Nuevas recetas

Ajo Asado y Guacamole de Chia

Ajo Asado y Guacamole de Chia

Ingredientes

  • 1 bulbo de ajo asado
  • 1 aguacate maduro
  • 2 cucharadas de cebolla picada
  • 1/2 cucharada de lima
  • 1 cucharadita de semillas de chía
  • Sal al gusto

Direcciones

Precaliente el horno a 400 grados F.

Cortar la parte superior del bulbo de ajo y rociar con aceite de oliva virgen extra. Envuelva la bombilla en papel de aluminio y hornee en una bandeja para hornear durante aprox. 30-40 minutos.

Después de que el ajo se enfríe, exprima el ajo asado de los dientes y mezcle con aguacate, jugo de limón y semillas de chía en un tazón hasta que quede suave.

Agregue la cebolla picada y la sal.

Valores nutricionales

Porciones2

Calorías por porción215

Equivalente de folato (total) 84µg21%


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente básico obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. Bien, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una pequeña cebolla amarilla (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. Lo sugiero).

... hasta que esté agradable y puré con un poco de grumosidad todavía allí. Deje eso a un lado por el momento.

Ahora centrémonos en lo que hace que un guacamole sea un guacamole: ¡AGUACATES HASS! Consiga un montón de ellos.

Deben ser semi-firmes al tacto, no como una pelota de tenis, pero tampoco como una pelota Koosh, más como una pelota de arcilla o una pelota antiestrés. Si están duros cuando los compra en su mercado, déjelos en una bolsa marrón y se convertirán en la madurez perfecta en 2-3 días.

Córtelos por la mitad, cortando alrededor del hoyo grande (o directamente a través de él si su cuchillo es lo suficientemente afilado para hacer eso) ...

Retire el hoyo y tírelo a la basura (o guárdelo como mascota) ...

... saca esa carne de aguacate de las paredes internas de la piel exterior ...

… Y agréguelo a un tazón grande para mezclar. Repite lo mismo con todos los aguacates.

Ahora tome un machacador de papas y triture los aguacates hasta obtener la consistencia de guacamole deseada.

Personalmente, me gusta triturarlo hasta que esté suave pero con muchos trozos de aguacate todavía presentes por todas partes. Así que, básicamente, no se exceda.

Ahora tome nuestro puré mezclado de antes ...

… Y agréguelo al puré de aguacates, revolviendo bien con todo.

… Y dóblelos también.

Y para terminar esto y enviarlo a casa, agreguemos algunos condimentos. Agregue un poco de queso Cotija desmenuzado (o parmesano rallado si no puede encontrar Cotija o déjelo afuera si es vegano y / o no tiene lácteos) ...

... y, quizás un poco poco convencional para un guacamole, un condimento criollo de cualquier tipo (¡pero me encanta el de Tony Chachere!)

Revuelva todo con suavidad, pero muy bien para que todos los condimentos se vuelvan agradables y se doblen. Deben distribuirse uniformemente por todo el guacamole, asegurándose de que no sea demasiado en un área que en otra. Debe ser agradable y disperso.

Entonces, cuando esté todo mezclado, ¡debería verse así! ¡De acuerdo, agarra esas fichas porque estamos en modo de inmersión principal!

Pero también siéntete libre de transferir un poco a un tazón y hacer que se vea bonito y esas cosas (este arreglo que se muestra aquí es tan Martha Stewart como lo vas a conseguir conmigo).

... saborea la explosión de sabor que vas a experimentar ...

… Y anímate. Estarás muy orgulloso de ti mismo y te puedo garantizar que quienes lo prueben dirán que es uno de los mejores guacamoles en los que jamás hayan metido su chip (o dedo). Y si su oficina tiene un guacamole cocinado, ¡tiene prácticamente la garantía de ganarlo!


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente base obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. Bien, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una pequeña cebolla amarilla (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. Lo sugiero).

... hasta que esté agradable y puré con un poco de grumosidad todavía allí. Deja eso a un lado por el momento.

