowl, and mix well until a smooth paste is formed. You may also choose to use a blender to mix the ingredients.

In either case, the consistency should be that of a dip. If the paste is too thick, add more water and stir. If too loose, add a little more of the raw tahini. You can keep the prepared tahini in the fridge in an airtight container for up to a week. The dip gets thicker the following day and is better used as a spread. If you want to thin it out, add a little bit of water and mix well.


Open your eyes to the taste of sesame, and it's everywhere

Few ingredients cross as many international boundaries as the sesame seed — the ambassador of seeds if you will. Classic but trending (Trader Joe’s currently offers at least 20 sesame items from salad toppers to coconut sesame clusters), sesame oils, pastes and spice blends crowd the shelves of international grocery store aisles, and chefs and home cooks are cooking with them in exciting new and traditional ways.

Sesame seeds originated in Egypt or Persia — the sesame bush with its mini banana-shaped seed pods grows wild in tropical and subtropical regions and is now cultivated globally.

The seeds made their way across continents as ancient and modern civilizations learned to cook deliciously with them, originally as a tasty, clean source of cooking oil. In the Middle East and Mediterranean, bakers coat breads with the seeds, adding protein and crunch to the predecessors of our “everything” bagel and sesame-topped hamburger bun.

Sesame plays a big role in the spice blends of the world. The Middle East brings za’atar to the mix, a blend that combines sesame with tangy sumac and resinous Mediterranean oregano and marjoram that is smeared on everything from roast chicken to pizza these days. Since we discovered dukkah, a flavorful Egyptian blend of nuts, seeds and warm spices toasted together, we always keep a batch on hand to sprinkle generously on roasted vegetables, eggs or grilled meats and fish. At Chicago’s Cellar Door Provisions, bakers roll dukkah inside house-made puff pastry to create a sweet savory snail — the perfect sesame breakfast nosh.

In Japanese culture, sesame or goma shows up in popular spice blends like togarashi (a ubiquitous seven-spice chile table blend that happens to be great on buttered popcorn), furikake (an umami-rich rice seasoning that features seaweed and often dried seafood) and even a simple sesame salt called gomashio. Japanese and Chinese cooks also prize sesame oil (lighter for cooking, darker for seasoning) and black sesame paste to deepen soups, noodle dishes, sauces and marinades.

Sesame plays a big role in Mexican moles, and pops up in Indian cuisine, particularly from the Hyderabad region. Bagara baingan is an eggplant dish whose base is a paste made from sesame, peanuts and coconut, and til ki is a delicious sesame tamarind chutney often served with dosa.

Tahini, created by soaking, crushing and grinding the seeds, has become an essential pantry item, its nutty earthiness adding flavor and texture to classic dishes like hummus and baba ghanoush. The ever-surging popularity of Middle Eastern food has led modern cooks to experiment with using tahini as an ingredient in untraditional ways — it pairs extraordinarily with chocolate in desserts like brownies and chocolate chip cookies. We love it as a sub for peanut butter, in miso or yogurt based dressings, and folded into canned tuna with some fresh lemon juice for a no-mayo version of tuna salad.

Manhattan’s Chelsea Market boasts a business entirely devoted to sesame. Seed + Mill runs a robust tahini production, plus offers tahini goat milk soft-serve and halvah tahini milkshakes on-site. (Halvah is a byproduct of sesame oil production — sweetened and pressed into a classic confection eaten on its own or as an ingredient — it makes a marvelous addition to caramel sauce.)

Benne, the name for sesame in the American South, came to the Low Country from Madagascar via the West African slave and spice trade. The seeds are incorporated into the region’s signature benne wafer cookies.

Sesame’s nutty flavor and unctuous texture effortlessly straddles the line between savory and sweet. At Baobing, the takeout window of Stephanie Izard’s Duck Duck Goat restaurant in Chicago, desserts are based on Taiwanese street snacks. The sesame sundae tops ice cream with a grand slam of sesame caramel, black sesame crunchies, sesame whip and fried sesame balls. Says Izard, “a drop of sesame oil in whipped cream brings this awesome nutty toasted roasty flavor,” while the restaurant’s classic caramel sauce is rendered less sweet and way more interesting with a dash of Chinese black vinegar and sesame oil.

At Chicago’s Loba Pastry + Coffee, Val Taylor makes her pepita crunch bar with an oat base and a caramelized mixed seed and nut topping that gets color and zing from black sesame, the dark version of the more common ivory seed. Caramel and sesame are great friends, as illustrated by the above, plus the sesame brittles and candies of the Middle East. In the Basque region of Spain, sesame seeds are sugared and caramelized to sprinkle on a plate of earthy native sheep and goat cheeses.

