Recetas inusuales

Localización, planificación y preparación de su jardín

Localización, planificación y preparación de su jardín

Este artículo lo lleva a través de los pasos desde dónde ubicar su jardín, cómo hacer un mapa de plantación y averiguar sus requisitos de semillas y plantas, dónde ubicar qué cultivo y cómo preparar su suelo para plantar.

Recuerde, no necesita tierra para cultivar su propia comida. Los patios, balcones y terrazas soleados ofrecen oportunidades para la jardinería en macetas e igualdad de oportunidades para cosechas abundantes.


Seleccione un lugar soleado y seco

Para su jardín, elija un lugar que tenga la mayor exposición al sol, esté protegido del viento y tenga el mejor drenaje (sin lugares donde se acumule agua). Las verduras y las frutas pequeñas necesitan al menos 6, preferiblemente de 8 a 10 horas de sol en un área nivelada con tierra suelta y bien drenada. Los lugares que están a la sombra de una pared o un árbol no son adecuados.

Cuando elija su lugar, tenga un plan de cómo regar su jardín. El fácil acceso al agua, como una manguera, facilita las tareas de jardinería.

También tenga en cuenta los peligros potenciales. Por ejemplo, si su vecino tiene un césped impecable y libre de malezas, eso podría ser un indicador del uso de pesticidas y fumigación con herbicidas. En ese caso, querrá que su jardín esté lo más lejos posible del límite de la propiedad. Uno de los principales beneficios de cultivar sus propias verduras y frutas pequeñas es que garantiza que son orgánicas y totalmente libres de pesticidas y herbicidas nocivos para la salud.

¡Habla con tus vecinos!

Pregunte a sus vecinos cómo ubicaron sus jardines. Sus vecinos jardineros seguramente tendrán muchos consejos útiles sobre jardinería.

Haz un mapa de plantación

Mide el espacio disponible para tu jardín. Si tiene mucho espacio y tiene dudas sobre el tamaño, comience con algo pequeño y amplíe a medida que obtenga más experiencia. Recuerde planificar espacios de acceso y pasillos para desyerbar y cosechar. Es posible que necesite una cerca contra perros, gatos, conejos u otros animales.
Dibuja un mapa que muestre la ubicación de tus cultivos. Organice sus cultivos por familia de cultivos y altura. No querrás que tus tomates den sombra a tus hierbas. Las plantas altas y los enrejados deben estar en el lado norte. Los cultivos perennes (es decir, ruibarbo, frutas pequeñas) deben plantarse a los lados, para que no interfieran con la labranza anual.
Al asignar espacio para diferentes cultivos, tenga en cuenta que cada planta crecerá. Las semillas pequeñas se convierten en plantas grandes, así que deje espacio para que pueda acceder a la planta madura. Recoger tomates, por ejemplo, requiere acceso de manos y rodillas. Consulte los artículos individuales sobre cultivos para obtener información sobre el espaciamiento y el tamaño de la planta madura.
Use un lápiz de color diferente para cada familia de cultivos para colorear su mapa de plantación. Usar el mismo código de color cada año le ayudará a realizar un seguimiento de la rotación de cultivos.

Familias de cultivos

Hay alrededor de una docena de familias de cultivos. Solo debes plantar de la misma familia una vez cada dos años en el mismo lugar.

Calcular rendimientos

Para calcular cuánto plantar, haga una estimación de las necesidades de frutas y productos agrícolas de su familia. Distinga entre cultivos que necesitan consumirse frescos en pequeñas cantidades pero que se pueden sembrar consecutivamente a lo largo de la temporada (es decir, lechuga) y cultivos que se pueden conservar o congelar (es decir, tomates, bayas).
Su rendimiento también variará dependiendo de las condiciones climáticas de ese año (luz solar, humedad, etc.). Recuerde: cuando llega el momento de la cosecha, debe estar listo para recolectar, refrigerar y procesar su cosecha en el lugar y rápidamente.

No todas las variedades rinden lo mismo

Seleccione sus plantas con cuidado: una planta de 'tomate cherry' tiene un rendimiento diferente al de un 'tomate bistec', así que tenga en cuenta los diferentes rendimientos.

Lleva un diario de jardín

Mantenga notas en un diario o calendario sobre lo que planta, cuándo comienza a sembrar, plantar, fertilizar y cualquier evento inusual (ataques de insectos, lluvia o sequía excesivas, heladas tardías). Anote las fechas de cosecha y los rendimientos. Guarde su diario de jardín y mapas de plantación anual; serán útiles para ayudarlo a seleccionar semillas / plantas y determinar la rotación de cultivos en los años siguientes.
Asegúrese de anotar las variedades específicas de semillas y plantas que funcionan bien en su jardín o guarde los paquetes, para que pueda comprarlos nuevamente. Es difícil recordar las diferentes variedades de un año a otro.

Preparando el suelo

1. Primero tienes que preparar tu suelo. Con su pico y pala, quite cualquier capa de césped, césped, malezas (¡no olvide sacar las raíces!). También elimine las rocas grandes y la basura. Es posible que deba usar un pico para romper la tierra.

Una vez que se afloje la tierra, comience en un extremo de su jardín y excave un canal a lo ancho o largo de su jardín hasta la profundidad de dos palas. Cuando llegue al borde lejano, comience un segundo canal inmediatamente al lado del que acaba de completar arrojando esta tierra al primer canal. Repita el proceso de cavar un canal y rellenar el canal anterior en su jardín. Debido a que está tomando dos paladas del mismo lugar, este proceso se llama "excavación doble". A medida que revuelve la tierra del jardín, puede incorporar enmiendas al suelo como turba, compost y materia orgánica similar.

Como paso final de la preparación del suelo, rastrille el jardín para que quede liso y nivelado.
Consulte el artículo sobre suelo, fertilizantes, mantillo y rotación de cultivos. Consulte con sus viveros locales u otros jardineros sobre las condiciones de su suelo y el tipo de suelo.



Ver el vídeo: CÓMO ELEGIR los MEJORES ÁRBOLES para PLANTAR en tu PARCELA - Colaboración con Huerta Forestal. (Octubre 2021).