Ahora centrémonos en lo que hace que un guacamole sea un guacamole: ¡AGUACATES HASS! Consiga un montón de ellos.

Deben ser semi-firmes al tacto, no como una pelota de tenis, pero tampoco como una pelota Koosh, más como una pelota de arcilla o una pelota antiestrés. Si están duros cuando los compra en su mercado, déjelos en una bolsa marrón y se convertirán en la madurez perfecta en 2-3 días.

Córtelos por la mitad, cortando alrededor del hoyo grande (o directamente a través de él si su cuchillo es lo suficientemente afilado para hacer eso) ...

Retire el hoyo y tírelo a la basura (o guárdelo como mascota) ...

... saca esa carne de aguacate de las paredes internas de la piel exterior ...

… Y agréguelo a un tazón grande para mezclar. Repite lo mismo con todos los aguacates.

Ahora tome un machacador de papas y triture los aguacates hasta obtener la consistencia de guacamole deseada.

Personalmente, me gusta triturarlo hasta que esté suave pero con muchos trozos de aguacate todavía presentes por todas partes. Así que, básicamente, no se exceda.

Ahora tome nuestro puré mezclado de antes ...

… Y agréguelo al puré de aguacates, revolviendo bien con todo.

… Y dóblelos también.

Y para terminar esto y enviarlo a casa, agreguemos algunos condimentos. Agregue un poco de queso Cotija desmenuzado (o parmesano rallado si no puede encontrar Cotija o déjelo afuera si es vegano y / o no tiene lácteos) ...

... y, quizás un poco poco convencional para un guacamole, un condimento criollo de cualquier tipo (¡pero me encanta el de Tony Chachere!)

Revuelva todo con suavidad, pero muy bien para que todos los condimentos se vuelvan agradables y se doblen. Deben distribuirse uniformemente por todo el guacamole, asegurándose de que no sea demasiado en un área que en otra. Debe ser agradable y disperso.

Entonces, cuando esté todo mezclado, ¡debería verse así! De acuerdo, toma esas fichas porque estamos en modo de inmersión principal.

Pero también siéntase libre de transferir un poco a un tazón y hacer que se vea bonito y esas cosas (este arreglo que se muestra aquí es tan Martha Stewart como lo obtendrás conmigo).

... saborea la explosión de sabor que vas a experimentar ...

… Y anímate. Estarás tan orgulloso de ti mismo y te puedo garantizar que aquellos que lo prueben dirán que es uno de los mejores guacamoles en los que jamás hayan metido su chip (o dedo). Y si su oficina tiene un guacamole cocinado, ¡tiene prácticamente la garantía de que lo ganará!


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente básico obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. Bien, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una pequeña cebolla amarilla (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. Lo sugiero).

... hasta que esté agradable y puré con un poco de grumosidad todavía allí. Deja eso a un lado por el momento.

Ahora centrémonos en lo que hace que un guacamole sea un guacamole: ¡AGUACATES HASS! Consiga un montón de ellos.

Deben ser semi-firmes al tacto, no como una pelota de tenis, pero tampoco como una pelota Koosh, más como una pelota de arcilla o una pelota antiestrés. Si están duros cuando los compra en su mercado, déjelos en una bolsa marrón y se convertirán en la madurez perfecta en 2-3 días.

Córtelos por la mitad, cortando alrededor del hoyo grande (o directamente a través de él si su cuchillo es lo suficientemente afilado para hacer eso) ...

Retire el hoyo y tírelo a la basura (o guárdelo como mascota) ...

... saca esa carne de aguacate de las paredes internas de la piel exterior ...

… Y agréguelo a un tazón grande para mezclar. Repite lo mismo con todos los aguacates.

Ahora tome un machacador de papas y triture los aguacates hasta obtener la consistencia de guacamole deseada.

Personalmente, me gusta triturarlo hasta que esté suave pero con muchos trozos de aguacate todavía presentes por todas partes. Así que, básicamente, no se exceda.

Ahora tome nuestro puré mezclado de antes ...

