Nuevas recetas

¿El estrés te está engordando?

¿El estrés te está engordando?

Conoces el sentimiento. Estás luchando para prepararte para una reunión matutina, hay una pila de billetes en la encimera de la cocina, tal vez los niños están jugando kickball en la casa y ya estás anticipando los costos de reemplazar una ventana rota, cuando de repente, Necesito una dona a la antigua. De hecho, con mucho gusto tomaría cuatro de ellos. La vida nos lanza muchas bolas curvas, pero ¿ha considerado que sus antojos de comida chatarra pueden ser un resultado directo del estrés en su vida? El estrés afecta nuestro estado de ánimo, productividad y rendimiento, y también es uno de los mayores contribuyentes a la obesidad abdominal si la comida se usa como distracción cuando las cosas se ponen difíciles.

Cómo el estrés afecta su cuerpo

El estrés crónico provoca una producción de la hormona cortisol en el cuerpo que agota su energía y provoca un desequilibrio de azúcar en la sangre que lo deja con antojos de alimentos azucarados y ricos en grasas. Las calorías de estos alimentos se almacenan como depósitos de grasa en el abdomen y envían una señal al cerebro que le indica que se relaje porque la grasa se puede convertir rápidamente en energía si hay escasez. Desafortunadamente, esta energía extra nunca se utiliza y la grasa permanece mucho tiempo después de que el estrés se ha disipado.

Cómo el estrés afecta tu mente

El estrés puede tener efectos de gran alcance en su estado de ánimo y comportamiento que duran mucho tiempo después del episodio que desencadenó la respuesta. Los estudios han demostrado que el estrés crónico puede alterar la forma en que está conectado el cerebro, causando efectos a largo plazo en la salud mental, como un cambio en el impulso sexual, aislamiento social, falta de concentración e irritabilidad o ira. También se ha demostrado que las sustancias químicas liberadas en el cuerpo durante momentos estresantes restringen el pensamiento de alto nivel a favor de tendencias reactivas, como arrebatos de ira y alimentación emocional.

Signos de alimentación inducida por estrés

¿Come más cuando se siente estresado y continúa comiendo después de sentirse satisfecho? ¿La comida te hace sentir seguro cuando la vida parece fuera de control? ¿Come para calmar los nervios cuando está ansioso, triste, enojado o simplemente aburrido? Si confía en un Red Bull cuando se siente cansado, busca su escondite secreto de chocolate cuando se siente presionado, o le resulta difícil dejar de comer en exceso, es posible que sea un bocadillo estresado. Una vez que pueda reconocer que la comida es un chivo expiatorio en su vida, podrá encontrar otras formas de romper el ciclo y enfrentar emociones abrumadoras.

Alivio del estrés a corto plazo

Para un alivio inmediato, la risa, el ejercicio, la meditación, los baños calientes e incluso el sexo, estimulan la misma área del cerebro que nos hace desear comida reconfortante y, en primer lugar, pueden minimizar su reacción al estrés. Abastecerse de elevadores de humor simples y divertidos para su hogar u oficina, como un masajeador de cuero cabelludo, un aro de baloncesto portátil o Buckyballs magnéticos. Cargue su teléfono inteligente con sus canciones favoritas y obras de comedia, y simplemente salga a caminar cuando se sienta abrumado. Tanto la naturaleza como la luz solar pueden ser armas poderosas contra el estrés, ayudándote a sentirte eufórico por el aire fresco y la luz cálida y alejado de las cosas que te causan estrés.

Cómo terminar el ciclo

El hambre emocional no se puede saciar con comida. Si sus niveles de estrés y sus antojos persisten, lleve un diario y registre las situaciones y emociones que lo están haciendo disfrutar. Busque el apoyo social de amigos cercanos o familiares para tener una salida para expresar sus emociones. Aprender a comunicar eficazmente sus pensamientos no solo fortalecerá los vínculos dentro de su círculo, sino que también lo ayudará a reaccionar de manera adecuada ante situaciones que, de otro modo, podrían ser una fuente de estrés en su vida. Superar el estrés puede tener muchos efectos positivos, incluido un aumento de la energía, la confianza en uno mismo y un sentido renovado de propósito y voluntad para buscar desafíos. En lugar de abrir una bolsa de M & M la próxima vez que vea el nombre de su suegra en el identificador de llamadas, ponga su energía en abordar sus emociones negativas sin comida para reducir sus antojos y recuperar el control de su vida.

