Nuevas recetas

Queso de leche de vaca natural

Queso de leche de vaca natural

La leche, colada, la ponemos en un bol tapado en un lugar cálido hasta que coja, es decir, espese.

Me duró de un día para otro.

¡No lo masticamos!

Luego poner el bol a fuego medio y dejar actuar unos 15 minutos hasta que se empiece a formar el suero, es decir, ese líquido amarillo, y el queso se coagule.

De vez en cuando masticamos despacio, muy despacio con una cuchara de madera para no pegarnos al fondo de la olla.

La leche no debe llegar al punto de ebullición pero se calienta tanto como lo soportan los dedos cuando lo intentamos.

Luego apaga el fuego y déjalo reposar durante 20-30 minutos.

Prepara una gasa limpia, pásala por agua fría y colócala en un colador, encima de un bol.

Mezclar ligeramente con una cuchara de madera a través de la leche, pero no tanto para no aplastar las bolas de queso formadas, luego verter lentamente el queso, pero no de una vez sino de forma gradual, espolvorear sal, verter más queso, espolvorear sal nuevamente y así sucesivamente. hasta que gire toda la cantidad.

Dejamos la gasa en el colador hasta que se escurra todo el suero del queso, durante unas horas, y de vez en cuando lo desatamos de los bordes de la gasa con una cuchara para que no se pegue a la gasa.

Cuando ya no quede líquido, verterlo en el plato y espolvorear sal fina por encima, si lo queremos más salado.

Lo uso para tartas, pasteles, tortillas o simplemente lo como con tomate y cebolla.

Conseguí unos 400 gramos de queso.



Queso fresco de vaca

Este queso fresco de leche de vaca se prepara de forma extremadamente sencilla y rápida. ¡Es la elección perfecta para quesos caseros!

Queso fresco de leche de vaca & # 8211 una forma sencilla de darle a tu bebé un delicioso queso casero.

Ingredientes

Pasos necesarios para prepararse

  1. Hervir la leche de vaca. Cuanto más grasa sea la leche, mejor será la leche.
  2. Después de que haya hervido, exprime un poco de jugo de limón y baja el fuego durante unos minutos.
  3. La leche se llenará y la composición se separará del suero resultante mediante un colador.

Nota 1: 200 ml de leche darán como resultado suficiente queso para una sola comida del bebé. Nuestra recomendación es preparar un poco de queso fresco justo antes de la comida del pequeño.
Nota 2: En lugar de limón, también puede usar calcio láctico de la farmacia, sin embargo, prefiero la versión natural & # 8211 limón.


Requesón casero

La receta a continuación fue escrita el 14 de febrero de 1939 por un estudiante de tercer grado para el curso de Economía. Después de años y años, la alumna se convirtió en profesora de matemáticas, y entre sus queridas alumnas estaba mi madre, a quien le dejó este cuaderno tan, tan preciado ahora para nosotros y para todos los que tenemos la alegría y el privilegio de echar un vistazo a su . Es tanto más valioso por el ser maravilloso que lo escribió y que, lamentablemente, no ha estado con nosotros durante algún tiempo. Compartimos, con amor y emoción, fragmentos de & # 8222el libro de la casa de la estudiante Elena D. Ionescu-Mărgărit, tercer grado & # 8221.

Ordeñar la leche, colarla, ponerla en una olla limpia a una temperatura de 20 grados centígrados. Después de 12-24 horas (verano) o 36 (invierno), la leche cuajó y la crema subió a la superficie. Se levanta con una cuchara de madera y se coloca el cincel en la esquina del coche en invierno, y en verano basta el calor del sol.

Mezclar con una cuchara de madera y verter todo el contenido en un paño casero de tejido fino, cosido en forma de cono, colgar de un clavo y dejar escurrir todo el suero durante 5-6 horas. Esto da como resultado un queso suave con mantequilla. Muchos también dejan la nata, en este caso el queso queda más mantecoso.


Queso agridulce de leche de vaca: ¡una receta sencilla y útil!

¿Sabes cómo hacer requesón dulce con leche agria? Te ofrecemos la receta necesaria. Si su leche se ha agriado, puede convertirla en un delicioso y útil queso. Tanto la leche agria casera como la comercial son adecuadas (cuanto más grasa sea la leche, más fino será el queso).

NECESITAS:

-1 litro de leche (casera o comercial)

MÉTODO DE PREPARACIÓN:

1. Vierta la leche agria en una cacerola adecuada y coloque a fuego moderado.

2. Agitando continuamente, esperar hasta que se caliente (la leche agria debe alcanzar una temperatura de 50 ° C). Lo más importante es no perder el momento y no dejar que la leche hierva. Debe separarse en hojuelas de queso y suero amarillo.

3.Después de que la leche se separe en queso y hojuelas de suero, deje la sartén a un lado y deje que el contenido se enfríe durante 5-10 minutos.