… Y agréguelo al puré de aguacates, revolviendo bien con todo.

… Y dóblelos también.

Y para terminar esto y enviarlo a casa, agreguemos algunos condimentos. Agregue un poco de queso Cotija desmenuzado (o parmesano rallado si no puede encontrar Cotija o déjelo afuera si es vegano y / o no tiene lácteos) ...

... y, quizás un poco poco convencional para un guacamole, un condimento criollo de cualquier tipo (¡pero me encanta el de Tony Chachere!)

Revuelva todo con suavidad, pero muy bien para que todos los condimentos se vuelvan agradables y se doblen. Deben distribuirse uniformemente por todo el guacamole, asegurándose de que no sea demasiado en un área que en otra. Debe ser agradable y disperso.

Entonces, cuando esté todo mezclado, ¡debería verse así! ¡De acuerdo, agarra esas fichas porque estamos en modo de inmersión principal!

Pero también siéntase libre de transferir un poco a un tazón y hacer que se vea bonito y esas cosas (este arreglo que se muestra aquí es tan Martha Stewart como lo obtendrás conmigo).

... saborea la explosión de sabor que vas a experimentar ...

… Y anímate. Estarás muy orgulloso de ti mismo y te puedo garantizar que quienes lo prueben dirán que es uno de los mejores guacamoles en los que jamás hayan metido su chip (o dedo). Y si su oficina tiene un guacamole cocinado, ¡tiene prácticamente la garantía de que lo ganará!


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente básico obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. Bien, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una cebolla amarilla pequeña (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. Lo sugiero).

... hasta que esté agradable y puré con un poco de grumosidad todavía allí. Deja eso a un lado por el momento.

Ahora centrémonos en lo que hace que un guacamole sea un guacamole: ¡AGUACATES HASS! Consiga un montón de ellos.

Deben ser semi-firmes al tacto, no como una pelota de tenis, pero tampoco como una pelota Koosh, más como una pelota de arcilla o una pelota antiestrés. Si están duros cuando los compra en su mercado, déjelos en una bolsa marrón y se convertirán en la madurez perfecta en 2-3 días.

Córtelos por la mitad, cortando alrededor del hoyo grande (o directamente a través de él si su cuchillo es lo suficientemente afilado para hacer eso) ...

Retire el hoyo y tírelo a la basura (o guárdelo como mascota) ...

... saca esa carne de aguacate de las paredes internas de la piel exterior ...

… Y agréguelo a un tazón grande para mezclar. Repite lo mismo con todos los aguacates.

Ahora tome un machacador de papas y triture los aguacates hasta obtener la consistencia de guacamole deseada.

Personalmente, me gusta triturarlo hasta que esté suave pero con muchos trozos de aguacate todavía presentes por todas partes. Así que, básicamente, no se exceda.

Ahora tome nuestro puré mezclado de antes ...

… Y agréguelo al puré de aguacates, revolviendo bien con todo.

… Y dóblelos también.

Y para terminar esto y enviarlo a casa, agreguemos algunos condimentos. Agregue un poco de queso Cotija desmenuzado (o parmesano rallado si no puede encontrar Cotija o déjelo afuera si es vegano y / o no tiene lácteos) ...

... y, quizás un poco poco convencional para un guacamole, un condimento criollo de cualquier tipo (¡pero me encanta el de Tony Chachere!)

Revuelva todo con suavidad, pero muy bien para que todos los condimentos se vuelvan agradables y se doblen. Deben distribuirse uniformemente por todo el guacamole, asegurándose de que no sea demasiado en un área que en otra. Debe ser agradable y disperso.

Entonces, cuando esté todo mezclado, ¡debería verse así! De acuerdo, toma esas fichas porque estamos en modo de inmersión principal.

Pero también siéntase libre de transferir un poco a un tazón y hacer que se vea bonito y esas cosas (este arreglo que se muestra aquí es tan Martha Stewart como lo obtendrás conmigo).

... saborea la explosión de sabor que vas a experimentar ...