Sarah Dalton es la fundadora de Able Mind Able Body, una empresa con sede en Las Vegas que ofrece servicios de entrenamiento personal y entrenamiento de estilo de vida motivacional. Ella adopta un enfoque holístico para una vida saludable y educa a otros sobre los beneficios de la nutrición, el ejercicio y la salud emocional. Visite www.ablemindablebody.com para obtener más información.


Cómo la deshidratación crónica puede engordar, cansar y debilitar

El agua es la esencia de la vida. Todos los seres vivos necesitan agua para sobrevivir, hasta todas las células de todas las plantas y animales. Nuestros cuerpos están compuestos por casi un 75% de agua y, para prosperar, debemos suministrar agua adecuada a todas las células de nuestro cuerpo para que estos pequeños bloques de construcción mágicos que componen nuestro cuerpo puedan llevar a cabo todos sus procesos biológicos.

El agua es necesaria para muchas de las funciones esenciales del cuerpo de diversas formas. El agua se usa como solvente y como transportador para el movimiento de nutrientes, hormonas y otros elementos alrededor del cuerpo. Es fundamental para mantener la estructura celular. El agua también es necesaria para permitir que las proteínas que actúan como enzimas funcionen de manera más eficiente. Las enzimas son los catalizadores que permiten que tengan lugar prácticamente todas las reacciones químicas dentro de las células. Sin enzimas, la mayoría de los procesos biológicos no ocurrirían ya que las reacciones químicas tomarían demasiado tiempo.

Descargue nuestro libro electrónico gratuito para aprender 5 formas en que puede dormir mejor, a partir de esta noche.

Una forma en que nuestro cuerpo compensa la falta de agua es ralentizando todos nuestros procesos metabólicos. Todo, desde la velocidad a la que eliminamos los desechos en nuestras células hasta la reparación celular, y la velocidad a la que utilizamos nuestros alimentos para obtener energía, se ve afectado de alguna manera. La deshidratación crónica puede conducir a una pérdida de estas funciones, lo que puede resultar en mala digestión, estreñimiento, letargo, dolores de cabeza y migrañas, piel seca y cabello quebradizo, calambres musculares, hinchazón de las articulaciones y aumento de peso.


No eres solo tú: el estrés y la grasa están relacionados

En momentos de estrés, muchos de nosotros buscamos consuelo en alimentos azucarados, grasos y ricos en calorías. ¿Macarrones con queso? ¿Pastel de carne y puré de papas con mantequilla extra? ¿Un enorme trozo de pastel helado con crema de mantequilla? No los llaman "alimentos reconfortantes" por nada.

“A menudo veo que el estrés no controlado conduce a comer en exceso y a atracones con mis clientes”, dice Kara Lydon, RD, LDN, RYT, autora del libro electrónico Nourish Your Namaste y bloguera de The Foodie Dietitian. “Cuando dejamos de lado nuestras necesidades básicas de cuidado personal (relajación, espiritualidad, diversión, sueño), terminamos sintiéndonos agotados, agotados y estresados ​​y recurrimos a la comida como una forma de satisfacer una necesidad insatisfecha. Comer en exceso debido al estrés a menudo conduce a más estrés y ansiedad y se convierte en un círculo vicioso ".

Dado eso, los resultados de un estudio británico reciente que encontró un vínculo entre el estrés a largo plazo y la obesidad pueden no ser tan sorprendentes.

El estudio, realizado por investigadores del University College London y publicado en la revista Obesity, analizó muestras de cabello que representan aproximadamente dos meses de crecimiento de más de 2500 hombres y mujeres de 54 años o más que participaron en el Estudio longitudinal inglés sobre el envejecimiento para determinar los niveles. de cortisol, una hormona asociada con el estrés, presente en el cabello. Los investigadores encontraron que aquellos con niveles más altos de cortisol, que desempeña un papel en el metabolismo y el almacenamiento de grasa, tenían más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad: tener una circunferencia de cintura más grande, pesar más y tener un índice de masa corporal más alto.

