Nuevas recetas

La funda Smart Walnut para iPad de Grovemade sabe cuándo encender y apagar

La funda Smart Walnut para iPad de Grovemade sabe cuándo encender y apagar

Parece que todos tienen un iPad hoy en día y si quieres diferenciar el tuyo del resto, necesitas una funda realmente genial. Grovemade tiene muchas opciones interesantes, también para estuches de teléfonos y bases, pero su oferta de nueces es definitivamente nuestra favorita. Hecho a mano con nogal de Oregón, el estuche tiene una cubierta flexible que protege la pantalla y también funciona como soporte cuando se enrolla. El estuche también está forrado con gamuza para evitar que su dispositivo se raye y cuenta con imanes de tierras raras que alertan al iPad cuando se enciende y apaga. Puede obtener uno en nogal para su iPad de tamaño completo y un iPad Mini, así como uno en bambú.

event_location = ### contact_name = ### contact_phone = ### contact_email =


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se enfoca principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se centra principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas saladas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se enfoca principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se centra principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se centra principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se enfoca principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas saladas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se enfoca principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se centra principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se centra principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Galletas de romero y nueces

Las galletas saladas y el queso siempre han sido una de mis comidas favoritas. Para algunas personas es solo un refrigerio, pero felizmente puedo preparar un almuerzo o una cena completos con eso. Por supuesto, la mayoría de las galletas no son exactamente bajas en carbohidratos, así que me mantengo alejado. Pero en realidad es bastante fácil hacer el tuyo. ¡Un poco de harina de nueces, un poco de huevo, un poco de sal y un rodillo es todo lo que realmente necesitas!

(5 votos, promedio: 3.80 de 5)
  • 1 1/4 taza de nueces picadas
  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal marina
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate o aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de sal gruesa (kosher o sal marina) para espolvorear
  1. Precaliente el horno a 300F.
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, combine las nueces, la harina de almendras, el polvo de hornear y la sal marina. Pulse varias veces para combinar. Agregue el huevo, el aceite y el romero y continúe procesando a fuego alto hasta que la masa se apelmace.
  3. Dé vuelta en un pedazo grande de pergamino y dé golpecitos en un rectángulo áspero. Cubra con otro trozo de pergamino y extiéndalo lo más uniformemente posible hasta un grosor de 1/8 de pulgada. Retire el pergamino superior.
  4. Use un cuchillo afilado o un cortador de pizza para marcar en cuadrados de 2 pulgadas. Espolvorear con sal gruesa y presionar ligeramente para que se adhiera. Transfiera el pergamino a una bandeja para hornear grande y hornee por 30 minutos, hasta que los bordes estén dorados y las galletas estén firmes al tacto. Apague el horno y deje reposar las galletas dentro de otros 10 minutos más o menos. Observe con atención para que no se pongan demasiado marrones.
  5. Retirar y dejar enfriar por completo, luego romper en cuadrados (continuarán endureciéndose a medida que se enfríen).

Rendimiento: rinde unas 40 galletas. (4 galletas por ración)

Carolyn Ketchum

Carolyn Ketchum escribe All Day I Dream About Food, un blog de comida que se centra principalmente en recetas bajas en carbohidratos y sin gluten. Tiene una Maestría en Antropología Física y Evolución Humana de la Universidad Estatal de Arizona y tiene una amplia experiencia en administración de educación superior. Actualmente vive en el área de Boston con su esposo y sus tres hijos. Puedes ver sus experimentos con horneado bajo en carbohidratos en All Day I Dream About Food.


Ver el vídeo: Review Funda Walden Walnut Samsung S21+ (Enero 2022).