… Y anímate. Estarás tan orgulloso de ti mismo y te puedo garantizar que aquellos que lo prueben dirán que es uno de los mejores guacamoles en los que jamás hayan metido su chip (o dedo). Y si su oficina tiene un guacamole cocinado, ¡tiene prácticamente la garantía de que lo ganará!


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente base obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. Bien, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una pequeña cebolla amarilla (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. Lo sugiero).

... hasta que esté agradable y puré con un poco de grumosidad todavía allí. Deja eso a un lado por el momento.

Ahora centrémonos en lo que hace que un guacamole sea un guacamole: ¡AGUACATES HASS! Consiga un montón de ellos.

Deben ser semi-firmes al tacto, no como una pelota de tenis, pero tampoco como una pelota Koosh, más como una pelota de arcilla o una pelota antiestrés. Si están duros cuando los compra en su mercado, déjelos en una bolsa marrón y se convertirán en la madurez perfecta en 2-3 días.

Córtelos por la mitad, cortando alrededor del hoyo grande (o directamente a través de él si su cuchillo es lo suficientemente afilado para hacer eso) ...

Retire el hoyo y tírelo a la basura (o guárdelo como mascota) ...

... saca esa carne de aguacate de las paredes internas de la piel exterior ...

… Y agréguelo a un tazón grande para mezclar. Repite lo mismo con todos los aguacates.

Ahora tome un machacador de papas y triture los aguacates hasta obtener la consistencia de guacamole deseada.

Personalmente, me gusta triturarlo hasta que esté suave pero con muchos trozos de aguacate todavía presentes por todas partes. Así que, básicamente, no se exceda.

Ahora tome nuestro puré mezclado de antes ...

… Y agréguelo al puré de aguacates, revolviendo bien con todo.

… Y dóblelos también.

Y para terminar esto y enviarlo a casa, agreguemos algunos condimentos. Agregue un poco de queso Cotija desmenuzado (o parmesano rallado si no puede encontrar Cotija o déjelo afuera si es vegano y / o no tiene lácteos) ...

... y, quizás un poco poco convencional para un guacamole, un condimento criollo de cualquier tipo (¡pero me encanta el de Tony Chachere!)

Revuelva todo con suavidad, pero muy bien para que todos los condimentos se vuelvan agradables y se doblen. Deben distribuirse uniformemente por todo el guacamole, asegurándose de que no sea demasiado en un área que en otra. Debe ser agradable y disperso.

Entonces, cuando esté todo mezclado, ¡debería verse así! ¡De acuerdo, agarra esas fichas porque estamos en modo de inmersión principal!

Pero también siéntase libre de transferir un poco a un tazón y hacer que se vea bonito y esas cosas (este arreglo que se muestra aquí es tan Martha Stewart como lo obtendrás conmigo).

... saborea la explosión de sabor que vas a experimentar ...

… Y anímate. Estarás muy orgulloso de ti mismo y te puedo garantizar que quienes lo prueben dirán que es uno de los mejores guacamoles en los que jamás hayan metido su chip (o dedo). Y si su oficina tiene un guacamole cocinado, ¡tiene prácticamente la garantía de que lo ganará!


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente base obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. De acuerdo, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una pequeña cebolla amarilla (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. Lo sugiero).

... hasta que esté agradable y puré con un poco de grumosidad todavía allí. Deja eso a un lado por el momento.

Ahora centrémonos en lo que hace que un guacamole sea un guacamole: ¡AGUACATES HASS! Consiga un montón de ellos.

Deben ser semi-firmes al tacto, no como una pelota de tenis, pero tampoco como una pelota Koosh, más como una pelota de arcilla o una pelota antiestrés. Si están duros cuando los compra en su mercado, déjelos en una bolsa marrón y se convertirán en la madurez perfecta en 2-3 días.

Córtelos por la mitad, cortando alrededor del hoyo grande (o directamente a través de él si su cuchillo es lo suficientemente afilado para hacer eso) ...

Retire el hoyo y tírelo a la basura (o guárdelo como mascota) ...