We chose Korean-style for our savory sesame recipe below. These tofu and meatballs are typically packed in lunchboxes but we love to wrap them in lettuce leaves smeared with lots of ssamjang, the easy-to-make spicy sesame sauce served with bulgogi and other grilled meats. The tahini chocolate chip cookies lead the way in introducing sesame to the sweet side of the pantry.


Ofek's Thoughts

Here’s real raw halva, and it is as authentic as it gets. I am in Palestine, where halva is sold in every open market by the kilo.

Halva is a sweet sesame confection. This raw version is pretty, delicious, and heavy but dense enough to make you stop after a few bites. A great way to get more flax into my daughter’s diet.

And yes, i am well aware that the mulberries I picked this morning look (and taste) far more orgasmic--and that is perfectly fine. To compete with nature is suicide.


Contenido

La palabra halva entered the English language between 1840 and 1850 from the Romanian Yiddish: חלווה ‎, romanizado: halva, which came from the Ottoman Turkish: حلوى ‎, romanizado: helva, itself ultimately derived from the Arabic: حلوى ‎, romanizado: ḥalwá, a sweet confection. [6] [7] The root in Arabic: ح ل و ‎, romanizado: ḥ-l-w, means "sweet". [8]

Halva originated in Persia. [9] [10] A reference to halvah appeared in the 7th century, referring to a mixture of mashed dates with milk. By the 9th century, the term was applied to numerous kinds of sweets, including the now-familiar sweetened cooked semolina or flour paste. [2] [6]

Many of the earlier Persian recipes were documented in the 13th century Arabic book Kitab al-Tabikh (The Book of Dishes), as well as an anonymous cookbook from 13th-century Moorish Spain. Halva was adopted and expanded by the Ottoman Turks, including a sesame-based version, and spread throughout their empire. [6]

Most types of halva are relatively dense confections sweetened with sugar or honey. [ cita necesaria ] Their textures, however, vary. For example, semolina-based halva is gelatinous and translucent, while sesame-based halva is drier and more crumbly. [11]

Grain-based halva Edit

Grain-based halva is made by toasting flour or cornstarch in oil, mixing it into a roux, and then cooking it with a sugary syrup. Corn is rarely used, more common is semolina, in India called sooji dhokla and in Turkey irmik halva. It's made by toasting semolina in fat, either oil or butter, then adding sweetened milk or sugar syrup to achieve the preferred consistency. [12] Rice flour and coconut milk halva is common fare on the streets of Zanzibar. [ cita necesaria ] Dairy-based rice flour halva, known as Pathein halawa, is considered a Burmese delicacy native to Pathein.

Raisins, dates, other dried fruits, or nuts such as almonds or walnuts are often added. The halva is very sweet, with a gelatinous texture similar to polenta the added butter gives it a rich mouthfeel.

This style of preparing halva can replace the grain swith vegetables, fruits or cheese. [12] Alternative vegetable-based halva recipes popular in India and Pakistan use beetroots, potatoes, yams, and most commonly carrots (for gajar halwa), mung beans (for moong dal halwa), or bottle gourds (for doodi halwa) instead of semolina. Prepared with condensed milk and ghee, without semolina to bind it together, the end result has a moist, yet flaky, texture when freshly prepared. Other examples include the famous Agra Petha, easily available at Taj Mahal, Agra. [ cita necesaria ]

Sesame Edit

Sesame halva is popular in the Balkans, Poland, Middle East, and other areas surrounding the Mediterranean Sea. The primary ingredients in this confection are sesame butter or paste (tahini), and sugar, glucose or honey. [2] Soapwort [13] [14] (called ‘erq al halaweh en árabe çöven in Turkish), egg white, or marshmallow root are added in some recipes to stabilize the oils in the mixture or create a distinctive texture for the resulting confection. Other ingredients and flavorings, such as pistachio nuts, cocoa powder, orange juice, vanilla, or chocolate are often added to the basic tahini and sugar base. [2] [15]

Sunflower Edit

Sunflower halva is popular in the countries of the former Soviet Union, but also in Bulgaria, Romania, Serbia, and other Balkan countries. [16] It is made of roasted ground sunflower seeds instead of sesame. It may include other ingredients, such as nuts, cocoa powder, or vanilla. [17] [18] In 1996 around 4-5 thousand tons of sunflower halva were being produced by Ukraine annually. [19]

Other Edit

Floss halva Edit

Pişmaniye (Turkish) or floss halva is a traditional sweet, prepared in Kocaeli, Turkey, made by flossing thin strands of halva into a light confection. Made primarily of wheat flour and sugar, the strands are continuously wrapped into a ball shape and then compressed. The result is a halva with a light consistency, similar to cotton candy. Floss halva can be found in regular and pistachio flavors, and there are brands with halal or kosher certifications.