Aunque el estudio encontró solo una asociación y no evidencia de causa o consecuencia, el estudio es importante a la luz de los peligros del exceso de grasa abdominal, incluidas las enfermedades cardíacas, la diabetes y la muerte prematura, dijo la autora principal Sarah Jackson, investigadora asociada en el departamento de epidemiología y salud pública en el University College London, mantiene.

“Creo que el mensaje que se lleva a casa de nuestro estudio es realmente tratar de mantener la conciencia sobre los hábitos de estilo de vida saludables en momentos de estrés”, dice Jackson a Healthy Eats. "Cuando estamos estresados, es posible que nos resulte más difícil encontrar la motivación para salir a correr o resistirnos a los alimentos poco saludables, y es entonces cuando es más fácil que el peso aumente lentamente".

El estudio también subraya la necesidad de encontrar formas de reducir el estrés o lidiar con él de maneras que no impliquen la comida, dice Jackson.

Lydon está de acuerdo. Ella recomienda que, cuando se sienta obligado a darse atracones o comer en exceso en momentos de estrés, haga una pausa y se pregunte si la comida que está a punto de comer es realmente lo que necesita. “A menudo, dar un paseo al aire libre para conectarse con la naturaleza o tomar un baño tibio a la luz de las velas es suficiente para satisfacer una necesidad insatisfecha y el antojo desaparece”, dice ella.

Debido a que todos somos diferentes, Lydon sugiere hacer una lista de cosas no relacionadas con los alimentos que lo ayuden a combatir el estrés y tenerlas a mano. “Cosas como el yoga, la respiración profunda, la meditación, salir con amigos, colorear, desahogarse con un ser querido o recibir un abrazo pueden liberar algo de estrés”, dice ella.

Y a diferencia de ese trozo de pastel cremoso de mantequilla, un abrazo, aunque igualmente dulce, no tiene calorías.


Reducir la ansiedad y el estrés: 11 recetas para estimular el estado de ánimo

Debe iniciar sesión para agregar una nota privada. Iniciar sesión | Registrarse

Mis notas

Comparte este enlace

Estamos agregando la receta a su caja de recetas.

Esto se agregó a tu caja de recetas.

Debe iniciar sesión para agregar una receta. Iniciar sesión | Registrarse

Lo que haces y lo que no pones en tu cuerpo puede tener un gran impacto en cómo te sientes. Al igual que la comida chatarra puede hacer que se sienta enfermo y letárgico, también puede tener un impacto en su salud mental. Ciertos ingredientes ayudarán a mejorar su salud mental al hacer cosas como promover un mejor sueño y ayudar a producir más serotonina, una sustancia química del cerebro que mejora su estado de ánimo y cognición.

Es por eso que hemos recopilado esta lista de recetas que utilizan ingredientes probados para aliviar la ansiedad y mejorar su estado de ánimo. Estas recetas están repletas de nutrientes como omega-3, magnesio, colina y más. A todos nos han dicho que bebamos leche para fortalecer nuestros huesos y mastiquemos zanahorias para nuestros ojos. ¡Ahora es el momento de comenzar a comer alimentos que también apoyen su salud mental!

Acerca de la ansiedad y el estrés
La ansiedad y el estrés son algunos de los trastornos mentales más comunes en los Estados Unidos. De hecho, casi el 18,1% de los estadounidenses sufren de ansiedad en algún momento de su vida. La ansiedad es una sensación de inquietud, ansiedad o malestar general. Esto puede ser provocado por un trastorno como el trastorno de ansiedad generalizada o la ansiedad social. También puede ser creado por situaciones estresantes en su trabajo o en su vida familiar. Si su ansiedad es un problema de larga data o si sufre de ansiedad situacional, comer bien es una de las mejores cosas que puede hacer para ayudar a tratar o mitigar el impacto de la ansiedad en su vida diaria.

Nota: Esta lista se creó con el fin de ofrecer recetas deliciosas y saludables. Si sufre de ansiedad, le recomendamos que busque ayuda profesional. Un profesional de la salud mental es realmente la mejor opción para combatir la ansiedad.