... saca esa carne de aguacate de las paredes internas de la piel exterior ...

… Y agréguelo a un tazón grande para mezclar. Repite lo mismo con todos los aguacates.

Ahora tome un machacador de papas y triture los aguacates hasta obtener la consistencia de guacamole deseada.

Personalmente, me gusta triturarlo hasta que esté suave pero con muchos trozos de aguacate todavía presentes por todas partes. Así que, básicamente, no se exceda.

Ahora tome nuestro puré mezclado de antes ...

… Y agréguelo al puré de aguacates, revolviendo bien con todo.

… Y dóblelos también.

Y para terminar esto y enviarlo a casa, agreguemos algunos condimentos. Agregue un poco de queso Cotija desmenuzado (o parmesano rallado si no puede encontrar Cotija o déjelo afuera si es vegano y / o no tiene lácteos) ...

... y, quizás un poco poco convencional para un guacamole, un condimento criollo de cualquier tipo (¡pero me encanta el de Tony Chachere!)

Revuelva todo con suavidad, pero muy bien para que todos los condimentos se vuelvan agradables y se doblen. Deben distribuirse uniformemente por todo el guacamole, asegurándose de que no sea demasiado en un área que en otra. Debe ser agradable y disperso.

Entonces, cuando esté todo mezclado, ¡debería verse así! De acuerdo, toma esas fichas porque estamos en modo de inmersión principal.

Pero también siéntete libre de transferir un poco a un tazón y hacer que se vea bonito y esas cosas (este arreglo que se muestra aquí es tan Martha Stewart como lo vas a conseguir conmigo).

... saborea la explosión de sabor que vas a experimentar ...

… Y anímate. Estarás muy orgulloso de ti mismo y te puedo garantizar que quienes lo prueben dirán que es uno de los mejores guacamoles en los que jamás hayan metido su chip (o dedo). Y si su oficina tiene un guacamole cocinado, ¡tiene prácticamente la garantía de ganarlo!


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente básico obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. De acuerdo, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una pequeña cebolla amarilla (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. Lo sugiero).

... hasta que esté agradable y puré con un poco de grumosidad todavía allí. Deje eso a un lado por el momento.

Ahora centrémonos en lo que hace que un guacamole sea un guacamole: ¡AGUACATES HASS! Consiga un montón de ellos.

Deben ser semi-firmes al tacto, no como una pelota de tenis, pero tampoco como una pelota Koosh, más como una pelota de arcilla o una pelota antiestrés. Si están duros cuando los compra en su mercado, déjelos en una bolsa marrón y se convertirán en la madurez perfecta en 2-3 días.

Córtelos por la mitad, cortando alrededor del hoyo grande (o directamente a través de él si su cuchillo es lo suficientemente afilado para hacer eso) ...

Retire el hoyo y tírelo a la basura (o guárdelo como mascota) ...

... saca esa carne de aguacate de las paredes internas de la piel exterior ...

… Y agréguelo a un tazón grande para mezclar. Repite lo mismo con todos los aguacates.

Ahora tome un machacador de papas y triture los aguacates hasta obtener la consistencia de guacamole deseada.

Personalmente, me gusta triturarlo hasta que esté suave pero con muchos trozos de aguacate todavía presentes por todas partes. Así que, básicamente, no se exceda.

Ahora tome nuestro puré mezclado de antes ...

… Y agréguelo al puré de aguacates, revolviendo bien con todo.

… Y dóblelos también.

Y para terminar esto y enviarlo a casa, agreguemos algunos condimentos. Agregue un poco de queso Cotija desmenuzado (o parmesano rallado si no puede encontrar Cotija o déjelo afuera si es vegano y / o no tiene lácteos) ...

... y, quizás un poco poco convencional para un guacamole, un condimento criollo de cualquier tipo (¡pero me encanta el de Tony Chachere!)

Revuelva todo con suavidad, pero muy bien para que todos los condimentos se vuelvan agradables y se doblen. Deben distribuirse uniformemente por todo el guacamole, asegurándose de que no sea demasiado en un área que en otra. Debe ser agradable y disperso.