Luego, coloque el colador en un recipiente hondo y cúbralo con 3-4 capas de gasa.

5. Vierta la composición de la sartén en el colador preparado.

6. Reúna los bordes de la gasa, obteniendo así una especie de bola. Lo mejor sería colgarlo en algún lugar y esperar a que el suero se drene por completo. Lo atamos al mango del colador y lo dejamos a un lado durante 15 minutos (la cantidad de queso es pequeña y el suero se escurre rápidamente).

7. Así obtuvimos unos 700 ml de suero y 150 ml de queso (si la leche es casera, la cantidad resultante de queso es mayor). No tires el suero: puedes incluirlo en varios moldes para hornear.

El sabor del queso depende de la calidad de la leche. Por lo tanto, antes de prepararlo, pruébalo y asegúrate de que no sea amargo.


Queso mohoso, una delicia con sabores fuertes. 5 tipos de queso con moho para probar en la vida

Es un queso para entendidos, para aquellos que aprecian un aroma fuerte y un sabor más atrevido. Si bien algunas personas ni siquiera se acercarían al queso mohoso, otras no se cansan de él. Pero, ¿cómo surgió esta obsesión?

El queso de moho es una clasificación general de queso de vaca, cabra u oveja que contiene cultivos de Penicillium (sí, los mismos que se encuentran en la penicilina, el antibiótico de la farmacia). Nacen durante el proceso de elaboración y dan a los quesos un sabor único e intenso.

¿Cómo surgió el queso mohoso? Por error.
No podemos hablar de la aparición de queso mohoso sin hacer referencia a Roquefort, una de las variedades más populares de queso francés, sobre cuya apariencia también hay una leyenda. Según ella, un joven pastor comió queso de oveja con pan para almorzar y lo dejó en una cueva. Cuando regresó, unos meses después, había cogido moho. Sin embargo, el pastor lo probó y se dio cuenta de que estaba delicioso. Hoy en día, el Roquefort también se produce en cuevas, ventiladas naturalmente, que también se pueden visitar, pero solo en el sur de Francia, en Roquefort sur Soulzon y están protegidas por DOC (denominación de origen protegida).

Branza Roquefort es el más intenso de todos los quesos mohosos y es muy cremoso. Muchos dicen que tiene un sabor similar al del mar: salado y picante. Se sirve como tal o con nueces y miel.


Foto: www.artisanalcheese.com

Gorgonzola es una variedad de queso con moho de origen italiano, elaborado con leche de vaca, sin grasa, & # 537i sal, al que se le añade un cultivo de moho. El queso se produjo por primera vez en Gorgonzola, un pueblo de la provincia de Milán, Italia. Hay dos tipos de Gorgonzola: Gorgonzola Dolce (o Sweet Gorgonzola) y Gorgonzola Piccante (también conocido como Gorgonzola Natural, Gorgonzola Montagna o Mountain Gorgonzola). Al igual que Roquefort, Gorgonzola es una denominación de origen protegida (DOP).

Bleu d'Auvergne es otra especialidad francesa con denominación de origen protegida. Se produce en la región de Auvernia desde el siglo 19. Está elaborado con leche de vaca y atravesado por vetas azules de moho y es uno de los quesos de sabor fuerte.

Stilton Es un queso británico con moho, producido en Stilton, un pueblo de Gran Bretaña, desde el siglo 18. Está elaborado con leche de vaca, tiene un olor y sabor fuerte y una textura suave. Está, junto al Roquefort y el Gorgonzola, en la cima de los mejores quesos con moho. Actualmente, el queso se produce bajo una denominación de origen protegida y solo se puede elaborar en Derbyshire, Nottinghamshire y Leicestershire.

Cabrales es el queso mohoso de los españoles, elaborado por los campesinos del norte de España. Está elaborado con leche de vaca sin pasteurizar. Al igual que los quesos anteriores, tiene denominación de origen protegida y solo se puede elaborar en Asturias. Este queso se produce en cantidades limitadas mediante métodos tradicionales.


Foto: www.rusticaltravel.com

Al activar y utilizar la Plataforma de comentarios, acepta que sus datos personales serán procesados ​​por PRO TV S.R.L. y las empresas de Facebook de acuerdo con la Política de privacidad de PRO TV, respectivamente, la Política de uso de datos de Facebook.

Presionar el botón de abajo representa su aceptación de los TÉRMINOS Y CONDICIONES de la PLATAFORMA DE COMENTARIOS.


El sustituto más común de los huevos es el tofu blando que se puede utilizar con éxito en recetas. Además, en el caso de las tartas, también se pueden utilizar purés de diferentes frutas (manzanas, plátanos o ciruelas) o yogur de soja.