Scones lavanda y gris Earl

Se dice que la lavanda tiene propiedades calmantes que pueden ayudar a la relajación e incluso al sueño. Es por eso que ves que el aroma aparece tan fuertemente en lociones calmantes y otros productos corporales. Estos deliciosos bollos son un placer relajante para comer a primera hora de la mañana antes de un gran día.

Tazas de desayuno con tocino, huevos y queso

Despertar con un desayuno saludable es fundamental para tu salud mental. Una proteína deliciosa puede ayudarte fácilmente a mantenerte en movimiento durante el día y proporciona toda la energía que necesitas. Los huevos son un comienzo del día especialmente inteligente, ya que contienen un nutriente llamado colina. La colina es esencial para ayudar a su cerebro a mejorar su estado de ánimo y regular sus emociones, por lo que comer esto a primera hora de la mañana puede ayudarlo a mantenerse relajado y feliz durante todo el día.

Nos encantan estas tazas de desayuno porque puedes prepararlas un domingo por la noche y comerlas durante toda la semana. Son el desayuno perfecto para llevar.

Salmón al horno con ajo y hierbas

El salmón (y otros pescados) están repletos de ácidos grasos omega-3 que son un ingrediente clave para mantener un estado mental saludable. Estos ácidos no solo ayudan a aliviar la inflamación y ayudan en la salud cardiovascular, sino que también se han relacionado con un menor riesgo de trastornos afectivos como la depresión, además de reducir la agresión, la impulsividad y la depresión en los adultos. Los aceites de pescado también te ayudan a dormir profundamente, lo cual es clave para combatir el insomnio cotidiano.

Encuentre recetas aún más saludables con salmón en nuestra colección de: Las 10 mejores recetas de salmón

Pollo a la parrilla con limón y cúrcuma

A menos que haya estado viviendo bajo una roca, probablemente haya oído hablar de las maravillas milagrosas de la cúrcuma durante el último año. Parece ser la panacea del momento. Si bien la cúrcuma ciertamente está teniendo su día, es una moda pasajera por algunas buenas razones. Entre otros beneficios para la salud, se dice que este delicioso picante ayuda a elevar los niveles de serotonina en el cuerpo, así como a reducir las hormonas del estrés, lo que ayuda a combatir algunos síntomas comunes de ansiedad.

Brownies de chocolate amargo con sal marina

¡Has leído bien! El chocolate PUEDE ser bueno para ti. El chocolate negro es una forma deliciosa de ayudar a que tu cerebro funcione. Está comprobado que ayuda a aumentar la función cerebral y aumenta los niveles de serotonina en el cerebro. Prepara algunos de estos sabrosos brownies de chocolate negro para una tarde rápida a recogerme. El chocolate con leche no tiene el mismo impacto que el chocolate amargo, así que asegúrese de masticar chocolate amargo en su lugar.

Bolas de galleta de chocolate negro doble

Al igual que la receta anterior, esta delicia de chocolate negro es el bocado perfecto para ayudar a elevar su estado de ánimo. Si eres alguien a quien le encanta disfrutar de los dulces, asegúrate de que sea una versión más saludable. ¡El azúcar puede empeorar la ansiedad! Por lo tanto, asegúrese de tener una manera de saciar su gusto por lo dulce sin demasiada azúcar refinada. ¡Nos encantan estas bolas de galleta hechas con un sustituto del azúcar! Saben a algo real.

¿Busca recetas para niños para mantener a sus pequeños felices y saludables? Consulte nuestra lista de 18 ideas de refrigerios saludables para después de la escuela para niños

Yogurt hecho en casa

Numerosos estudios muestran que existe un gran vínculo entre un intestino sano y una mente sana. Una barriga feliz puede hacer que su día sea mucho mejor. Si su cuerpo puede procesar adecuadamente sus alimentos y nutrientes, lo ayudará a pensar con claridad, mejorar su estado de ánimo y dormir mejor. El yogur es una excelente manera de mantener su intestino sano, ya que contiene probióticos saludables que mantienen su vientre equilibrado. Sin embargo, no todos los yogures son iguales. Si está comprando su yogur en la tienda o incluso haciendo el suyo, asegúrese de comprar algo con probióticos.

Una excelente manera de ahorrar dinero en esto es comprar yogur probiótico natural en la tienda antes de darle sabor usted mismo. Encuentra 15 deliciosas formas aquí.