Entonces, cuando esté todo mezclado, ¡debería verse así! De acuerdo, toma esas fichas porque estamos en modo de inmersión principal.

Pero también siéntase libre de transferir un poco a un tazón y hacer que se vea bonito y esas cosas (este arreglo que se muestra aquí es tan Martha Stewart como lo obtendrás conmigo).

... saborea la explosión de sabor que vas a experimentar ...

… Y anímate. Estarás muy orgulloso de ti mismo y te puedo garantizar que quienes lo prueben dirán que es uno de los mejores guacamoles en los que jamás hayan metido su chip (o dedo). Y si su oficina tiene un guacamole cocinado, ¡tiene prácticamente la garantía de que lo ganará!


Guacamole de ajo asado

El guacamole es una de esas cosas que creo que muchos de nosotros miramos de niños y lamemos de adultos. Y puedo comerlo a diario. Y aparentemente también mi sobrina de 1,5 años, ya que está obsesionada con la mía.

Ahora tampoco hay límites sobre cómo uno elige hacer su guacamole siempre que tenga ese ingrediente base obligatorio: los aguacates. A partir de ahí, el cielo es el límite de cómo darle personalidad a este rey de los baños verdes.

Bueno, amigos. Los ingredientes secretos de mi fácil y estupendo guacamole son el ajo asado (receta aquí) y el queso Cotija. Y va a ganar el apetito y el corazón de cualquier amante del guacamole.

En pocas palabras: ESTO. GUAC. ROCAS.

¡Así es como lo hice !:

Un ingrediente clave para un guacamole exitoso son tantos ingredientes verdes como sea posible. De acuerdo, eso puede ser una coincidencia, pero con toda seriedad, necesitamos algunas limas.

Exprime el jugo de ellos y reserva.

Ahora toma una cebolla amarilla pequeña (una que parezca tan grande en la palma de tu mano) ...

... y cortar en discos en trozos grandes.

Ahora tome un chile jalapeño ...

... cortar el tallo y cortar a lo largo, quitando la costilla blanca interna y todas las semillas ...

… Entonces se ve así. ¡Esto eliminará prácticamente todas las especias y el picante del pimiento y no será picante en absoluto! ¡Así que sugiero agregarlo ya que proporciona un sabor maravilloso!

Corta el jalapeño en trozos de este tamaño.

Ahora tome algunas hojas frescas de cilantro, descartando los tallos (y si odia el cliantro, sí, puede omitirlo. Pero estará tan mezclado con otros ingredientes que no será dominante ni siquiera se destacará por sí solo. I do suggest it).

…until it’s nice and puréed with some light chunkiness still going on in there. Set that aside for the time being.

Now let’s focus on what makes a guacamole a guacamole: HASS AVOCADOS! Get a bunch of them.

They should be semi-firm to the touch not like a tennis ball, but not like a Koosh ball either – more like a ball of clay or a stress ball. If they’re hard when you get them from your market, leave them in a brown bag and they’ll become the perfect ripeness within 2-3 days.

Slice them in half, cutting around the large pit (or directly through it if your knife is sharp enough to do that)…

Remove the pit and toss it in the trash (or keep it as a pet)…

…scoop out that avocado meat from the inner walls of the outer skin…

…and add it to a large mixing bowl. Repeat the same thing with all the avocados.

Now take a potato masher and mash the avocados up to the desired guacamole consistency.

I personally like to mash it until it’s smooth but with plenty of chunks of avocado still present throughout. So, basically, don’t overdo it.

Now take our blended purée from earlier…

…and add it to the mashed avocados, stirring it in nicely with everything.

…and fold those in as well.

And to finish this off and send it home, let’s add a few seasonings. Add in some crumbled Cotija cheese (or grated Parmesan if you absolutely can’t find Cotija or leave it out if you’re vegan and/or dairy-free)…

…and, perhaps a bit unconventional for a guacamole some Creole seasoning of any sort (but I love Tony Chachere’s!)