A similar pistachio-based version of floss halva is popular in North India. It tends to be slightly denser and is often referred to as patisa o sohan papdi. In Chinese cuisine, a floss-like candy similar to pismaniye o pashmak halva, conocido como dragon beard candy, is eaten as a snack or dessert.

A raw version of halva also has become popular among proponents of raw food diets. In this version, a mixture of raw sesame tahini, raw almonds, raw agave nectar and salt are blended together and frozen to firm. [20]

Halva can be a snack or served as part of a meal. [1]

Azerbaijan Edit

One regional variant is from Sheki where Şəki halvası halva refers to a layered bakhlava style pastry filled with spiced-nut mix and topped by crisscrossed patterns of a red syrup made from saffron, dried carrot and beetroot. [21] [22]

Greece Edit

Halva is a traditional fasting food among Greek Orthodox who traditionally have food restrictions, especially from meat, on Wednesdays and Fridays throughout the year, for all of Great Lent and other fasting periods. [23]

India Edit

India has many types of halva, some unique to particular regions of the country. It is one of the popular sweets of India usually made from semolina. [24]

The town of Bhatkal in Coastal Karnataka is famous for its unique Banana Halwa which is infused with either whole cashews, pistachio or almonds. This type of authentic halwas are a specialty of the Muslims of this town.

It is speculated that Halva (or Halwa) is associated with Indian traditions and culture, written records of sweets from Mānasollāsa indicate that semolina halvas, the most popular form of halvas in India, were already known in India, for instance, it mentions a sweet called shali-anna which is a semolina based sweet today known as Kesari in South India. [25]

Tirunelveli in Tamil Nadu is known for its wheat halwa. Its preparation is a laborious process that "is slowly seeing this sweet disappear." Unlike other sweets, the extra ghee is not drained out but forms an outer layer. This increases the shelf life of the halwa. The unique taste of the halwa is attributed to the perennial Thamirabranai. [26]

The history of Kozhikode Halwa in Kerala could trace back to Zamorin era. Zamorin invited chefs from Gujarat to prepare halwa for their royal feast. [27] They were also granted places to stay beside royal kitchen. This settlement later evolved as sweet sellers street, nowadays known as SM (Sweet Meat) Street or Mittayitheruvu. [28] Kozhikode halwa is made of pure coconut oil, not from ghee. Significant Arab and Middle Eastern influence in Kerala contributed to the Karutha Haluwa (black haluwa), made from rice, is very popular. [29] Kozhikode halwa also builds religious harmony, Ayyappa devotees from neighboring states Karnataka, Andhra Pradesh are buying halwa and chips like prasadam (Sacred food). They distribute them among their neighbors and friends, who consume them with a religious zeal. [30]

Iran Edit

In Iran, halva (Persian: "حلوا" ‎) usually refers to a related confection made from wheat flour and butter and flavored with rose water. [31] [32] The final product has a dark brown color. The halva is spread thin on a plate till it dries into a paste. Halva usually is served at funerals and other formal ceremonies, often with almonds or coconut shavings on the top.

Halva Ardeh is the Iranian term for tahini-based halva, and may or may not include whole pistachios. Ardeh is processed sesame in the form of paste, usually sweetened with syrup. [33] [34]

Israel Edit

Tahini halvah (Hebrew: חלווה ‎) is very popular in Israel and among Jewish people throughout the diaspora. [35] [36] Spelled "halvah" in English, it usually comes in slabs, nearly-cylindrical cakes (illustrated), or small packages, and is available in a wide variety of flavours, chocolate and vanilla being very common. The halvah is almost always parve. Israeli halvah will usually not contain wheat flour or semolina, but will contain sesame tahini, glucose, sugar, vanilla and saponaria officinalis root extracts (soapwort), which are not usually found in other recipes. It is often served as a breakfast component at Israeli hotels, though it is not usually part of an Israeli breakfast, and it is even used in specialty ice-cream. [37]

United States Edit

Halva can be found in ethnic Indian, Jewish, [6] Arab, Persian, Greek, and Turkish community stores and delicatessens. It is increasingly offered by upscale restaurants in some areas. [38] Besides being imported, it is manufactured in the United States, with the largest producer being Brooklyn-originated Joyva. [4] [1]

In Turkey halva is served for special occasions such as births, circumcisions, weddings and religious gatherings. The tradition is for semolina halva to be served at funerals, when someone leaves or returns from hajj, and during Lent. [39]

For this reason, flour (un) halva is also called in Turkish ölü helvası, meaning "halva of the dead". La expresion roasting the halva of someone suggests the person referred to died some time ago. In episode 46 of the Turkish TV series Winter Sun (Kış Güneşi), İsmail tells a joke:

"Why do we always eat Halva after a meal of fish? [39] . "So the fish knows it is dead and gone!"


Ver el vídeo: Helado de marañón (Octubre 2021).