Pasta Fácil con Cebolla Caramelizada y Espinacas

La espinaca y otras verduras de hoja verde son una excelente fuente de magnesio. Se dice que este mineral ayuda mucho a tu cuerpo. Es increíble para la función cerebral, lo mantiene regular y también promueve el equilibrio a nivel celular que puede ayudar a reducir las hormonas del estrés y la sensación de estrés en el cuerpo. Si bien una ensalada es una excelente manera de incorporar las verduras de hoja verde, nos encanta esta deliciosa receta de pasta como una opción de cena para reducir la ansiedad.

¿Quieres hacerlo aún mejor para ti? Asegúrate de usar pasta integral.

Pastel de pan de plátano de 4 ingredientes

Los plátanos son otra fuente increíble de magnesio que mantendrá su cuerpo feliz y saludable. Si las verduras de hoja verde no son sus favoritas, considere hacer esta receta de pan de plátano. Este pastel de volcado contiene 3 plátanos completos, lo que lo hace mucho más saludable que muchas otras recetas.

Batido de tarta de arándanos

Ricos en antioxidantes, se dice que los arándanos promueven la función cerebral y tienen un efecto calmante. Beber un batido es una manera increíble de comenzar el día. Recomendamos agregar mantequilla de maní o tomarlos con algún tipo de proteína, sin embargo, ¡no comer lo suficiente por la mañana puede causar más ansiedad!

Pan de trigo integral ligero

¡El pan es probablemente parte de sus comidas diarias! ¿Sabías que comer el pan "incorrecto" en realidad podría empeorar tu ansiedad? ¡Muchos panes blancos comprados en tiendas son en realidad bastante altos en azúcar y conservantes que pueden exacerbar o aumentar los síntomas de ansiedad! Comer una opción saludable de trigo integral no solo lo ayuda a prevenir estos efectos secundarios repugnantes, sino que también puede ayudarlo a largo plazo. Los trigos integrales suelen tener un alto contenido de magnesio, lo que puede hacerte sentir mucho mejor.

Alimentos que aumentan la ansiedad

¡Se ha descubierto que muchos alimentos e ingredientes empeoran la ansiedad! Cualquier cosa que pueda causar un estrés adicional a su cuerpo y actuar como estimulante o depresivo debe usarse con precaución. Muchos alimentos pueden afectar fácilmente su estado de ánimo y empeorar un mal día con la combinación incorrecta. Asegúrese de tener cuidado con lo siguiente:

Cafeína - Puede ser difícil intentar vivir sin la taza de café de la mañana para comenzar el día. La cafeína, sin embargo, puede influir en su bienestar. Una persona que ya está ansiosa verá un aumento en el estado de ánimo y los sentimientos de ansiedad con esos nervios por el café. Trate de mantener su hábito de tomar café en una taza al día o cambie al té.

Alcohol - El alcohol puede afectar su salud mental. Si bien una copa de vino para relajarse puede sentirse bien, los impactos duraderos pueden empeorar la ansiedad. El alcohol no solo afecta su horario de sueño, sino que también actúa como un depresor que puede empeorar los síntomas de ansiedad y depresión. Peor aún, las resacas a menudo vienen con su propio tipo de ansiedad al día siguiente, especialmente para aquellos que ya son propensos a la ansiedad. Incluso hay una palabra para ello & quot; ansiedad & quot.

Azúcar procesada y alimentos - Al igual que la cafeína y el alcohol, el azúcar puede empeorar los síntomas de ansiedad. Demasiada azúcar en su cuerpo afecta la capacidad de su cuerpo para combatir el estrés. Los alimentos con alto contenido de azúcar y muy procesados ​​también tienden a carecer de nutrientes clave, lo que significa que su cuerpo está trabajando horas extras para respaldarlo sin los nutrientes que necesita para continuar. Es especialmente importante tener cuidado con los azúcares "poco furtivos" que podrían agregarse a su comida en cosas como salsas, aderezos y más.

Carnes y Quesos añejos - Si bien ese delicioso plato de queso puede ser tentador, se ha demostrado que estos alimentos causan estrés y, a menudo, provocan insomnio. Los alimentos fermentados y envejecidos contienen lo que se llama histamina, que se dice que desencadena la ansiedad.