Stir everything together gently, but really well so all of the seasonings get nice and folded in. They should be evenly distributed throughout the guacamole, making sure it’s not all too much in one area versus another. It should be nice and dispersed.

So when it’s all mixed together, it should look just like this! Okay, grab those chips because we’re in prime dipping mode!

But also feel free to transfer some to a bowl and make it look all pretty and stuff (this arrangement pictured here is about as Martha Stewart as you’re gonna get with me).

…savor the flavor burst you are going to experience…

…and cheer. You will be so proud of yourself and I can guarantee you that those who try it will say it’s one of the finest guacamoles they’ve ever dipped their chip (or finger) into. And if your office has a guacamole cook off, you’re pretty much guaranteed to win it!


Roasted Garlic Guacamole

Guacamole is one of those things I think a lot of us stare at as kids and lap up as adults. And I can eat it on a daily basis. And apparently so can my 1.5 year old niece since she’s obsessed with mine.

Now there are also no limits to how one chooses to make their guacamole so long as it has that one mandatory base ingredient: Avocados. From there, the sky’s the limit on how to give this king of green dips its personality.

Well, folks. The secret ingredients to my easy and estupendo guacamole is roasted garlic (recipe here) and Cotija cheese. And it’s going to win the appetites and hearts of any guacamole lover.

To put it quite simply – THIS. GUAC. ROCKS.

Here’s How I Made It!:

A key ingredient to a successful guacamole are as many green ingredients as possible. Okay, that may just be coincidental, but in all seriousness, we need some limes.

Squeeze the juice out of them and set aside.

Now take a small yellow onion (one that looks about this big in the palm of your hand)…

…and coarsely slice into discs.

Now take a jalapeño pepper…

…cut off the stem and slice longways, removing the inner, white rib and all seeds…

…so it looks like this. This will remove virtually all spice and heat from the pepper and it won’t be spicy at all! So I suggest adding it since it provides some wonderful flavor!

Slice the jalapeño up into chunks about this big.

Now take some fresh cilantro leaves, discarding the stems (and if you hate cliantro, yes, you can leave it out. But it will be so blended with other ingredients it won’t be overbearing nor will it even really standout on its own so I do suggest it).

…until it’s nice and puréed with some light chunkiness still going on in there. Set that aside for the time being.

Now let’s focus on what makes a guacamole a guacamole: HASS AVOCADOS! Get a bunch of them.

They should be semi-firm to the touch not like a tennis ball, but not like a Koosh ball either – more like a ball of clay or a stress ball. If they’re hard when you get them from your market, leave them in a brown bag and they’ll become the perfect ripeness within 2-3 days.

Slice them in half, cutting around the large pit (or directly through it if your knife is sharp enough to do that)…

Remove the pit and toss it in the trash (or keep it as a pet)…

…scoop out that avocado meat from the inner walls of the outer skin…

…and add it to a large mixing bowl. Repeat the same thing with all the avocados.

Now take a potato masher and mash the avocados up to the desired guacamole consistency.

I personally like to mash it until it’s smooth but with plenty of chunks of avocado still present throughout. So, basically, don’t overdo it.

Now take our blended purée from earlier…

…and add it to the mashed avocados, stirring it in nicely with everything.

…and fold those in as well.

And to finish this off and send it home, let’s add a few seasonings. Add in some crumbled Cotija cheese (or grated Parmesan if you absolutely can’t find Cotija or leave it out if you’re vegan and/or dairy-free)…

…and, perhaps a bit unconventional for a guacamole some Creole seasoning of any sort (but I love Tony Chachere’s!)

Stir everything together gently, but really well so all of the seasonings get nice and folded in. They should be evenly distributed throughout the guacamole, making sure it’s not all too much in one area versus another. It should be nice and dispersed.

So when it’s all mixed together, it should look just like this! Okay, grab those chips because we’re in prime dipping mode!

But also feel free to transfer some to a bowl and make it look all pretty and stuff (this arrangement pictured here is about as Martha Stewart as you’re gonna get with me).