Hay varios tipos de queso en ayunas, pero antes de comprar asegúrese de que no contenga caseína (proteína de la leche). También puede reemplazar el queso rallado con tofu rallado, aunque este último no se derretirá tan fácilmente como el queso.


Valores nutricionales 30 g de queso feta

Calorías: 74

grasas: 6 g

Sodio: 260 magnesio

CARBOHIDRATO: 1,2 g

proteinas: 4 g

Vitamina B2: 0,2 mg

Calcio: 140 magnesio

Fósforo: 94 magnesio

Al ser un queso rico en sodio, pero que también contiene grasas saturadas, el queso feta se recomienda para consumo ocasional, no para consumo diario.


Queso fresco de vaca con cebollino Timian

3 los clientes han seleccionado el producto en la lista de favoritos.

Detalles de producto

Validez a la entrega: Mínimo 2 días

Manjar artesanal de las montañas de Harghita, creado a partir de leche entera de vaca, su frescura se completa con el cebollino verde, que le confiere un aroma inconfundible y auténtico.

Se puede combinar perfectamente con vinos como Pinot Noir o Chablis.

Información

ingredientes: leche pasteurizada de vaca, lácteos, cuajada, cebollino (1%), ajo (1%), sal.

VALORES NUTRICIONALES POR 100 GR. PRODUCTO

Productor TIMIÁN

"Nuestra historia no se trata de quesos simples, sino de dioses, tomillo, salud y delicias. Desde las montañas de Harghita creamos cuentos de hadas con sabor fresco o emociones maduras, que recuerdan a las plantas alpinas o el aroma de frutas cuidadosamente elegidas. Ponemos hábilmente la leche juntos finos, verdaderos y piezas de finomșag.También agregamos carácter y gracia para dar vida a las recetas bien pensadas de Transilvania o las elegantes recetas de salón francesas. Elaboramos para todos aquellos que quieren razones para saborear la sonrisa. Una y otra vez. armonía, arándanos, vino blanco, Transilvania. Siga nuestra historia y comprenderá por qué los dioses, por qué finomșag ".

Los tipos de quesos elegidos por Timian para su elaboración se obtienen a partir de leche de cabra y vaca. Los animales de su propia granja se alimentan únicamente con hierba fresca y heno de los pastos alpinos de Harghita, ricos en plantas medicinales típicas de la zona de montaña.

Los quesos Timian están elaborados con leche fresca pasteurizada, no contienen aditivos ni conservantes. El proceso de producción se basa en el procesamiento manual.

El queso de cabra, a diferencia del queso de vaca, se puede digerir más fácilmente y es más cremoso que el queso de vaca debido al hecho de que las moléculas de lípidos en la leche de cabra son más pequeñas.


Queso de vaca

Para el lactante, se prefiere el queso elaborado con leche fresca de vaca, con la adición de calcio láctico. Aquí tienes 3 formas de preparar queso para los más pequeños:

1. En un hervidor, calentar 200 ml de leche de vaca con dos comprimidos de 500 mg de calcio láctico, sin dejar de remover. Cuando la caseína comienza a coagularse aparecen grumos, retirar del fuego, removiendo constantemente, hasta que se separe el suero. Colar y pasar por un colador.

Si se deja en el fuego hasta que la separación obvia del suero ligeramente verde resultará en un queso demasiado seco.

2. El queso de vaca también se puede obtener a partir de leche sin hervir de la siguiente manera: poner la leche sin hervir en una cacerola, en un cuenco o jarra esmaltada, a temperatura ambiente de 17-20ºC. Una vez que la leche haya cuajado, caliéntela un poco para acelerar su coagulación y luego cuélela con una gasa o un colador para separar el queso del suero. Se obtienen 100-120 g de requesón a partir de un litro de leche.

3. Puede obtener requesón y leche hervida con la adición de yogur (500 ml de leche hervida y enfriada a 37 ° C). Mezclar con una cucharada (15 g) de yogur y dejar reposar. Dejar a temperatura ambiente durante 12 horas y luego colar.


La leche de vaca sin hervir, recolectada higiénicamente, se atrapa en ollas de barro cubiertas a temperatura ambiente durante 20 grados durante 24 horas. Se retira la grasa acumulada (crema agria) y el resto se calienta, provocando la precipitación total de caseína. Colar a través de una gasa. La cuajada que queda en la gasa es queso. Antes de su uso, se pasa a través de una gasa para aplastar los gruñidos.

La preparación del queso de leche hervida se realiza sembrando la leche con 1-2 cucharadas de yogur (nido) que contiene fermentos lácticos y se deja fermentar a una temperatura de 20 grados - temperatura ambiente - durante 24 horas, procediendo más allá de lo anterior.

Valor calórico: 100 g de requesón = 100 calorías

Receta recomendada por el neonatólogo primario Dr. Adrian Sorin Craciun. Hospital Clínico Cantacuzino.