¿Buscas más información?

Si está buscando más información sobre qué alimentos comer para combatir la ansiedad y el estrés, consulte los artículos a continuación:


Estás consumiendo demasiadas calorías.

Cuando consume una dieta alta en grasas, es muy fácil exagerar las calorías, dijo a Insider la nutricionista clínica certificada por la junta Sunny Brigham.

Para asegurarse de que no se exceda, sugiere realizar un seguimiento de su ingesta de alimentos (con una aplicación) durante unos días para ver dónde está el nivel calórico y ajustar en consecuencia a partir de ahí.

"Algunos dirán que no es necesario tener un déficit calórico para perder peso, pero ese no es el caso de todos", agregó Brigham.


El beneficio de comer bocadillos

Cuando estamos estresados, nuestros cuerpos pueden buscar consuelo en forma de comida. Los carbohidratos que contienen fibra, como la avena, aumentan la serotonina, un químico calmante en el cerebro. Otros alimentos, como los plátanos o las peras, pueden reducir las hormonas del estrés, el cortisol y la adrenalina, que de otro modo pueden sobreestimular el cuerpo y el cerebro.

Las hormonas del estrés nos impulsan a desear alimentos como el azúcar, que liberan sustancias químicas que nos hacen sentir bien en el cerebro. Pero esas opciones brindan un doble golpe negativo porque los carbohidratos de digestión rápida, como las galletas saladas, también estimulan las regiones del cerebro involucradas en los antojos de alimentos y la adicción, lo que hace que desee más. Es un círculo vicioso.

Antes de tomar cualquier bocadillo, converse con usted mismo: ¿Estoy hambriento? ¿Me siento aburrido o ansioso? ¿De verdad tengo sed? Si aún necesita comer, intente elegir uno de los alimentos a continuación que aumente la respuesta de su cuerpo al estrés, alivie la ansiedad y proporcione una sensación de saciedad.


Por ejemplo, deje que & rsquos diga que usted & rsquore está haciendo cookies.

Galletas de espresso de mantequilla de maní, para ser preciso. El primer paso de la receta requiere batir la harina, el espresso en polvo, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear, la canela y la sal.

El siguiente paso es usar un recipiente aparte para combinar la mantequilla, la mantequilla de maní y el azúcar morena (y eventualmente el huevo y la vainilla).

Luego, agrega los ingredientes secos en el tazón de ingredientes húmedos y ndash, por lo que también ve que siempre pido que el tazón de ingredientes húmedos sea el más grande de los dos, ya que ese es el lugar donde todos los ingredientes van a terminar juntos.

Si nosotros didn & rsquot Si lo hace de esa manera, podríamos arriesgarnos a tener una distribución desigual de todos los agentes leudantes y sabores. Por lo tanto, podría terminar con galletas que están desinfladas por un lado, no tienen el sabor del espresso y tienen demasiada sal.

Y no creo que tenga que explicar que las galletas torcidas y de sabor extraño no son una buena apariencia.


7 alimentos que realmente deberías comer

He forjado una conexión emocional profunda con la comida, principalmente porque comer me produce una alegría tremenda. También sufro de ansiedad (así como alrededor del 18,1 por ciento de la población de EE. UU.), Y cuando me pongo nervioso, mi estómago es el primer órgano en reaccionar. Recientemente, estaba en medio de llenarme la boca de estrés (a las 2:00 am, por supuesto) con galletas Graham y me di cuenta de por qué recurro a ellas en momentos de crisis emocional: morderlas se siente bien y no requiere mucho esfuerzo.

Cuando las personas comen estresadas (incluido yo mismo), confían en dos cualidades: textura y accesibilidad. Y dado que la comida chatarra es fácil de consumir en grandes cantidades, es una opción para quienes comen por estrés. Supere sus antojos de alimentos básicos para el estrés con alternativas que capturan la comida chatarra y las mejores texturas de # x2019 y frenar el hambre.

Lo que usted y rsquore anhelan: helado

Qué tener en su lugar: yogur y fruta

¿Sabías que una dieta rica en yogur puede reducir la ansiedad? Los probióticos en el yogur son de gran ayuda para su sistema digestivo, que es solo superado por su sistema nervioso en susceptibilidad a la ansiedad. Entonces, cuando esté estresado, puede calmar sus microbios intestinales con un tazón de yogur (el natural tiene la menor cantidad de azúcar agregada, o incluso puede preparar un lote con anticipación). Eche algunas bayas o corte fruta y algunas nueces encima y será casi como un helado.