…savor the flavor burst you are going to experience…

…and cheer. You will be so proud of yourself and I can guarantee you that those who try it will say it’s one of the finest guacamoles they’ve ever dipped their chip (or finger) into. And if your office has a guacamole cook off, you’re pretty much guaranteed to win it!


Roasted Garlic Guacamole

Guacamole is one of those things I think a lot of us stare at as kids and lap up as adults. And I can eat it on a daily basis. And apparently so can my 1.5 year old niece since she’s obsessed with mine.

Now there are also no limits to how one chooses to make their guacamole so long as it has that one mandatory base ingredient: Avocados. From there, the sky’s the limit on how to give this king of green dips its personality.

Well, folks. The secret ingredients to my easy and estupendo guacamole is roasted garlic (recipe here) and Cotija cheese. And it’s going to win the appetites and hearts of any guacamole lover.

To put it quite simply – THIS. GUAC. ROCKS.

Here’s How I Made It!:

A key ingredient to a successful guacamole are as many green ingredients as possible. Okay, that may just be coincidental, but in all seriousness, we need some limes.

Squeeze the juice out of them and set aside.

Now take a small yellow onion (one that looks about this big in the palm of your hand)…

…and coarsely slice into discs.

Now take a jalapeño pepper…

…cut off the stem and slice longways, removing the inner, white rib and all seeds…

…so it looks like this. This will remove virtually all spice and heat from the pepper and it won’t be spicy at all! So I suggest adding it since it provides some wonderful flavor!

Slice the jalapeño up into chunks about this big.

Now take some fresh cilantro leaves, discarding the stems (and if you hate cliantro, yes, you can leave it out. But it will be so blended with other ingredients it won’t be overbearing nor will it even really standout on its own so I do suggest it).

…until it’s nice and puréed with some light chunkiness still going on in there. Set that aside for the time being.

Now let’s focus on what makes a guacamole a guacamole: HASS AVOCADOS! Get a bunch of them.

They should be semi-firm to the touch not like a tennis ball, but not like a Koosh ball either – more like a ball of clay or a stress ball. If they’re hard when you get them from your market, leave them in a brown bag and they’ll become the perfect ripeness within 2-3 days.

Slice them in half, cutting around the large pit (or directly through it if your knife is sharp enough to do that)…

Remove the pit and toss it in the trash (or keep it as a pet)…

…scoop out that avocado meat from the inner walls of the outer skin…

…and add it to a large mixing bowl. Repeat the same thing with all the avocados.

Now take a potato masher and mash the avocados up to the desired guacamole consistency.

I personally like to mash it until it’s smooth but with plenty of chunks of avocado still present throughout. So, basically, don’t overdo it.

Now take our blended purée from earlier…

…and add it to the mashed avocados, stirring it in nicely with everything.

…and fold those in as well.

And to finish this off and send it home, let’s add a few seasonings. Add in some crumbled Cotija cheese (or grated Parmesan if you absolutely can’t find Cotija or leave it out if you’re vegan and/or dairy-free)…

…and, perhaps a bit unconventional for a guacamole some Creole seasoning of any sort (but I love Tony Chachere’s!)

Stir everything together gently, but really well so all of the seasonings get nice and folded in. They should be evenly distributed throughout the guacamole, making sure it’s not all too much in one area versus another. It should be nice and dispersed.

So when it’s all mixed together, it should look just like this! Okay, grab those chips because we’re in prime dipping mode!

But also feel free to transfer some to a bowl and make it look all pretty and stuff (this arrangement pictured here is about as Martha Stewart as you’re gonna get with me).

…savor the flavor burst you are going to experience…

…and cheer. You will be so proud of yourself and I can guarantee you that those who try it will say it’s one of the finest guacamoles they’ve ever dipped their chip (or finger) into. And if your office has a guacamole cook off, you’re pretty much guaranteed to win it!


Ver el vídeo: Cómo Hacer Pasta de Ajo Asado Casero. Receta Fácil. Tenedor Libre (Enero 2022).