Lo que usted y su rsquore anhelan: papas fritas

Qué tener en su lugar: chips de remolacha

Con su rico sabor y una sensación crujiente en la boca, las papas fritas son el mejor atractivo para quien come el estrés. También son extremadamente malsanos y no se llenan, lo que los hace malvados. Hermoso, pero malvado. Los chips de remolacha, sin embargo, son una solución simple (tardan unos 15 minutos en el horno y 3 en el microondas) y, cuando se cortan en rodajas lo suficientemente finas, incluso pueden rivalizar con un crujiente de chips de papa. Además, cubren el antojo de sal. Combínalos con una salsa cremosa, como esta salsa de yogur con cúrcuma, para cubrir otra base de textura reconfortante.


Cómo el estrés puede hacernos comer en exceso

Ha sido otro día agitado. Siguiendo un impulso, agarras una barra de chocolate extra grande durante tu descanso de la tarde. Planeas tomar solo unos pocos bocados. Pero antes de que te des cuenta, habrás terminado todo y, al menos temporalmente, es posible que te sientas mejor.

Tenga la seguridad de que no está solo. El estrés, las hormonas que desencadena y los efectos de los "alimentos reconfortantes" ricos en grasas y azucarados empujan a las personas a comer en exceso.

Efectos sobre el apetito

A corto plazo, el estrés puede acabar con el apetito. Una estructura en el cerebro llamada hipotálamo libera la hormona liberadora de corticotropina, que suprime el apetito. El cerebro también envía mensajes a las glándulas suprarrenales encima de los riñones para bombear la hormona epinefrina (también conocida como adrenalina). La epinefrina ayuda a desencadenar la respuesta de lucha o huida del cuerpo, un estado fisiológico acelerado que detiene temporalmente la alimentación.

Pero si el estrés persiste, o se percibe que persiste, es una historia diferente. Las glándulas suprarrenales liberan otra hormona llamada cortisol, y el cortisol aumenta el apetito y también puede aumentar la motivación en general, incluida la motivación para comer. Una vez que termina un episodio estresante, los niveles de cortisol deberían descender, pero si el estrés no desaparece, o si la respuesta al estrés de una persona se atasca en la posición "encendida", el cortisol puede permanecer elevado.

Antojos de grasas y azúcares

El estrés también parece afectar las preferencias alimentarias. Numerosos estudios, concedidos, muchos de ellos en animales, han demostrado que la angustia física o emocional aumenta la ingesta de alimentos con alto contenido de grasa, azúcar o ambos. Los niveles altos de cortisol, en combinación con niveles altos de insulina, pueden ser responsables. Otra investigación sugiere que la grelina, una "hormona del hambre", puede tener un papel.

Una vez ingeridos, los alimentos llenos de grasa y azúcar parecen tener un efecto de retroalimentación que inhibe la actividad en las partes del cerebro que producen y procesan el estrés y las emociones relacionadas. Entonces, parte de nuestro deseo inducido por el estrés por esos alimentos puede ser que contrarresten el estrés.

Por supuesto, comer en exceso no es el único comportamiento relacionado con el estrés que puede aumentar de peso. Las personas estresadas pierden el sueño, hacen menos ejercicio y beben más alcohol, todo lo cual puede contribuir al sobrepeso.

Diferentes respuestas

Algunas investigaciones sugieren una diferencia de género en el comportamiento de afrontamiento del estrés, siendo las mujeres más propensas a recurrir a la comida y los hombres al alcohol o fumar. Un estudio finlandés que incluyó a más de 5,000 hombres y mujeres mostró que la obesidad estaba asociada con la alimentación relacionada con el estrés en las mujeres, pero no en los hombres. Otra investigación ha demostrado que los niveles altos de estrés conducen a un aumento de peso tanto en mujeres como en hombres, pero el efecto suele ser mayor en los hombres.

Los investigadores de Harvard han informado que el estrés del trabajo y otros tipos de problemas se correlacionan con el aumento de peso, pero solo en aquellos que tenían sobrepeso al comienzo del período de estudio. Una explicación: las personas con sobrepeso tienen niveles elevados de insulina y es más probable que ocurra un aumento de peso relacionado con el estrés en presencia de niveles altos de insulina.

La cantidad de cortisol que producen las personas en respuesta al estrés también puede influir en la ecuación estrés-aumento de peso. Hace varios años, investigadores británicos diseñaron un ingenioso estudio que mostró que las personas que respondían al estrés con altos niveles de cortisol en un entorno experimental eran más propensas a comer bocadillos en respuesta a las molestias diarias en su vida cotidiana que las personas que respondían al estrés con niveles bajos de cortisol.

Pasos que puedes tomar

La reducción del estrés es una industria en crecimiento en estos días. Hay muchas cosas que probar. Aquí hay tres sugerencias:

  • Meditar. Innumerables estudios muestran que la meditación reduce el estrés, aunque gran parte de la investigación se ha centrado en la hipertensión arterial y las enfermedades cardíacas. La meditación también puede ayudarlo a ser más consciente de las elecciones de alimentos. Con la práctica, una persona puede prestar más atención al impulso de tomar un alimento reconfortante cargado de grasa y azúcar e inhibir el impulso.
  • Hacer más ejercicio. El ejercicio intenso aumenta temporalmente los niveles de cortisol, pero el ejercicio de baja intensidad parece reducirlos. Investigadores de la Universidad de California informaron resultados en 2010 de que el ejercicio, y este fue un ejercicio vigoroso, puede mitigar algunos de los efectos negativos del estrés. Algunas actividades, como el yoga y el tai chi, tienen elementos tanto de ejercicio como de meditación.
  • Visite con amigos. El apoyo social parece tener un efecto amortiguador sobre el estrés que experimentan las personas. Por ejemplo, los investigadores han descubierto que la salud mental de las personas que trabajan en situaciones estresantes, como los departamentos de emergencias de los hospitales, es mejor si cuentan con apoyo social. Pero incluso aquellos de nosotros que vivimos y trabajamos en situaciones donde las apuestas no son tan altas, como sugirieron Lennon y McCartney, estaremos mejor si recibimos un poco de ayuda de nuestros amigos.

Cómo deshacerse del olor a aceite de cocina

La comida frita estaba deliciosa mientras la comía, pero es menos que ideal cuando todavía puede oler los olores del aceite de cocina al día siguiente. Aquí hay algunas formas en que puede eliminar el olor (o ayudar a prevenir el olor persistente por completo):

  • ¡Ventilar! Tan pronto como empiece a calentar el aceite para freír, encienda las rejillas de ventilación de la campana. Si el tiempo lo permite, abra las ventanas también. La circulación del aire es tu amiga.
  • Cubra el área alrededor de su estación de trabajo con periódico. Atrapará las salpicaduras y facilitará la limpieza. ¡Pero tenga cuidado de que no se acerque demasiado a las llamas de la estufa!
  • Limpiar inmediatamente. Tan pronto como termine de cocinar, deseche el aceite (vea los consejos anteriores), limpie la olla que usó y limpie la estufa y las encimeras (y, francamente, también la pared detrás de la estufa).
  • Cocine a fuego lento un popurrí casero en la estufa. Me gusta llenar una olla pequeña con un par de tazas de agua, unas cucharadas de vinagre y una variedad de especias y cáscaras de frutas y dejar que hierva a fuego lento hasta que el agua se haya evaporado para ayudar a eliminar los olores del aceite. Me encantan las cáscaras de naranja y limón con una rama de canela.
  • Cuando todo lo demás falla, ¡hornea! Se siente como una excusa tan buena como cualquier otra para hacer un lote de galletas o un poco de pan de plátano. Tu cocina huele genial y you & rsquoll tienen aún más delicias.

Como dijo mi amigo Jim sobre estos palitos fritos del cielo, & ldquoTienen perejil encima. Lo que básicamente los convierte en una ensalada. & Rdquo

Obviamente eso & rsquos es una broma & hellip ¿O es eso?

Después de que haya hecho esta receta, considere regresar para compartir su experiencia con otros dejando un comentario a continuación con una calificación de estrellas.